Normas

Este proyecto no es una consulta on-line de oftalmología. No sirve para realizar consultas particulares ni segundas opiniones. Por eso, es muy importante que quede claro, que ni en el blog ni por e-mail se van a contestar consultas de ese tipo. No me envíen entonces información personal, ni me pidan mi opinión acerca de un tratamiento, o un diagnóstico.

La estructura y la filosofía del blog es, lógicamente, de un blog, no de un foro. No es exactamente un punto de reunión donde cada internauta cuenta sus propias experiencias. Los comentarios de un artículo deberían tener la misión principal de referirse al contenido de dicho artículo, más que como punto de partida como para que el que comenta describa su experiencia personal. Por lo tanto, me reservo el derecho de eliminar los comentarios de ese tipo, o bien eliminar de los comentarios la parte que contenga información personal.

Tampoco contestaré a consultas del tipo “¿qué clínica es mejor para operarse?” o “¿Tal doctor o tal clínica son de fiar?”. Éste no es un lugar para publicidad en la que vaya a promocionar ningún profesional, centro médico, clínica u hospital. No existe ningún interés lucrativo en la realización de este sitio web. Por eso ruego que no me pidáis referencias porque no las voy a dar.

Y lógicamente, como en cualquier web con un mínimo de sentido común, se espera del que escribe un mínimo de corrección, tanto a nivel lingüístico (sin faltas de ortografía dentro de lo posible, evitando la sobreutilización de mayúsculas, las abreviaturas excesivas y el “lenguaje de móvil”), como de comportamiento social (faltas de respeto, etc).

En resumen, los contenidos que no tienen cabida en el Proyecto Ocularis son:

  1. Consultas particulares o segundas opiniones.
  2. Asesoramientos sobre oftalmólogos, centros o clínicas donde acudir.
  3. Intervenciones publicitarias o con fines de promoción. Tanto de oftalmólogos, clínicas, hospitales, tratamientos, medicamentos, etc.
  4. Comentario fuera de tema o con ninguna aportación.
  5. Información personal, sobre todo si se refiere a la salud.
  6. Faltas de respeto, valoraciones personales o cualquier hecho que rompa las normas de educación y cortesía.
  7. Búsqueda irracional de polémica.

De forma detallada lo expliqué en en este artículo en noviembre de 2005. Y en abril de 2006 volví a tratar el tema en este artículo. Debido a que durante el primer año de vida del blog (cuando la bitácora estaba alojada en un servidor externo) estas 5 normas no se respetaban (principalmente el punto 1), los comentarios están moderados. Cuando cualquier usuario escribe un comentario en un artículo del blog, no se publica inmediatamente, sino que tiene aguarda a ser moderado. Por lo tanto, si un comentario no cumple las normas del proyecto, simplemente no se publica. Esta es la única forma que he encontrado para que los comentarios cumplan su papel de complementar al artículo.

Sobre el acto médico y la información facilitada en este proyecto

El carácter de este proyecto es meramente informativo, y tiene como objetivo la divulgación general. Tiene como fin entender cómo funciona el aparato visual, en qué consisten las enfermedades, los tratamientos y los diagnósticos. No informa sobre un pronóstico concreto, ni recomienda un tratamiento concreto, ni ninguna conducta práctica. No sustituye, ni constituye, en ninguna circunstancia, un acto médico o sanitario. El “autodiagnóstico” y el “autotratamiento” que pueda realizar un internauta sin conocimientos médicos, en base a información no particularizada como la de este proyecto, es una imprudencia que realiza el paciente bajo su propia responsabilidad. En el caso concreto del Proyecto Ocularis, el autor siempre recomienda la valoración médica de cada caso, y declina toda responsabilidad del mal uso que se le pueda dar a la información contenida en estos sitios web.

Sobre la información personal del usuario

Debido a lo explicado, el Proyecto Ocularis no utiliza activamente, transfiere, vende o almacena información sanitaria confidencial. Como se ha descrito más arriba, el autor se reserva el derecho de eliminar la información que considere demasiado personal o especialmente sensible para una web de carácter general. En cualquier caso, si un usuario remite información confidencial (tanto a través de comentarios del blog o por correo electrónico), el autor lo manejará con los criterios de confidencialidad y secreto profesional se requerirían para un acto médico, a pesar de que esta comunicación no constituya un acto médico. El autor no dará a conocer ni compartirá dicha información, respetando el anonimato y confidencialidad del usuario.
Por otra parte, el sistema de comunicación del usuario con el proyecto requiere la utilización de correo electrónico, bien para validar comentarios en el blog, para registrar como usuario en la aplicación WordPress o para un intercambio de correspondencia por e-mail. Dichas direcciones electrónicas no se utilizarán en ningún caso para realizar spam (envío de publicidad no deseada), ni se cederá esta información a terceras personas.

Sobre la wiki

La wiki (oftalmopedia.es), al formar parte también del proyecto, sigue la misma filosofía y las mismas normas expuestas más arriba. Al no disponer de comentarios, páginas de discusión u otras formas abiertas de interacción directa con el internauta, la normativa expuesta más arriba hace más referencia al blog. En otras palabras, los usuarios de la wiki no pueden incumplir las normas porque no pueden participar con comentarios, como ocurre en el blog. Pero conviene resaltar lo explicado en el apartado “Sobre el acto médico y la información facilitada en este proyecto”. La información de la wiki no tiene relación con el acto médico, no sustituye a una consulta médica.

Última actualización: 31 de diciembre de 2013