Fatiga visual (II): síndrome de las pantallas de visualización

By | 14 octubre, 2006

En esta ocasión vamos a detenernos en un caso muy concreto de fatiga visual: el que llaman “síndrome del ordenador” o de forma más amplia, “síndrome de las pantallas de visualización“, que es el que ocurre por el trabajo continuado delante de una pantalla televisión o de ordenador. Pongo estas denominaciones entre comillas porque realmente no es un síndrome como tal. Aunque se habla de ello en muchas páginas de internet, y es un término que se usa en las revistas normales e incluso alguna especialidad médica más general (medicina laboral o de atención primaria), realmente los oftalmólogos apenas usamos esa denominación. Como decía en el artículo anterior, la fatiga visual no es una enfermedad, es un síntoma. Y la fatiga visual delante de una pantalla es también un síntoma, que puede deberse a diferentes causas.

Bueno, y puntualizar que sólo voy a referirme a la parte ocular: las alteraciones posturales de la espalda, la mano, etc, no las explicaré.

Bien, entremos en materia. Respecto a los síntomas oculares (cansancio, ojos rojos, lagrimeo, visión borrosa, etc) producido por las pantallas, hablé en su momento en este artículo antiguo, donde hacía hincapié en el contraste de iluminación entre una pantalla y el entorno. Y en el artículo anterior hacía un repaso de las posibles causas de fatiga visual. Entonces, ¿en qué se diferencia la fatiga del ordenador de lo que ya mencioné en la primera parte de esta serie?. En nada. Por tanto, en esta ocasión apenas voy a decir cosas nuevas, voy a reutilizar lo que ya está explicado previamente, y lo voy a aplicar a una situación muy frecuente:los usuarios de ordenador. ¿Y entonces por qué escribo este artículo?. Podríamos argumentar que para repetir lo anterior, lo mismo me lo ahorro. Pero hay que tener en cuenta que no todo el mundo que visita el blog tiene tanto interés en el tema de los ojos como para leerse todos los artículos y estar al día. Para ellos, ordeno de forma resumida lo dicho anteriormente, y pongo los enlaces a los otros artículos si quieren ampliar información. Y hay que tener presente que los visitantes de la bitácora son por fuerza internautas, luego es más probable que se sometan a este tipo de actividad visual mantenida con el ordenador. Así que considero que este tema tiene suficiente interés como para repetir los conceptos.

Signos y síntomas

Lo dicho en el primer artículo de esta serie:

– Síntomas subjetivos en la zona de los ojos: pesadez en párpados y ojos, ganas de parpadear y de tener los ojos cerrados, quemazón, a veces pinchazos.

– Alteraciones de la visión: pérdida de nitidez (a veces fluctuante), visión borrosa, o de “nube”. En raras ocasiones se notan cambios extraños a la hora de percibir la intensidad de los colores.

– Signos objetivos: enrojecimiento de los ojos, leve aumento de tamaño de los párpados, lagrimeo.


Todo esto se suele presentar de forma bilateral, pero tampoco es excepcional que sea tan asimétrico que el sujeto lo refiera en un sólo ojo.

Causas

Están expuestas, como digo, en la entrega anterior. Vamos a intentar particularizar en el caso del trabajo continuado delante de una pantalla.

Defecto de graduación

Aparte de la vista cansada, que es esperable en cualquier persona a partir de los 40-45 años, existe un grupo de personas que no van a atribuir sus síntomas delante del ordenador a un problema de dioptrías.

Hay bastante gente joven con buena visión espontánea, que no necesitan gafas y que tienen agudezas visuales del 100% (o muy próximas). Incluso es habitual que nunca hayan visitado al oftalmólogo o al optometrista, por lo que no van a sospechar que la causa de estos síntomas está en su ojo, y le echará la culpa a otros factores (la calidad de la pantalla, por ejemplo).

El ojo perfecto no existe, no hay ninguno con un cero absoluto de dioptrías o de otras aberraciones visuales. Los pequeños astigmatismos son bastante frecuentes, y hasta media dioptría se considera incluso normal. El astigmatismo es algo complejo, porque además de las dioptrías tienen un eje y varios subtipos; pero baste decir que en circunstancias óptimas, un astígmata de poca graduación no necesita gafas para ver el 100%. Con los hipermétropes pasa algo parecido: si la graduación no es alta se alcanza buena visión (de hecho, los hipermétropes soportan más graduación sin corregir). Pero coseguimos esta buena visión a costa de un sobreesfuerzo a la hora de enfocar la imagen. Las diferencias de graduación de un ojo y el otro (aunque sean por miopía) también implican un sobreesfuerzo.

La principal actividad que hacemos delante del ordenador es leer. Depende de la resolución de la pantalla, las letras son más pequeñas o más grandes. Obviamente, cuanto más pequeñas sean las letras, más nitidez estamos requiriendo a nuestros ojos, y si tienen un pequeño defecto de graduación, más sobreesforzamos el mecanismo de enfoque. La tendencia generalizada es poner la máxima resolución posible que nos permita el monitor, y eso implica que la letra sea más pequeña. Algunos sistemas operativos, como GNU/Linux, tienen esto en cuenta y no reducen el tamaño de la letra de forma linealmente inversa a la resolución, de forma que las maquetaciones de páginas las fotografías aprovechan la resolución de la pantalla, pero la tipografía de las letras se mantiene más estable para que no suponga una dificultad de lectura con grandes resoluciones (por ejemplo, a partir de los 1200×1024 puntos). Incluso hay opciones explícitas para que la tipografía no baje de un tamaño mínimo, tanto en el sistema operativo como en el navegador. Por desgracia, los sistemas operativos de Microsoft no tienen en cuenta esto, y Windows reduce mucho el tamaño de letra al aumentar la resolución. Lo que significa más esfuerzo para leer y a veces acercarse más a la pantalla (que como veremos ahora mismo, tampoco es positivo).

Hay otro detalle a tener en cuenta: el mecanismo enfoque tiene que estar trabajando activamente en la visión de cerca. La pantalla de ordenador se sitúa cerca de los ojos, con lo que ya tenemos un esfuerzo de base. A esto hay que añadir el sobreesfuerzo de una pequeña graduación no corregida. Por eso, el gesto inconsciente que tenemos de acercarnos al monitor cuando la letra es muy pequeña, a veces es contraproducente, porque cuanto más cerca enfocamos, más se esfuerza el ojo.

Condiciones de iluminación

He mencionado este artículo de hace más de un año, donde hablo de lo que ocurre cuando vemos la televisión a oscuras.

Allí planteaba un caso más extremo: ver la televisión con condiciones de muy baja iluminación. El caso más habitual del síndrome del ordenador suele ser más moderado: los monitores modernos no ofrecen la misma intensidad que las televisiones. Y por otra parte se suele respetar las condiciones adecuadas de iluminación para no estar en penumbre delante del ordenador (por lo menos en el medio laboral). A pesar de eso, tenemos varios factores en contra:

– El número de horas que nos pasamos delante del ordenador es muy alto. Delante de una televisión no se suele estar más de 2-4 horas seguidas, pero con el ordenador se pueden estar 8-10 horas tranquilamente. Tanto en el trabajo como en casa, es un instrumento cada vez más presente en nuestras vidas.

– Distancia: la televisión suele situarse entre 2 y 3 metros de distancia, y si es una pantalla grande, más. Sin embargo, el monitor del ordenador suele estar a 50-60 centímetros. Al estar la pantalla más cerca, la radiación luminosa afecta más al ojo. El que sea un monitor mayor (por ejemplo, uno de 19 pulgadas en vez de uno de 15) no es que ayude mucho en este sentido, porque eso implica más área de iluminación directa sobre el ojo. Si pusiéramos en el monitor de 19 pulgadas la misma resolución que teníamos en el de 15 pulgadas, la letra sería más grande y podríamos alejar la pantalla, lo que nos favorecería tanto por el tema de la acomodación (enfoque de cerca) como por alejar la fuente de luz. Pero no solemos hacer eso, sino que subimos la resolución de forma que la letra no la vemos más grande, por lo que el monitor grande lo solemos poner a la misma distancia que el pequeño.

En el artículo mencionado, explicaba que mirar a una fuente de luz directa con el entorno menos iluminado conducía a una mala adaptación de nuestro ojo a las condiciones de luminosidad. Pero además de este factor, que se soluciona aumentando la luz ambiental, hay otros fenómenos más sutiles que tienen que ver con mantener durante mucho tiempo la fijación visual en una fuente de luz.

Me explico: nuestro sistema visual está diseñado para ver mediante luz indirecta. De forma natural, la luz solar ilumina nuestro entorno, y nosotros recibimos esta luz reflejada en los objetos. Las fuentes de luz artificiales están pensadas de la misma manera, la idea es iluminar el entorno y que recibamos la luz reflejada. Mirar directamente una fuente de luz causa en general un disconfort en nuestros ojos. En casos extremos, como mirar directamente al sol, o a un foco potente, sólo aguantamos unos segundos y la sensación es hasta dolorosa (no hagáis el experimento).

Si la fuente de luz es tenue, como una vela, no resulta tan molesto, y aunque la visión es menos nítida, nos suele pasar desapercibido. Incluso la sensación que producen estas alteraciones de inestabilidad de enfoque, y la dificultad que tiene el ojo para dar imangen con nitidez, puede ser hipnotizante. Es como cuando miramos fijamente una hoguera: puede ser hasta relajante. Pero al mirar al fuego no necesitamos nitidez de imagen, no tenemos que leer letras pequeñas en la hoguera. Así que nos podemos dejar “arrobar” por la luz directa.

En el monitor la situación es diferente. A pesar de las mejoras en cuanto a pantallas de baja radiación, sigue siendo una fuente de luz directa hacia el ojo, a la que nos sometemos durante muchas horas. Y le pedimos al ojo que obtenga un grado de nitidez que nos permita ver letras pequeñas. Esta circunsancia en sí misma raramente produce síntomas de fatiga visual, pero al unirse con otros factores (un defecto de graduación no corregido o un ojo seco, por ejemplo) terminan por producir los síntomas de cansancio visual.

Esto es algo en lo que siempre tendrá ventajas el papel impreso sobre la pantalla. En una hoja de papel, la distancia de lectura es igual o menor que para el monitor, así que el esfuerzo para enfocar sobre papel es igual o mayor que para enfocar la pantalla. Y la letra impresa puede ser tan pequeña como la del monitor. Pero la hoja de papel tiene una gran ventaja: no es una fuente de luz directa. En este sentido, siempre será más “relajante” leer sobre papel que leer un monitor. Es curioso darse cuenta que, en personas con la edad cercana a la vista cansada, este detalle lo tienen bien aprendido, y cuando tienen un texto largo que leer en el ordenador, prefieren imprimirselo. De alguna manera, a pesar de que aumenten el tamaño de la letra y se ajusten la distancia al monitor, saben que no es lo mismo.

Ojo seco

Tanto en el artículo previo sobre fatiga visual, como en los tres anteriores (uno, dos y tres) que versan en exclusiva del ojo seco, trato del tema. Intentaré no repetirme mucho y enfocarme a los matices que puede haber en el ojo seco producido delante de una pantalla.

– Todas las causas tradicionales del ojo seco (asociado a la edad, a factores hormonales, etc) deberán tenerse en cuenta.

– Quiero destacar uno que es muy prevalente en personas jóvenes: la blefaritis (ya digo, no me voy a repetir así que no entraré en explicarla)

– Muy importante en este caso destacar lo que se ha venido a llamar ojo seco funcional, en el que más que alteraciones estructurales del ojo, es un problema en la dinámica ocular delante de la pantalla. Se debe a dos circunstancias: la disminución del parpadeo y la apertura de los párpados.

Disminución del parpadeo: Es una reacción inconsciente; cuando estamos fijando la vista, parpadeamos menos. Si en circunstancias normales parpadeamos 12-18 veces por minuto, al prestar atención a un objeto cercano parpadeamos menos, en torno a 4-6 veces por minuto. Y la lectura, los videojuegos, etc, requieren mucha atención. A veces, decimos a los pacientes que cuando estén trabajando, se “acuerden” de parpadear. O sea, que se fijen voluntariamente en realizar este movimiento.

Apertura de los párpados: Este es un aspecto en el que me voy a detener un poco. Es una causa de bastante específica del uso de pantallas de visualización, algo que no aparece, por ejemplo, con la lectura de un libro (en donde sí se presenta la disminución de parpadeo, por ejemplo). Retomemos un poco los conceptos de este primer artículo del ojo seco. La lágrima se reparte en forma de capa sobre la superficie ocular. La superficie ocular expuesta al aire está sometida al proceso de evaporación, y cuanta más evaporación haya, más posibilidades hay de ojo seco. Ya hemos hablado de diversos factores que aceleran la evaporación (alteración en la composición de la lágrima, como en las blefaritis, o factores externos como el viento o el calor). Hay otro detalles, que es la superficie ocular expuesta al aire: cuanto más abiertos tengamos los ojos, más se evapora la lágrima.

Pongamos un símil: si tenemos cierta cantidad de agua en un cubo de agua, tarda días o semanas en evaporarse. Si usamos esta misma cantidad de agua para fregar el suelo,tarda en evaporarse unas horas como mucho. En el ojo pasa lo mismo: si suponemos la producción de lágrima más o menos constante, cuando más abiertos tenemos los párpados, la misma lágrima se tendrá que repartir por más superficie. Cuando estamos leyendo sobre papel, éste lo sostenemos sobre nuestras manos o sobre una mesa, de forma que tenemos que mirar hacia abajo para leer. El párpado superior acompaña al ojo cuando éste mira hacia abajo, por lo que en esta posición la superficie ocular expuesta es poca. Algo favorable en la lectura, que ya de por sí parpadeamos poco.

La pantalla de ordenador está enfrente nuestro, no debajo. Y pequeños cambios en la apertura de los párpados suponen grandes cambios en la evaporación de la lágrima. Es por eso que siempre se aconseja que el monitor esté a la altura de los ojos, o mejor un poco por debajo, pero no por encima.

Posibles remedios

Las soluciones se pueden deducir fácilmente de las causas explicadas: gafas en caso de graduaciones no corregidas, lágrimas artificiales si hay ojo seco, etc. Lo que es general para las fatigas visuales lo explicaré en el siguiente artículo, así que lo que voy a repasar ahora son los remedios que podemos tomar específicamente para el síndrome de las pantallas de visualización.

– Pausas cada 1-2 horas. Con 5 minutos puede ser suficiente, pero conviene apartar la mirada de la pantalla durante un rato, a ser posible enfocando de lejos. Así dejamos que el músculo del ojo se mueva y se relaje, para que no esté tantas horas fijo en la misma posición. Además, con estas pausas parpadeamos más (y esas pequeñas sequedades del ojo que no percibimos se solventan).

– Utilizar una resolución de pantalla adecuada. Si las letras no están muy pequeñas, no nos tenemos que esforzar tanto ni tenemos que acercarnos tanto al monitor.

– Colocar el monitor en la posición adecuada. Ni muy cerca para no tener que acomodar demasiado (y que no nos fatigue tanto la fuente de luz) ni muy lejos y que no veamos bien las letras. Lo tendencia natural es a acercarse mucho el monitor, así que en general tendremos que alejarlo un poco. Y en cuanto a altura, esto es muy importante: un poco por debajo de los ojos, a poder ser.

Sólo me queda aclarar que estas actitudes (pausas, distancia correcta, iluminación, etc) se pueden aplicar al trabajo con ordenador y al trabajo de cerca en general y se denominan medidas de higiene visual, no sólo vienen bien para la fatiga visual que hemos explicado, sino para otro problema (muy frecuente y también relacionado con la fatiga visual) llamado espasmos de acomodación, que bien merecería un artículo en un futuro.

46 thoughts on “Fatiga visual (II): síndrome de las pantallas de visualización

  1. mikel

    Te he mandado un mail. Muy majo el artículo y parece mentira lo potentes que son nuestras lupas!!!

    Reply
  2. Estudiante

    Bueno me parece muy interesante este articulo , mi tesis de bachillerato se relaciona con este articulo e incluso estaba tratando de buscar informacion para ella pero me gustaria que colocaran quien dio todas estas propuestas e ideas clinicas , como tambien quien los ayudo en esta investigacion para ayudar a futuros investigadores como nosostros los estudiantes,

    Gracias se despide
    ***ESTUDIANTE VENEZOLANO

    Reply
  3. Ocularis

    Hola estudiante:
    No sé si entiendo bien las pregunta. Cuando te refieres a “quién dió” o “quién los ayudó” supongo que te refieres a mí. No somos un equipo, sólo soy yo. Para escribir el artículo no he buscado ninguna bibliografía especial para el tema, nadie me dió propuestas ni ideas clínicas. Es parte de mi trabajo habitual, y escribí el artículo (como lo hago siempre) de un tirón. Como explico en el artículo, la fatiga visual no es una entidad clínica real. Hay problemas de graduación, ojos secos, etc. Y después de tratar bastantes de estos problemas, aprendes cómo se enfocan en personas jóvenes que están con el ordenador.
    Creo que no te he servido de ayuda, pero no dudes en afinar tus dudas que intentaré responderte lo mejor que pueda.

    Un saludo.

    Reply
  4. Davidmh

    Lo de la pantalla del ordenador ligeramente por debajo siempre he creído que es para mantener una postura más sana. ¿Cuánto hay de cierto y cuánto de “cabra al monte”?

    Reply
  5. Ocularis

    También es correcto para el cuello y la postura, sí. Si al estar sentados tenemos que mirar algo que está un poco por encima, aumentamos la curvatura cóncava del cuello (lordosis), y no es una buena idea estar así durante muchas horas.

    Reply
  6. jesus fematt hernandez

    En ningun momento se mencionan los daños que arroja la radiación ultravioleta en las pantallas de visualización. Creo que eso amerita un tema especial.

    Reply
  7. Ocularis

    La radiación ultravioleta de las pantallas es mucho menos importante, por ejemplo, que la que tiene la luz solar. Y estos rayos UVA no producen fatiga visual, podría llegar a afectar a la retina, como comenté en este artículo. Pero vamos, ya digo que sería más importante el efecto de la luz solar que el de una pantalla.

    Un saludo.

    Reply
  8. Bea

    Muy interesante el artículo! Es verdad que el beber agua contribuye a disminuir la fatiga visual ante las pantallas de ordenador. Por qué razón?

    Un saludo

    Reply
  9. Ocularis

    Beber agua no tiene influencia directa en la fatiga visual. Indirectamente, al beber agua apartamos la vista del monitor.

    Reply
  10. David

    Un articulo (como todos) muy interesante. Sólo querría hacer una consulta, apunte, referente a la frecuencia de refresco de la pantalla, ya que he notado que una mala frecuencia puede acelerar la sensacion de vista cansada considerablemente.
    ¿Existe una frecuancia optima para el ojo humano?
    En principio según he leido en algún articulo, desviando la vista lo justo para ver la pantalla de reojo indirectamente, no se debe apreciar parpadeo (mirando directamente ya, ni digamos)

    Un saludo

    Reply
  11. Juan Ã?ngel Conejo

    En esto de las pantallas hay una discursión sobre que es mejor, si un fondo de pantalla negra sobre carácteres claros o al revés. ¿Es un aspecto a tener en cuenta al trabajar frente a un ordenador? ¿o lo único a tener en cuenta a la hora de combinar colores es que haya un buen contraste?

    Felicitaciones por el artículo y muchas gracias.

    Reply
  12. Ocularis

    David: No sé si hay una frecuencia óptima concreta para el ojo humano, lo normal es que cuanto mayor frecuencia, mejor. Es de suponer que por encima de cierta frecuencia la mejoría ya no es objetivable, pero desconozco si ya se tienen esos datos de forma fiable.

    Juan �ngel: Sí, sería un factor a tener en cuenta, ya que un fondo claro implica más iluminación que uno oscuro. Podríamos pensar que entonces el fondo oscuro relaja más la vista al proyectar menos intensidad, pero por otra parte las letras están en oscuro, luego es un contraste menos agresivo para la zona central que es más delicada, mientras que en fondos oscuros la letra necesita ser de color claro, por tanto más intensidad contra la fóvea.

    Reply
  13. luis

    Hola Ocularis! A propósito de tu estupendo artículo dos comentarios. En el supuesto de que [….]

    Me lo pones fácil con tu presente artículo, me explico, ¿existe en tu mente informática la posibilidad de disponer en el futuro de una versión imprimible de tus artículos? Mis ojos te lo agradeceran. Gracias por este magnífico blog.

    Reply
  14. Ocularis

    Hola Luis:
    He borrado la pregunta particular para cumplir las normas del proyecto.
    En cuanto a lo de ofrecer una versión imprimible de los artículos, lo he intentado con un plugin para la aplicación que mantiene el blog, pero no me funciona bien. Debo seguir intentándolo.
    Un saludo.

    Reply
  15. yopispo

    Hola Ocularis, gracias por el artículo, aquí otro linuxero convencido 😉

    ¿Podrías repetir tu respuesta sobre letras en blanco sobre negro o al revés? no me ha quedado claro cuál debemos usar.

    Gracias

    Reply
  16. Ocularis

    En general, letras negras sobre fondo blanco.
    Un saludo para otro linuxero 😀

    PD.- Linux en general (por lo menos las versiones de Gnome y Kde que he visto) tiene una tipografía por defecto con un tamaño más ergonómico que Windows.

    Reply
  17. Pingback: Ocularis » Blog Archive » La tinta electrónica

  18. EC-JPR

    jejeje Vale. Después de leer esto ya he encontrado una justificación médica para el “atentado ecológico” que cometo imprimiéndome todos los artículos que quiero leer :) Y doy fe con lo de la evaporación de la lágrima y la superficie ocular: yo me percaté cuando empecé a llevar lentillas, que inconscientemente “miraba” de otra forma… 😀

    Reply
  19. Patricio-Humanante

    Muy buén artículo, muchas gracias y me han despejado algunas dudas, sin embargo tengo una pregunta de acuerdo a sus recomendaciones, hablando de laptops específicamente, sería mejor las de pantallas pequeñas como de 13 o 14″ configuradas con tamaños de fuentes grandes (windos vista ya lo permite como Linux) ya que por un lado al ser equipos pequeños que se les mira hacia abajo; la apertura de los párpados sería menor y también al ser pantallas pequeñas comparadas con las de 15 o 17″ tendríamos menor area de luminosidad directa al que estarían expuestos nuestros ojos?

    Saludos cordiales desde ECuador

    Reply
  20. Ocularis

    Hola:
    No he mencionado específicamente el tamaño de la pantalla como un factor que colabore en la fatiga visual. No queda claro, de hecho existen algunas encuestas que parecen relacionar el tamaño del monitor con un mejor rendimiento en el trabajo (aunque no le doy validez científica a estas opiniones).
    No queda claro que el área de luminosidad (la cantidad de campo visual que recibe esa iluminación directa) incida en la fatiga visual.
    Un saludo.

    Reply
  21. Jesús Mart.

    Me parecen unos articulos muy buenos la verdad. En estos momentos estoy buscando información sobre los efectos de los monitores en pacientes con lesiones lesiones del tipo desprendimiento de retina , cristalino, cataratas. También las posibles diferencias en el uso de monitores de rayos catodicos o tft. En este ultimo caso tengo mis dudas, ya que si bien no tienen el efecto del parpadeo ( aunque se puede mejorar situando la frecuencia en 85hz en los catódicos) normalmente vienen con un brillo muy alto, pero no se puede disminuir mucho.

    Por cierto en windows se pueden mejorar los tipos de letra pasando de 96 ppp a 120 ppp, en propiedades de pantalla, configuracion- opciones avanzadas.

    Si tenéis información sobre el tema de las lesiones y los monitores la agradeceria enormemente.

    Un saludo

    Reply
  22. Jesús Mart.

    Se me olvidaba, las normas VESA fijan una frecuencia mínima para disminuir la fatiga visual de 72 hz. El windows por temas de compatibilidad con monitores antiguos funciona por defecto a 60 hz. De ahi que muchos usuarios con monitores de rayos catódicos noten ese parpadeo, sobre todo cuando el monitor se va deteriorando con el tiempo. En los monitores tft no tienen este problema, ya que contrariamente a los catódicos no tienen que refrecar la imagen x veces por segundo en el fosforo de la pantalla. Los monitores tft tienen una lámpara alógena o varias en su interior, y la superficie de cuarzo líquido deja pasar o no la luz de esa lámpara por polarización. Es como una persiana……..

    Reply
  23. Ocularis

    Hola Jesús:
    Te aconsejo la lectura de los artículos que he dedicado al desprendimiento de retina y a las cataratas, para profundizar en las causas. Ya te adelanto que el trabajo visual con ordenadores no influye para nada en estas enfermedades.

    En cuanto a lo de cambiar el tamaño de letra en Windows, gracias por la explicación. Como no lo suelo utilizar, no lo conocía.

    Un saludo y gracias por leerme.

    Reply
  24. nestor

    ¿Que hay de las disfunciones tales como exceso de divergencia/convergencia, acomodacion mal sostenida, exceso de acomodación y otros tantos problemas que no se han nombrado e influyen sobremanera en este tipo de problemas com pantallas?

    Reply
  25. Ocularis

    Este artículo es la segunda parte de una serie de tres. En el primer artículo hablo de las causas generales de la fatiga visual, donde hablo de los estrabismos latentes y alteraciones de acomodación. En este artículo (el segundo) comento los que afectan más específicamente al tema de las pantallas de visualización.
    Por otra parte, un par de comentarios:
    – No tengo tan claro que influyan “sobremanera”. Estadísticamente se trata de una minoría de las causas de fatiga visual, si exceptuamos la presbicia.
    – Existen una serie de “anomalías” dudosamente etiquetadas en torno a conceptos como la convergencia, divergencia y acomodación, que no están apropiadamente definidas con criterios científicos mediante bibliografía sólida que lo respalde. Así que en este terreno hay bastante pseudociencia, no todo lo que se dice es cierto.

    Un saludo.

    Reply
  26. Daniel

    Hola, y muchas gracias por toda la informacion que das.

    La duda que tengo es que claro, las pantallas de ordenador producen fatiga y con descanso se recupera, pero ¿producen a la larga algun deterioro de la vista?

    Reply
  27. Ernest

    Un blog médico muy interesante!, mi comentario es sobre las pantallas de los ebooks (mini-portátiles) y la idea del ministerio de educación de proveer de mini-portátiles a todos los escolares a partir de este curso. De entrada la idea me pareció al menos buena, puesto que pensaba que los pc’s se utilizarian para ejercicios, seguir las clases, contenidos audiovisuales,contenidos extras, búsqueda de información extra…etc. Pero cuando me enteré que substituiria a los LIBROS DE TEXTO, es cuando me pareció una “cagada”. No soy médico, ni tampoco experto en PVD’s, pero el simple “sentido común”, y mi experiéncia como usuario de ordenadores, de todo tipo, me indica que no son el instrumento mas adecuado para la lectura directa, el estúdio en casa…etc. Inmediatamente pensé en los lectores de ebooks,tinta electrónica, como posibles substitutos de los libros de texto en lugar de los mini-portátiles, ya que además los hay que permiten subrayar textos y tomar apuntes sobre la pantalla, además de conectarse a Internet. Ya que hay que adaptarse a las nuevas tecnologias, y dejar de lado el clásico libro de papel, creo que tendrian que usarse los mejores medios. Queria incidir que además estamos hablando de niños de 10-11 años (5 de primaria), y por tanto de unos ojos que seguramente no estan totalmente formados, no se si esto es un agravante para la fatiga visual, o para las deficiencias preexistentes o no. Hay que tener en cuenta que actualmente estos niños y niñas ya pasan bastantes horas delante de un ordenador con el messenger, juegos…etc., ahora habrá que añadir las horas de colegio, y las de estudio…, no es excesivo?. Aunque la web no es de traumotologia, también tendriamos que tener en cuenta la posición ante la pantalla…etc.
    Me gustaria saber su opinion sobre este tema.
    Grácias y un saludo.

    Reply
  28. Ocularis

    No tengo una opinión formada. Implementar de forma masiva el uso del ordenador en el aula en detrimento de otros medios convencionales (lectura en soporte no electrónico, escritura a mano) tiene numerosas implicaciones además de la meramente visual. Posiblemente el niño aprendiera a escribir mejor y antes con teclado, pero empeoraría su capacidad de escritura sobre un papel. También es cierto que se ahorraría bastante papel y se cambiaría fácilmente la mentalidad de que el soporte “seguro” y “por defecto” de la información es el papel.
    No tengo criterios para suponer que sería algo claramente perjudicial para la salud visual. La lectura sobre una fuente directa de luz es menos cómoda que sobre fuentes indirectas (leer un papel es más cómodo que leer de una pantalla). Pero la distancia de enfoque es similar, y la postura sobre el ordenador no es peor que sobre el papel.

    Un saludo.

    Reply
  29. Miguel Angel

    Me encanta tu blog, especialmente porque soy Médico del Trabajo y estas cosas de la vista las manejamos bastante: trabajadores con PVDs, conductores profesionales, controladores industriales, etc.
    Gracias por hacerlo de forma tan amena.

    Un saludo desde mañolandia.

    Reply
  30. Humberto Salamea

    Excelente el artículo, muy ilustrativo, lo que nos permite conocer sobre los problemas a la vista, cuando se mira contínuamente mirando el monitor y no se tiene cuidado. Los ojos son unos órganos muy sensibles. Gracias.

    Reply
  31. Sonia

    Me ha encantado el artículo. Soy tecnico de prevención de riesgos y me paso los días dando consejos a los trabajadores usuarios de PVD, tenía claras las medidas pero no sabía muy bien el porque… esta comprobado que cuando explicas el porque de las cosas, la gente te hace más caso y se le queda mucho más.

    Gracias y felicidades por los artículos

    Reply
  32. Emily

    Gracias por compartir este trabajo, me ha sido de utilida ya que estoy elaborando mi tesis en el tema.

    Reply
  33. Pingback: Cansancio Visual « Guillew

  34. esti

    Tengo una duda, en algunas paginas web hablan de tension ocular al referirse a la fatiga visual, este termino esta mal empleado verdad? supongo que no tendra nada que ver una cosa con la otra…

    Me ha encantado el articulo, es de gran ayuda.

    Reply
  35. Pingback: ¿Es bueno leer con iPad, e-Books o Tablets? | Blog de ojos

  36. Alex

    ¿Podría hacer un artículo en el cual explique la relación directa entre la cantidad de herzios o ciclos de ‘refrescado’ por segundo de la pantalla de un monitor, y la fatiga visual?

    Está claro que a menor cantidad de herzios mayor cantidad de fatiga, pero, ¿por qué exactamente?

    Reply
    1. Ocularis Post author

      En los monitores antiguos, con tubos catódicos, lo de la frecuencia de refresco sí que tiene importancia y puede causar fatiga visual, porque es una fuente de luz intermitente. Con los televisores y monitores planos la tecnología es diferente. Tanto las pantallas de plasma como LED no emiten luz intermitente, y no fatigan la vista en ese aspecto. Por lo tanto lo de los Hertzios tienen menos importancia.

      Reply
  37. Franco

    Antes que nada, agradecerte por el artículo, me ha resultado muy útil, mi trabajo es muy mayoritariamente frente al monitor. Por favor si puedes dar tu opinión sobre dos inquietudes:

    1) En relación a lo que señalas:
    “….nuestro sistema visual está diseñado para ver mediante luz indirecta. De forma natural, la luz solar ilumina nuestro entorno, y nosotros recibimos esta luz reflejada en los objetos. Las fuentes de luz artificiales están pensadas de la misma manera, la idea es iluminar el entorno y que recibamos la luz reflejada. Mirar directamente una fuente de luz causa en general un disconfort en nuestros ojos”

    Y lo que señala según el siguiente artículo, http://www.20minutos.es/noticia/1809099/0/luz-led/dana/retina/#xtor=AD-15&xts=467263, la científica Celia Sánchez Ramos:
    ”… el problema va a ir a más, no sólo porque vivimos más años, sino porque los jóvenes y niños utilizan cada vez menos papel para estudiar, sustituyéndole por dispositivos electrónicos.”Los ojos no están hechos para ver o mirar la luz, están hechos para mirar con luz””

    ¿Si se reemplaza el monitor, por una tela ad hoc, un poco más lejos del escritorio, sobre la que se proyecte una imagen por un proyector situado por encima y atrás mío, sería conveniente?.

    2) De no ser conveniente, si no que es preferible usar un monitor. Al tratar de entender que tecnología es más conveniente para la vista (LCD, LED y Plasma), me pasó lo siguiente. En wikipedia hay un artículo, que habla de la tecnología y de las pantallas LCD, http://en.wikipedia.org/wiki/Liquid-crystal_display, y cuando señala las desventajas, dice:
    “…Display motion blur on moving objects caused by slow response times (>8 ms) and eye-tracking on a sample-and-hold display, unless a strobing backlight is used. However, this strobing can cause eye-strain, as is noted next:
    As of 2012, most implementations of LCD backlighting use PWM to dim the display,[53] which makes the screen flicker more acutely (this does not mean visibly) than a CRT monitor at 85 Hz refresh rate would (this is because the entire screen is strobing on and off rather than a CRT’s phosphorsustained dot which continually scans across the display, leaving some part of the display always lit), causing severe eye-strain for some people.[54][55] Unfortunately, many of these people don’t know that their eye-strain is being caused by the invisible strobe effect of PWM.[56] This problem is worse on many of the new LED backlit monitors, because the LEDs have a faster turn-on/turn-off time than a CCFL lamp…”

    Por lo que he leído rápidamente (en Internet), me parece que los Plasma no tienen este “severe eye strain” por “strobing backlight/PWM” para algunas personas, también me parece que son los más conveniente para la vista (puestos a bastante distancia dado que es difícil encontrar uno pequeño). Pero estas conclusiones derivan sólo de una lectura rápida y en la Internet (que a veces tiene errores), por lo que me gustaría consultarte también si tienes antecedentes al respecto. El impacto medioambiental por el mayor consumo de energía del Plasma respecto de los LCD y LED, pretendo compensarlo con ahorro de energía en otras actividades que me importan menos que los ojos.

    Reply
    1. Ocularis Post author

      Hola:

      Creo que no debes preocuparte por el artículo que me enlazas de Celia Sánchez Ramos. Este tipo de afirmaciones no están basadas en evidencia científica, y tiene como fin crear un alarmismo social para vender su producto, el Reticare. He dedicado varios artículos para sacar a la luz la estrategia engañosa que usa para hacer negocio. Aquí tiene el último post de la serie.

      La verdad es que el uso de pantallas implica unas condiciones de iluminación diferentes a las que el ser humano está acostumbrado, y eso puede causar cansacion visual y molestias de distintas causas. Por sequedad ocular (parpadeamos menos), porque se pueden manifestar defectos de graduación (igual necesitábamos gafas y no lo sabíamos), por el efecto estroboscópico que mencionas, o por el efecto de mirar a una fuente de luz directa. Dejemos de lado las dos primeras causas, que afectarían más o menos igual que si leemos un libro. Lo del efecto estroboscópico tiene importancia principalmente en casos de estrabismos latentes, y tampoco hay indicios que las nuevas pantallas lo afecten (este efecto es mucho menos acusado que con los fluorescentes convencionales). En cuanto a la cuarta causa, es la específica de las pantallas, y tiene un efecto de disconfort para muchas personas. Y para otras muchas no. No hay evidencias ni indicios de enfermedades visuales causadas por el uso de pantallas. Y no hay razones para aconsejar, a aquellos que no notan disconfort visual, que dejen de usar pantallas, o que usen un tipo de pantalla en vez de otro. Y aquellos que tienen cansancio, cefaleas, etc, además de intentar buscar otra causa (igual necesitan gafas, o se les seca los ojos), deberán adecuar la iluminación y hacer pausas para evitar sus molestias. Pero sin preocuparse por comprometer su salud visual a largo plazo.

      Reply
  38. christian

    Saludos, me parece importante el tema. Yo desgraciadamente por mi trabajo debo pasar varias horas ante la pantalla. Pensando que un monitor más grande (pasé de 18 a 24 pulgadas) sería mejor compré uno de estas LED que son al mismo tiempo tv y monitor para pc y que usan cables hdmi para conectarse al pc. La verdad es que es mucho más cómodo para trabajar con dos textos al mismo tiempo. Usa una resolución de 1080×1920 a 60hz. La uso a 50cms aprox., de mis ojos al centro de la pantalla. Sin embargo el problema es que siendo más grande se notan más los parpadeos de refresco de algunas webs y el ojo debe moverse por una zona más extensa. Estoy probando usar una configuración de escritorio que ponga negro al fondo con letras blancas a ver si mejora. Un dato que quizás ya conoscais, en windows se puede aumentar la resolución y luego aumentar la pantalla, en win7 se hace desde pantalla>establecer tamaño de texto personalizado PPT . El escalado es grande por lo que para que sea eficiente debe ser de 125% aprox e ir probando de acuerdo al tamaño de la pantalla. Gracias por el post.

    Reply
  39. Ricardo

    Gracias por el articulo ahora se por que tengo estos síntomas tendre que descasar de tanta luz les

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *