¿Cómo tomamos la tensión del ojo?

By | 9 abril, 2006

En este artículo explicaba en qué consiste la tensión del ojo. Pero, ¿cómo la medimos?.

Planteemos el problema

Para poder hacernos una idea, vamos a utilizar un ejemplo fácil de entender: ¿cómo medimos la presión de un neumático?. En las gasolineras hay un medidor de presión, conectamos esa especie de manguera a la válvula del neumático y directamente nos dice la presión. O sea, a través de la válvula el medidor entra en contacto directo con el aire de dentro del neumático.
Trasladando el problema al ojo, la tarea no es tan fácil porque el globo ocular no tiene una válvula, está herméticamente cerrado y no podemos acceder al interior si no es de una forma cruenta. ¿Qué es eso de “forma cruenta”?. Pues pinchar el ojo e introducir un sistema de medir la presión. Para el que le haya dado repelús sólo de pensarlo, que se tranquilice: aunque teóricamente sería la mejor manera de realizarlo, lo hacemos de otra forma.

El método aproximado

Veamos, ¿qué hacemos para calcular “a ojo” si un neumático está deshinchado?. Le damos pataditas, ¿no?. Si fuera el neumático de una bicicleta, podemos hacerlo con los dedos, apretamos el neumático para comprobar lo duro que está. Y si fuera un balón también presionamos para intentar deformarlo; si nos cuesta mucho trabajo está bien hinchado.  Bien, pues con el ojo es lo mismo. ¿Cómo, que el oftalmólogo presiona el ojo con el dedo a ver qué tal va de presión?. Pues la verdad es que sí; lo hacemos presionando sobre el párpado superior para no tocar el ojo directamente, y así nos hacemos una idea de cómo está la presión. Os puedo asegurar que con la práctica se le coje el truco. Pero ya habréis adivinado que hay métodos más exactos. Esta forma de estimar la presión la realizamos cuando no tenemos a mano el aparato de medir la presión (por ejemplo, evaluamos a un paciente que está ingresado en una cama del hospital y no se puede desplazar a la consulta de oftalmología).

El método exacto

Así que de momento nos olvidamos de esta forma de medición digital (es digital porque lo hacemos con el dedo).
El aparato que mide la presión intraocular se llama tonómetro. Existen varios tipos de tonómetros, todos se basan en el mismo principio de antes: el ojo ofrece una resistencia a ser deformado que es directamente proporcional a la presión que hay en su interior.  Por tanto, el tonómetro tiene que hacer una fuerza sobre la parte de fuera del ojo y comprobar si se deforma. ¿Pero sobre qué parte?. Nosotros tenemos acceso a dos estructuras del ojo: la córnea (que es transparente y deja ver el iris y la pupila que hay por detrás), y la esclera (lo “blanco” del ojo, que está cubierta de la conjuntiva semitransparente). La esclera es bastante más rígida y heterogénea, así que lo mejor es utilizar la córnea.

Exiten unos tonómetros muy antiguos que tenían como un sistema de pesas y una especie de compás. Aunque me consta que todavía debe haber alguno en circulación, es un método obsoleto y propio ya de un museo, no merece la pena ni dar nombres o poner imágenes. La tonometría actualmente vigente es la llamada tonometría de aplanación, que se realiza con el prisma de Goldmann.  Este prisma es como un tubito de plástico más o menos transparente (realmente es más como un cono truncado, pero tampoco vamos a entrar en tanto detalle). Se puede colocar con un dispositivo a la lámpara de hendidura, y se llama tonómetro de Goldmann, o bien se puede poner en un dispositivo portátil, y entonces se llama tonómetro de Perkins.
Lo de los nombres de los tonómetros realmente no tiene importancia (doy estos datos por si este artículo lo leen estudiantes de optometría o alguien con interés en profundizar más en el tema); lo importante es saber que este tonómetro es el más exacto, los sistemas más modernos no son capaces de igualar la precisión de este tonómetro.

Bueno, vamos a ver ahora unas fotos. Primero vemos lo que es el prisma de Goldmann:

Hemos dicho que el prisma se puede adaptar a la lámpara de hendidura. Aquí abajo lo vemos:

Y también podemos adaptar el prisma a un sistema portatil, el Perkins:

Aquí lo pongo a más aumento para que se vea el cono que mide la presión:

Y aquí vemos cómo se utiliza:

Por las imágenes, ya podeis suponer que la parte plana del prisma se debe poner en contacto con el ojo, concretamente con la córnea. ¿Y eso no molesta?. Lo normal es pensar que el ojo es sensible a que lo toquen, ¿no?. De hecho, la córnea es la parte más sensible de todo el cuerpo humano, en cuanto a terminaciones nerviosas. Y sin embargo esta prueba es totalmente indolora, precisamente porque previamente hemos anestesiado la córnea con una gota de colirio anestésico. El paciente no nota nada, sólo ve que se acerca una luz azul, y nada más.

Hemos dicho que la tonometría es de aplanación. Eso quiere decir que lo que intenta el tonómetro es aplanar la córnea. Se coloca en la parte central de la córnea, que es curva, y al aponerse la parte final del prisma, que es recta, el prisma tiende a rectificar la curvatura natural de la córnea. Es decir, la aplana.

La resistencia natural de la córnea a ser deformada y la presión que hay en el ojo son los dos factores que se oponen a la aplanación. El tejido de la córnea es muy homogéneo, por lo que para un grosor estándar de la córnea, se puede calcular qué resistencia hace el tejido. Existen otras fuerzas en juego, como el poder de cohesión del agua de la lágrima, pero también se puede calcular y es bastante estable. Por tanto, siendo todos los demás factores constantes y previamente estimados, la única variable es la presión intraocular. Hay un detalle que queda suelto,  que ahora se le da mucha importancia, pero de momento dejaré que pase desapercibido, luego volveré a él.

Métodos nuevos

Existen otros tonómetros más modernos, hablaré del más famoso: el tonómetro de aire o neumotonómetro. Se usa mucho en las ópticas y es una máquina que da como un “soplido” al ojo. El fundamento es el mismo; la columna de aire deforma la córnea, y una especie de “cámara” registra la deformación que realiza el aire sobre la córnea. Con respecto al tonómetro de aplanación, tiene varias ventajas:
- No entra en contacto directo con el ojo: en algunas circunstancias nos puede interesar no tocar la córnea con nada, con lo que el tonómetro de aire sería mejor opción que el Goldmann.
- Es automático, la medición la hace una máquina, con lo que no tiene que aprender una persona a medir.
- La ventaja más importante: Al no necesitar utilizar colirio ni contacto directo con el ojo, puede utilizarse por personas que no sean oftalmólogos. Es decir, que está en las ópticas, porque puede utilizarlo un optometrista.
Sólo por esto último, se está convirtiendo en un sistema de medición ampliamente difundido.
Pero tiene un problema importante, y es que no sólo no es mejor que el Goldmann, sino que en general es más inexacto. Esto es un problema cuando nos interesa afinar mucho con la tensión.
Por eso, actualmente las funciones del tonómetro de aire son 2:
- Como despistaje (screening) en la población general: Uno se toma la tensión con el de aire, y si da alta, hay que comprobar el dato con el Goldann, que es más fiable. Si con el tonómetro de aire obtenemos una tensión rigurosamente normal, en principio no hay que comprobarla, porque el aparato se suele equivocar más hacia arriba que hacia abajo. Por ejemplo, si sale 23 mmHg, habrá que comprobarlo con el Goldmann (pero sin prisas, no es una urgencia oftalmológica). Si sale 14 mmHg, no hace falta comprobarlo (porque aunque se equivoque y sea 2 ó 3 más, siguen siendo tensiones normales).
- Para tomar la tensión tras una cirugía del ojo. Con la herida todavía sin cicatrizar, tomamos la tensión sin tocar mucho el ojo, con el de aire. No necesito una gran precisión, sólo para saber sobre qué cifras ando. Si me da una tensión de 19 mmHg me quedo tranquilo, me da igual que realmente sea 17 ó 22. Yo quiero descartar que no tenga 35, por ejemplo.

Pero si estamos evaluando o sospechando un glaucoma, o por cualquier causa queremos saber la cifra exacta, siempre tendremos que recurrir al Goldann. Por estos motivos, es una consulta en principio no es muy rentable comprar el tonómetro de aire.

El grosor sí importa

Me permito utilizar un doble sentido facilón para poner el nombre a la última sección del artículo. Ahora saco a relucir un detalle sobre el que he pasado rápidamente por encima al explicar el fundamento del tonómetro. Decía que para un grosor estándar de córnea podemos estimar la resistencia que hace la córnea a ser deformada. Una vez “eliminado” ese factor conocido, el factor que queda que se resiste a la aplanación es la tensión ocular. Así el tonómetro está calibrado para que no cuente con esa resistencia del tejido de la córnea. Pero, claro, no siempre vamos a encontrarnos con córneas de un grosor estándar.
Para entenderlo bien, volvamos al ejemplo del neumático. Supongamos que se pincha la rueda de un tractor. La presión dentro del neumático es la misma que fuera, y sin embargo, si intentamos presionar el neumático, no podremos deformarlo. Si no nos damos cuenta que no es una rueda normal, sino que es de tractor, podríamos pensar que tiene bien la presión. Pero no, es que sencillamente el mismo grosor del caucho resiste nuestro intento de deformación. Con lo cual un mayor grosor de la goma del neumático simula una mayor presión.
Con la córnea ocurre lo mismo. Lo normal es tener una córnea en torno a 550 micras. Pequeños cambios de 5-10 micras apenan alteran la medición. Pero una córnea de 600 micras sí que la modifica, de forma que  la tensión que obtenemos es más alta que la que tenemos en realidad. De forma fácil de recordar, las córneas gruesas sobreestiman la presión y las córneas finas la infraestiman. Cada vez encontramos más ejemplos de córneas finas, debido a las operaciones de láser para quitarse la graduación. Como adelgazan sustancialmente la córnea, al medir la tensión del ojo nos suelen salir cifras de 8-10 mmHg, aunque realmente el ojo tiene 15-16 mmHg.
Esto del grosor corneal es relativamente nuevo, y ahora es lo que está de moda en el mundillo de la córnea. Se han elaborado fórmulas y tablas de corrección de la presión obtenida con el tonómetro, de forma que modificamos este dato en función del grosor corneal. Así, en una córnea gruesa deberemos restar un número a la cifra que nos salgan de tensión, y en córneas finas haremos lo contrario. Esto tiene un problema: tenemos que saber el grosor corneal, y para ello necesitamos un aparato llamado paquímetro. El paquímetro no formaba parte del aparataje de la consulta general ni de la de glaucoma. Es un aparato caro que no tiene todo el mundo, ni mucho menos.

(Visitado 34.046 veces, 24 visitas hoy)
9 abril, 2006

63 thoughts on “¿Cómo tomamos la tensión del ojo?

  1. Johanna

    Como dije en otro comentario, creo que es muy didáctica la forma de entregar la información.

    Muchas gracias y un saludo cordial,

    JOhanna Badtke Epple

    PD 1.-: ¿Dónde puedo leer acerca del queratocono?
    PD 2.- ¿Es posible recibir información en mi correo?

    Gracias otra vez.

    Reply
  2. Ocularis

    No he realizado búsquedas de información para el público general sobre el queratocono, así que no te puedo ayudar en ese sentido. Mencionar que el tema del queratocono está en la lista de artículos pendientes (que se puede visitar en el foro), con lo que espero que en un futuro no lejano puedas encontrar esta información en el blog.

    El asunto de la información por mail lo he atendido en el otro artículo.

    Un saludo.

    Reply
  3. Mª Carmen

    Mi interés por conocer como se toma la tensión ocular ha sido perfectamente constestada.
    Sin otro particular, recibe un cordial saludo.

    Reply
  4. Andrés

    Excelente artículo, muy pedagógico. ¿El queratocono contraindica este examen? Gracias finales y saludos! A.

    Reply
  5. alfredo

    muy didacticas tus explicaciones ,por fin se como se toma la presion,que es la lampara de hendidura,etc.muchas gracias y un fuerte abrazo

    Reply
  6. Emilio

    Hola,

    Me uno a la felicitación por la magistral explicación sobre el glaucoma y los métodos de medición de la PIO. Amena y muy rigurosa.

    Muchas gracias,
    Emilio.

    Reply
  7. Ocularis

    Alguna vez puede que al oftalmólogo le interese anotar la hora en la que se hace la toma. La presión intraocular no es un valor constante a lo largo del día, hay variaciones.

    Reply
  8. Carmelo

    Si cuando nos toman la PIO con el tonómetro retenemos la respiración (vosotros os dais cuenta) da una lectura falsa, supongo que cuando se tose, sobre todo si es una tos fuerte, puede aumentar la PIO momentáneamente.

    Me refiero cuando se tose simplemente, no cuando se tose al mismo tiempo que te hacen la medición.

    Reply
  9. Ocularis

    Todas las maniobras que aumentan la presión en el tórax (toser, hacer fuerza con el abdomen o el cuello) pueden subir de forma transitoria la presión intraocular. Por eso es importante que en las cirugías oculares el paciente esté relajado y no haga fuerza. Una tos es peligrosa en el transcurso de la cirugía, incluso aunque no se mueva la cabeza, ya que aumenta súbitamente la presión vítrea.

    Reply
  10. Victor

    Excelente explicacion ¿Alguna preferencia en cuanto a marca comercial del Tonometro de Perkins?,de no ser asi, cuales Laboratorios lo venden y cual es el precio aproximado.

    Reply
  11. Maria

    Soy estudiante de Medicina de 4º año. He buscado un poco más de información sobre el Glaucoma y tengo que decir que tanto este artículo, como otros que he leído, me han ayudado mucho! Me parece una forma de explicar muy sencilla y fácil de leer. Así que muchas gracias por todo! Así da gusto!!

    Reply
  12. Ocularis

    Victor: No te puedo ayudar. No sé quién vende los tonómetros, ni su precio. Lo siento.

    María: Gracias a ti por la visita. Recuerda que hay más explicaciones que pueden resultar de utilidad; en el marco izquierdo puedes realizar la búsqueda por categorías.
    Un saludo.

    Reply
  13. Mary

    Al igual que el resto de los comentarios que han puesto aquí, desde luego tienes un diez en didáctica. Supongo que te dedicarás a dar clases universitarias, si no es así es una verdadera pérdida!!!! La duda que me ha surgido a mí es la siguiente: si a un paciente le han dicho que podría tener picos de tensión ocular alta porque le han visto pequeños daños en el nervio optico y que se la tiene que revisar periódicamente, ¿puede controlársela en una optica? ¿es fiable?

    Gracias de antemano por tu respuesta.

    Saludos,
    María

    Reply
  14. Ocularis

    Pues la verdad es que lo de dar clases sería algo que me gustaría hacer. Pero me temo que no, no doy clases en la universidad ni en ningún sitio. Algunar charlas o ponencias puntuales, pero no es una labor continuada.
    En cuanto a lo del control de la tensión ocular, depende. Por el momento, la técnica de medición modelo es la tonometría de contacto corneal que he explicado en este artículo.Los demás sistemas se consideran menos exactos, aunque existen tonómetros cada vez más modernos y exactos, que ofrecen muy buenos resultados.
    El que merezca la pena o no hacer más tomas con un sistema de medición en principio menos exacto, depende de cada caso. En algún caso concreto puede que al oftalmólogo le merezca la pena, en otros no.
    Porque recordemos que lo de la presión intraocular es un dato más que utiliza el oftalmólogo para establecer (o no) un diagnóstico o la progresión de un glaucoma. Pero no es el único. Para mí, esta media es una de las cinco exploraciones principales, y no es la más importante.
    Un saludo.

    Reply
  15. Pingback: Ocularis » Blog Archive » Instrumentos de exploración en oftalmología

  16. Pingback: Ocularis » Blog Archive » ¿Qué es el glaucoma? (III): Tratamiento

  17. Jose David

    Me ha gustado mucho la entrada y todas las dudas que tenía me las ha aclarado. Ahora solo tengo una curiosidad, ¿cómo funciona exactamente el paquímetro? ¿Cómo hace para medir el grosor de la córnea?

    Gracias por el artículo.

    Un abrazo!

    Reply
  18. Ocularis

    Actualmente ha varios sistemas que miden el grosor corneal, como sistemas ópticos de topógrafos que miden cara anterior y cara posterior de la córnea, o la OCT de segmento anterior. Pero el paquímetro propiamente dicho, el de toda la vida, es un ecógrafo en modo A. Eso significa que no hace un barrido de ultrasonidos en un plano para obtener una imagen en dos dimensiones, sino que sólo lanza una línea de ultrasonidos. En cierta medida es muy similar al sistema de biometría que se usa para el cálculo de la lente intraocular.
    Apoyamos la sonda en la córnea, de forma que en cuanto sale el sonido ya está viajando en el espesor corneal. El primer salto de tejidos coincide con el paso entre córnea y humor acuoso, y buena parte del sonido rebota y vuelve a la sonda. El aparato sólo tiene que medir la distancia de este primer salto.

    Un saludo.

    Reply
  19. nora

    En el caso de una cornea engrosada a la medida de presion que da, cuanto habria que descontarle para saber la presion real del ojo y que no piensen que es glaucoma

    Reply
  20. GIL

    me ha sido muy util sus comentarios para la tension ocular. Tengo glaucoma y estoy buscando un tonometro portatil que pueda comprar y medirme yo mismo la tension. Saludos

    Reply
  21. Ocularis

    Me temo que es un error lo que planteas. Por varias razones:
    - Los tonómetros portátiles son menos exactos que los de aplanación. Para un despistaje o screening tienen su utilidad, pero para el seguimiento de un glaucoma, muy poco.
    - Más importante todavía: el glaucoma no es como la hipertensión arterial; la tensión ocular es un factor más de la enfermedad. Para evaluar la progresión de la enfermedad, de hecho, no es el más importante. Intentar autocontrolarse la enfermedad y no ir al oftalmólogo es muy peligroso.

    Reply
  22. solange

    hola soy solange de Argentina yo queria saber mas sobre el queratocono..Ya he leido sus dos srticulos pero,egustaria saberun poco mas sobre tratamientos nuevos..
    gracias por esta pagina..
    realmente es de muy buena ayuda..

    un abrazo!!

    Reply
  23. HUGO LEON JARAMILLO TORRES

    hola, mi nombre es hugo león jaramillo torres, de La Virginia (Risaralda) Colombia, me acabo de enterar de esta pagina. ocularis.es, gracias por la información que suministran me ha sido de mucha ayuda el articulo sobre la preción ocular y en general los temas relacionados, muchas gracias los seguire visitando.

    Reply
  24. Juan

    Muy bien escrito, muy comprensile, explicado con un lenguaje, de la calle (sin tecnicimos) Magnífico!!!

    Gracias

    Reply
  25. Dicastro

    Es un trabajo muy bien focalizado y de un gran aporte al conocimiento sobre este tema.

    muy acertado

    Gracias

    Reply
  26. Jose Ceballos

    Me parece bastante interesante, todo lo explicado y claro.
    Pero quisiera que me explicaran si es posible que una persona, que no sea especialista puede tomarse la presión de los ojos.

    Atentamente

    JC.

    9-enero-2010

    Reply
    1. Ocularis

      En la actualidad, es difícil. Existen sistemas que permiten estimar la presión intraocular sin la participación de una segunda persona, pero son bastante inexactos. En la actualidad, el sistema más exacto necesita la participación de un oftalmólogo.

      Reply
  27. JANO

    todas mis dudas a cerca de la tensión ocular han sido aclaradas, siendo yo lego en la materia (sólo un sufrido usuario de los servicios oftalmológicos desde los 3 años y tengo 49!).
    Muchas gracias por tus hábiles explicaciones.
    Saludos desde Coruña.

    Reply
  28. ivan

    Ante todo mil gracias porque da gusto leerte. No te quepa la menor duda de que disfrutamos de lo que escribes a la par de que aprendemos. Muy didáctico, muy sencillo..francamente inmejorable.
    [...]

    Muchas gracias

    Reply
  29. javier

    Francamente agradable de leer, con información poco vista en otras fuentes, amable y con calidad de las imagenes. Enhorabuena.

    Reply
  30. mª carmen

    Enhorabuena, sinceramente me encanta siempre toda la información que expones y la manera en la que lo haces, da gusto leerte, no me canso, eres fenomenal!!!

    Reply
  31. Jorge FAjardo

    Por fvor explique la fisiopatologia por la cual se indica poner gotas antiglaucomatosas 7am y 7 pm en los pacientes
    Gracias

    Reply
    1. Ocularis

      Una buena parte de los colirios hipotensores tienen un tiempo de acción de 12 horas. Por eso, para asegurarnos de tener todo el día cubierto con el tratamiento, hay que ponerse la gota cada 12 horas.

      Reply
  32. zandy

    ahh!!.. que buena forma de explicar..
    son tantas cosas que me daban curiosidad cuando iba con el oftalmologo ..
    gracias

    Reply
  33. asturias

    Una duda que me surge al leerte. Dices que para para la toma de la tensión ocular por contacto con la cornea se ponen gotas de anestesia. Esta anestesia va en el tinte que se usa para explorar el ojo en la lampara de hendidura. Ya que si no a mi mo me echan la anestesia pero la verdad que no me entero de nada.

    Reply
  34. Pingback: perdere peso

  35. Pingback: comprar lenceria

  36. jorge arias saavedra

    No solamente demuestras saber, además tener la generosidad del buen tipo. Soy pintor y estoy preocupado por mi luz – ve mi pintura en la WEB, por favor – ; y me encuentro con tu extraordinario aporte. Gracias por ser como demuestras ser; me encantará alcanzartte uno de mis trabalos. Amo la naturaleza, y su luz, su sombra y sus misterios. Abrazo Jorarsaa

    Reply
  37. jose leandro vivas

    Es un trabajo muy bien focalizado y de un gran aporte al conocimiento sobre este tema tengo glaucoma de angulo cerrado y estoy proximo a una cirugia.gracias por disipar mis dudas,

    Reply
  38. maria tomasa medina lopez

    felicidades por esta explicacion tan bien dada. felicidades

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *