El ojo seco (II): síntomas y signos

By | 23 septiembre, 2006

En el anterior envío, definimos lo que es un ojo seco (o una queratoconjuntivitis seca, o queratoconjuntivitis sicca) y sus causas. Ahora nos toca hablar sobre qué es lo que es capaz de producir la sequedad de ojos.

Síntomas

Los síntomas son las sensaciones que refiere el paciente, lo que él siente y describe al médico. Por definición, es algo subjetivo, no objetivable ni medible en la exploración. Pero sigue siendo tan útil para el diagnóstico como la exploración.
En el caso del ojo seco, hay un gran abanico de síntomas que pueden aparecer. Algunos se presentan sólo en los casos más severos. En los casos leves, los síntomas suelen ser esporádicos y poco molestos, y cuando más intenso es el cuadro los síntomas son más numerosos y molestos.

Los síntomas son: sensación de sequedad, pesadez de los párpados, escozor, quemazón, enrojecimiento de ojos, sensación de cuerpo extraño (de que tenemos una “arenilla” o una pestaña dentro del ojo), dificultad para parpadear, cansancio ocular. En un cuadro más severo, se puede añadir visión borrosa y molestias más intensas en forma de pinchazos. Cuando hay complicaciones (como una úlcera), puede haber dolor intenso y otros síntomas derivados. Por ser algo esencialmente subjetivo, cada paciente lo vive de forma diferente. Alguno lo explica como una sensación de presión dentro del ojo (y acuden angustiados para que el oftalmólogo les tome la tensión ocular), y otros sitúan la molestia por detrás del globo.
Excepto en los casos infrecuentes en que la causa afecta sólo a un ojo (como en una parálisis facial), la sintomatología es bilateral. Puede ser asimétrica y que el paciente se queje de un ojo, pero lo normal es tener síntomas en los dos. También es típico que los síntomas varíen a lo largo del día. Normalmente el paciente con ojo seco se levanta ya con síntomas, tiene dificultad para parpadear, debido a que por la noche producimos menos lágrimas y el ojo seco empeora hasta que las glándulas “se ponen a trabajar”. Posteriormente hay una mejoría, pero la sensación de sequedad va empeorando a lo largo del día, y se llega al final de la jornada con bastantes síntomas. La exposición a polvo, humo y ambientes cargados empeora la sequedad, y lo mismo pasa con el viento y el aire acondicionado o la calefacción. Pueden aumentar los síntomas al salir a la calle. La actividad laboral también suele empeorar los síntomas, normalmente porque el esfuerzo visual (lectura, ordenador, etc) disminuye la frecuencia de parpadeo. Los trabajos que suponen la exposición a productos químicos volátiles que irritan los ojos, también afectan al ojo seco. Por último, la falta de sueño y el cansancio en general también exacerba el cuadro. La polución y la sequedad del ambiente afectan mucho, y por contra los días lluviosos mejoran los síntomas.
Si tuviéramos que destacar algo del abanico de síntomas, sería la sensación de arenilla, otras molestias inespecíficas y el carácter crónico y bilateral.

Realmente, los síntomas del ojo seco son hasta cierto punto inespecíficos. Son molestias que se encuentran en cualquier “irritación ocular”. Por ejemplo, después de una conjuntivitis vírica o de un herpes ocular, el ojo se queda “tocado” durante unos días, y los síntomas son superponibles al ojo seco. Pero los síntomas son una pista importante para el diagnóstico porque:

- Suelen ser bilaterales y crónicos. Se tienen desde hace tiempo y en los dos ojos, por lo que descartamos las causas agudas y las unilaterales

- Otras enfermedades de la superficie ocular tienen otros síntomas. Las conjuntivitis infeccionas raramente son crónicas, y suelen cursar con legañas. La conjuntivitis alérgica, aunque es crónico y bilateral, suele cursar con picor, que no es un síntoma muy típico del ojo seco.

Signos

En contraposición a los síntomas, los signos no nos los dice el paciente, sino que los evidenciamos en la exploración. Son objetivos y siempre podemos contar con ellos aunque el paciente no nos relate qué le ocurre.

Tiempo de ruptura lagrimal

Es el signo más importante para el ojo seco. Decíamos que tiene que haber una inestabilidad de la película lagrimal, es decir, que entre parpadeo y parpadeo, la lágrima de un paciente con ojo seco se rompe prematuramente, no consigue mantenerse como una capa homogénea. En el artículo anterior dábamos datos: aunque lo normal es que la lagrima aguante íntegra 15 segundos o más, establecemos un límite para el ojo seco en torno a 10 segundos. Cuando la lágrima aguanta menos de 5 segundos, el ojo seco es más importante. Hay lágrimas que no aguantan ni un segundo.

¿Cómo hacemos el test?. Pues observamos la lágrima a través de la lámpara de hendidura. Como la lágrima es transparente, utilizamos un truco: la coloreamos. Ponemos un poco de fluoresceína (un colorante inocuo) en la superficie ocular. Inmediatamente se reparte por la lágrima. Este colorante lo usamos normalmente para ver defectos en el epitelio de la córnea, pero también nos sirve ahora. La fluoresceína es anaranjada, pero con una luz azul cobalto (que la aplicamos desde la fuente de luz de la lámpara de hendidura) se ve como un amarillo verdoso fluorescente. Esta fluoresceína está contenida en la película lagrimal, por lo que la vemos repartida de forma homogénea sobre la córnea, con un aspecto azulado (por la luz) amarillento.

Con la fluoresceína puesta, le decimos al paciente que no parpadee y contamos los segundos desde el último parpadeo hasta que vemos que la lágrima se rompe. Al romperse, se forman zonas sin fluoresceína, oscuras, sobre la córnea:

BUT

En este dibujo vemos la parte superior de la córnea a gran aumento. Vemos la película lagrimal teñida de amarillo, y en la parte superior se ha roto, formando unas líneas onduladas y un punteado en donde no hay fluoresceína (ni lágrima).

Queratopatía punteada

Éste es el nombre más correcto, pero a veces también lo llaman “queratitis punteada” o “queratitis punctata”. Ya no es tan correcto denominarlo simplemente “queratitis”, porque queratitis hay muchas, pero a veces lo denominan así porque ciertamente es la queratitis más frecuente de todas. El nombre de queratitis viene de “keratos”, que referencia a la córnea, y el sufijo “-itis”, que significa inflamación. Por lo tanto, queratitis abarca a todo tipo de inflamación de la córnea, y precisamente la queratitis punteada no cursa con demasiada inflamación, de ahí que sería más correcto denominarlo  queratopatía, que significa “anomalía o enfermedad” sin hacer referencia directa a la inflamación. Las queratitis producidas por una infección, por ejemplo, merecen más el nombre de queratitis.

Pero me estoy desviando del tema. La queratopatía punteada es un defecto del epitelio de la córnea, que se ve, como su nombre indica, como un punteado difuso. El epitelio corneal (esa capa de células que tapiza el exterior de la córnea) necesita humedad. La sequedad es tan perjudicial para este epitelio que termina matando a las células. Cuando una célula o un grupo pequeño de células muere y se desprende, queda como un pequeño “agujerito” en el epitelio. En principio, no es algo grave: no deja cicatriz y se regenera relativamente rápido. Y aunque teóricamente este agujero es una puerta de entrada para las infecciones, es raro que se produzcan (salvo que haya contacto con un cuerpo extraño).

La queratitis punctata la vemos también con fluoresceína. El colorante se fija en las zonas donde no hay epitelio, por lo que vemos como unos puntitos amarillentos brillantes que destacan sobre el amarillo suave de la película lagrimal.

Ya estuvimos hablando de la queratopatía punteada en el artículo de las lentes de contacto

La severidad de esta queratitis es muy variable: desde no encontrarla en los casos leves, o encontrar unos pocos puntos aislados, hasta cuadros en los que los puntos son tan gruesos y confluentes que casi forman auténticas úlceras. Aunque hasta cierto punto es un problema leve, puede ser muy sintomático, y el paciente estar muy molesto aunque veamos pocos puntos que tiñen con la fluoresceína. La queratopatía punteada se manifiesta con intensa sensación de cuerpo extraño, pinchazos, y a veces como cristalitos clavados en el ojo.

Reacción conjuntival

La conjuntiva también se afecta por el ojo seco. También sufre la sequedad de su superficie (aunque menos que la córnea). Y por otra parte, una afectación de la córnea como es la queratitis punctata produce secundariamente un enrojecimiento del ojo. Nos podemos encontrar con

- “Ojos rojos”: El nombre técnico es hiperemia conjuntival. Suele ser un enrojecimiento moderado, menos intenso que en el caso de las conjuntivitis infecciosas.
- Reacción papilar leve: ahora no lo voy a explicar porque no merece mucho la pena, pero lo dejo apuntado para retomar el tema cuando hable de las alergias oculares. Lo típico de las conjuntivitis alérgicas es la reacción papilar, es decir, la formación en la conjuntiva de unas estructuras llamadas “papilas”. Aunque es característico de la alergia, no es exclusivo de ella, y por ejemplo en el ojo seco también nos lo podemos encontrar. En los casos de alergias no muy intensas (donde no hay mucho picor), los síntomas y los signos son parecidos con el ojo seco, con lo que diferenciarlas tiene su dificultad.

Test de Schirmer

Está en todos los libros, es el test clásico para diagnosticar el ojo seco, y está también en el protocolo diagnóstico de varias enfermedades que cursan con ojo seco. Sin embargo, lo usamos poco en la clínica habitual. Con la evaluación del tiempo de ruptura lagrimal y la presencia de alteraciones corneales es suficiente, y nos ahorramos las molestias de realizar este test. Sólo en casos de ojos secos severos tiene su utilidad.


Consiste en colocal un papel secante sobre la superficie del ojo. Es una tira de papel que se apoya unos pocos milímetros entre el globo ocular y el párpado inferior. Se deja pasar un tiempo, y la tira de papel se va empapando de la lágrima. Después se miden los milímetros hasta donde se ha humedecido el papel.

Otras complicaciones

Quizá no merezca la pena explicar en profundidad otras manifestaciones más infrecuentes en los ojos secos severos:

- Queratopatía filamentosa. Se encuentran unos filamentos adheridos a la córnea, a modo de “pelos” minúsculos que tiñen con fluoresceína.

- Úlceras corneales: defecto epitelial grande, como una queratopatía punteada pero el defecto del epitelio ya no es microscópico. La úlcera se ve muy bien porque tiñe mucho con fluoresceína. Suele darse en ojos secos especiales.

Sólo resaltar que estos últimos cuadros son raros. Aunque el paciente con ojo seco tenga mucha sintomatología, casi nunca tiene estos problemas.

(Visitado 75.151 veces, 30 visitas hoy)

20 thoughts on “El ojo seco (II): síntomas y signos

  1. Manuel

    Hola

    Gracias por el artículo, y por seguir informándonos.

    Vuelvo a preguntar por las alergias… ¿Cual es el criterio médico para discernir entre una alergia y un ojo seco? ¿Son realmente transtornos diferentes? ¿Se da el ojo seco sin reacción alérgica ninguna?

    Y sobre el tratamiento genérico del ojo seco, aparte de las lágrimas artificiales ¿qué más podeis prescribir?

    Un saludo y gracias.

    Reply
  2. Ocularis

    El tema de las alergias tendré que desarrollarlo en otro artículo. Sí que son cuadros totalmente diferentes, otra cosa es que puedan compartir algún síntoma o signo, o se puedan dar ambos cuadros en la misma persona.
    El tratamiento del ojo seco es el tema de la siguiente (y última) parte de esta serie de artículos sobre el ojo seco.

    Un saludo.

    Reply
  3. Alvaro

    Hola Manuel,

    Antes de nada permíteme por la labor divulgativa y didactica que ejerces en este blog :-)

    Mi duda es la siguiente: ¿qué tipo de monitores reducen la “fatiga visual”?. He leido que los TFT son más recomendables que los CRT, ya que estos primeros no tienen la necesidad de realizar refrescos de pantalla… Entonces la duda que tengo ahora es: ¿y entre TFT y LCD?

    Me paso muchas horas delante del monitor, y en muchas ocasiones acudo al suero al suero fisiológico para “refrescar” y quitarme la “pesadez visual” ¿es esto dañino?. Prefiero este tipo de productos antes que “por ejemplo” el Visine, ya que “segun mi humilde opinión” el suero tiene menos componente químicos, y el suero es similar al agua…

    Sin nada más que decir, te agradezo toda la ayuda ofrecida (por cierto, yo también soy Linuxero ;)

    Reply
  4. Ocularis

    Hola Alvaro:
    Lo primero de todo, no me llamo Manuel ;)
    En cuanto a tus dudas de cómo “refrescar” tu ojo, posiblemente saques provecho de la lectura del siguiente artículo de la serie sobre el ojo seco (éste). Y en cuanto a tus dudas sobre la “fatiga visual” y los monitores, hablo de ese tema en este otro artículo. Te aconsejo primero su lectura para no repetir conceptos, y después no dudes en preguntar cualquier cuestión pendiente, intentaré solucionarla.

    Un saludo.

    Reply
  5. Jesus Liaño

    Sigo estando agradecido de que haya alguien que aporte algo de claridad,sobre el obscuro tema de los ojos secos.En general la medicina suele ser parca en palabras y mucho más si no tiene soluciones.
    No se si esta dolencia es o no grave,pero molesta un monton y desde luego si hay que manejar cualquier tipo de maquina yo diria que es hasta peligroso.
    saludos y nuevamente “Gracias”

    Reply
  6. Ocularis

    Los comentarios en los artículos sobre cirugía refractiva los tengo cerrados precisamente porque prefiero que todas las dudas las conteste el cirujano que vaya a ofrecer la operación al paciente.
    Espero que se entienda.

    Reply
  7. loren

    Hola

    Me gustaria saber si las complicaciones como la queratopatia filamentosa y las ulceras corneales son afecciones reversibles o si el ojo se puede sanar por si solo.

    Mi pregunta es que si en general las lesiones de la cornea del tipo ulcera o se sanan sin necesidad de intervencion externa, como por ejemplo cortes corneales. Seria similar a la regeneracion despues de cirugias refractivas.

    gracias

    Reply
  8. Ocularis

    Me preguntas por la historia natural y el pronóstico de una serie de afecciones oculares. Se ha escrito mucho sobre el pronóstico de cada una de ellas, precisamente porque el abanico es amplio, y son muchos los factores los que hay que tener en cuenta para poder estimar si las cosas se van a resolver por sí mismas, si lo harán con intervención nuestra, o no se resuelven.
    Es como preguntar por el pronóstico de una neumonía: las hay que curan sin secuelas, y otras que acaban con la vida del paciente. Y en medio hay un gran abanico.
    Como médicos no podemos generalizar demasiado, es el camino más rápido para equivocarnos. Es como lo que comentas de los cortes corneales: algunos curan solos, otros no.

    Reply
  9. antonio

    Hola

    ¿En qué medida puede afectar el ojo seco crónico o no crónico al defecto refractivo que tengamos?

    Saludos

    Reply
  10. Mertxe

    Muchas gracias por estos artículos tan maravillosamente explicados. Estoy diagnosticada [...]. Leyendo tus artículos y viendo que paso de media 8 horas ante la pantalla del PC he empezado a entender mejor la causas. Acudiré ami oftalmólogo para que me haga control y me de recomendaciones pero por lo menos me quito “el susto” de encima.

    Reply
  11. franco brunetto

    soy estudiante en uruguay y me interesaron los articulos, cuando los publican lo envian por mail, si es asi me interesaria mucho, desde ya muchas gracias

    Reply
    1. Ocularis

      Está en la parte superior del marco izquierdo, donde pone “secciones”, hay un apartado llamado “suscripción por e-mail”
      Un saludo.

      Reply
  12. ariel

    hola…agradezco mucho esta informacion..ya que soy [...] bueno…queria agradecer ya que muchas veces fui al oculista y nunca entendi lo que me decia…ahora con tu explicacion entiendo mucho mejor algunos conceptos….

    Reply
  13. mundo colin

    Hola, escribo desde mexico para 2 cosas 1.- Felicitarte por tu gran proyecto y 2.- A que te refieres con “ojos secos especiales” en la parte final de ulceras corneales. Gracias.

    Reply
    1. Ocularis Post author

      Quiero decir que habitualmente el ojo seco no produce úlceras. Tiene que ser especialmente intenso, de una causa poco habitual o asociado a otro problema para que aparezca la úlcera.

      Reply
  14. Pingback: Farmacia Colldeforn acoge una charla sobre el ojo seco y el glaucoma | Blog Farmacia Colldeforn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *