Introducción al estrabismo

¿Por qué no hemos hablado antes de esto?

Son varias las peticiones que he recibido para que escribiera algo sobre el estrabismo. A raíz de artículos relacionados (el ojo vago, la visión binocular) o de forma espontánea por correo electrónico. He ido dando largas al asunto, y es que no estaba muy animado a escribir sobre el estrabismo.

¿Es un tema que no me guste?. Al contrario, me encanta, disfruto mucho con él y lo veo bastante en consulta, pero le encuentro una serie de inconvenientes para escribir artículos en este blog:
– No tiene fotos bonitas. Parece una tontería, pero los que habéis leído varias entradas de esta bitácora sabéis que me gusta adornar el texto con fotografías. La ventaja de la oftalmología es que (valga la redundancia) es muy visual: las enfermedades las vemos directamente, no dependemos como otras especialidades de las pruebas complementarias, o de lo que oímos o tocamos. Escribir sobre la retina es agradable porque puedes poner fotos que muestran directamente la enfermedad, y lo mismo pasa con la córnea, el cristalino, etc. Con el estrabismo no. Sí es visual, y además no necesitamos sistemas de aumento, lámpara de hendidura, oftalmoscopio, etc: el estrabismo se explora a simple vista. Pero hace falta cierto aprendizaje, y además la fotografía estática muchas veces no se suficiente y harían falta vídeos.
– Ocupa un lugar algo más “periférico” dentro de lo que es la oftalmología general. Un oftalmólogo general ve mucho polo anterior, glaucoma y retina. Por supuesto, mucha cirugía de cataratas, y algo de uveítis. Sólo tiene que derivar al retinólogo, glaucomatólogo, etc, aquello que no puede manejar él. Sin embargo, al estrabólogo se le deriva con más frecuencia. Es difícil mantener un nivel aceptable en estrabismo si no te dedicas bastante a él. Tiene ciertas peculiaridades de la exploración y de la teoría que hay que tener muy claras incluso para lo más básico, y si no lo practicas con frecuencia, en seguida “pierdes mano”. Este blog está pensado como una forma de divulgación de oftalmología general y temas afines, y quizás meterme en lo básico del estrabismo es subespecializar demasiado.
– Quizás lo más importante: creo que es más difícil hacerlo ameno. Hablar del globo ocular: la retina, el cristalino, la córnea, el iris, etc, me resulta más sencillo. Todos tenemos una idea de lo que es un ojo, con dos pinceladas más de anatomía me es suficiente para comenzar a explicar cosas. El estrabismo trata de cómo se mueven los ojos, por lo que nos centramos en los seis músculos que tiene cada globo ocular para moverse. Son muchos músculos, con acciones complejas. Además, hay mucho de neurología: el que mueve los ojos es el cerebro y los 6 nervios motores que inervan estos 12 músculos. El tema no se circunscribe ni mucho menos al ojo, así que se complica. Todo el mundo tiene una idea de lo que es un ojo, pero no de lo que es un oblicuo superior o un IV par craneal.
– Igual me emociono. Sí, ya he dicho que me gusta el tema, y cuando tienes cierta costumbre, pierdes la noción de que para los demás no es evidente lo que para uno es rutina. Con una linterna y una mano se puede realizar una exploración muy completa, y en ocasiones con la observación directa. Cuando tengo residentes en la consulta a veces me tienen que “parar los pies” cuando les explico un estrabismo, son conceptos que hay que digerir y manejarlos un poco antes de avanzar. Parece que doy por supuesto más cosas. Puede que me pase lo mismo si escribo artículos del tema.

Y sin embargo …

A pesar de todo, aquí estamos. Después de todo este tiempo (con lo “viejo” que se está volviendo el blog 😀 ), y que prácticamente he tocado todos los temas, la gente que me conoce me recrimina que precisamente no escriba nada sobre estrabología. Así que nada, a ver lo que sale. Mi idea es dar hoy una pincelada, un vistazo por encima acerca del concepto de estrabismo, y quizás algo de las posibles consecuencias que puede tener. No voy a hablar de las causas, ni del tratamiento. De hecho, tampoco tengo idea de hablar de ello en breve (podéis comprobarlo en la lista de artículos pendientes). El próximo artículo también hablaré de estrabismo, aportando un ejemplo cercano, y de momento ahí se queda el tema. Según como vaya el experimento, tocaremos más la estrabología o no.

¿Qué es el estrabismo?

Después de todo este rollo, vamos al grano. ¿Qué es eso del estrabismo?. Es la pérdida de alineación de los ejes visuales. Fácil, ¿verdad? 🙂

Bueno, vamos a explicarlo un poco. En el artículo de la visión binocular decíamos que aunque tenemos dos ojos, el cerebro sólo percibe (o debería percibir) una sola imagen. Eso se consigue si logramos dos objetivos:
– Que los ojos miren al mismo sitio: si cada ojo está enfocando una cosa diferente, el cerebro recibirá dos imágenes diferentes.
– Que el cerebro sepa/pueda “fundir” ambas imágenes en una. Para ello, tienen que ser muy parecidas.
Al primer aspecto lo denominamos fusión motora. Los ojos están alineados, miran al mismo objeto. Realmente lo que se alinean son los ejes visuales, esa línea imaginaria que pasa por el centro de la retina (la mácula, concretamente la fóvea), pasa también por el centro de la córnea, y llega hasta el objeto que tenemos enfrente. Cada ojo tiene un eje, y ambos ejes tiene que cruzarse en el objeto que estamos mirando. Lógicamente, los ejes tienen que ser convergentes, pero cuando miramos a algo lejano los ojos parecen casi paralelos.
Al segundo aspecto lo denominamos fusión sensorial, y ya es trabajo exclusivamente cerebral. De aquí sale la estereopsis (visión tridimensional), como explicábamos en el otro artículo.
Ambas fusiones están estrechamente relacionadas, no puede haber fusión sensorial si no hay cierto grado de fusión motora (si cada ojo está mirando a un sitio, las imágenes son muy diferentes y es imposible que el cerebro las interprete como una sola) , y por otra parte cierto grado de fusión sensorial es necesaria para mantener la fusión motora (al estar el cerebro activamente fusionando las imágenes, está manteniendo el sistema motor para que los ojos se mantengan alineados).

Antes de nada, vamos a repasar algunas afirmaciones populares y repasar su veracidad:

  • Eso del estrabismo es lo de ser bizco: Más o menos. Sí, el apelativo “bizco” es una denominación peyorativa para los estrabismos que se ven a simple vista. Pero algunos estrabismos tienen aparentemente los ojos rectos. Otras personas parece que tuercen los ojos y sin embargo los tienen rectos (sería un falso estrabismo). Y en algunos sitios el término “bizco” se refiere sólo al estrabismo convergente (meter los ojos hacia adentro, acercarlos a la nariz). Sin embargo, torcer los ojos hacia afuera o hacia arriba o abajo también es estrabismo. Por otra parte, “bizquear” también significa torcer los ojos hacia adentro de forma voluntaria; aunque realmente es también un estrabismo, se trata de un movimiento voluntario que puede hacer casi todo el mundo, así que no se considera un paciente estrábico al que bizquea porque quiere.
  • Tener estrabismo quiere decir que hay un ojo vago: No. Aunque son enfermedades relacionadas, puede haber estrabismo sin ojo vago. Y al revés, muchos ojos vagos no tienen nada que ver con los estrabismos.
  • El estrabismo es hereditario: Sí. No es obligatorio que un niño tuerza el ojo si alguno de sus padres tienen o han tenido estrabismo, pero tiene más posibilidades que otro niño. Es un factor a tener en cuenta.
  • Se le quedó el ojo torcido de una fiebre, un susto, el sarampión, etc. Es un mito muy asumido en la culturilla popular. Muchas veces ni se lo rebato al paciente (normalmente a los padres del niño con estrabismo). Cierto es que un proceso debilitante como una enfermedad descompensa el estrabismo que de cualquier manera iba a aparecer en el siguiente catarro, o de forma espontánea. Pero la causa no es esa.
  • La operación cura el estrabismo. No. Aunque no tengo voy a hablar de tratamientos en este artículo, quiero desmentir esa idea. Con la operación, podemos convertir un estrabismo grande en uno pequeño. Al ser pequeño, puede ser que el propio cerebro termine de alinear los ojos, o puede que simplemente deja de verse a simple vista, con lo que el problema “desaparece”. Pero las consecuencias del estrabismo (pérdida de desarrollo visual, pérdida de visión binocular) raramente se recuperan.
  • En el estrabismo hay un ojo bueno y otro malo: Es más complicado; realmente no hay ojo bueno y malo. Los ojos, en sí mismos e inicialmente están sanos. Hay una tendencia a que los ejes se desalineen, uno con respecto al otro, pero el cerebro necesita la información visual, así que si no puede contar con los dos ojos a la vez, elije a uno. Por tanto, aunque en los estrabismos (por lo menos en los primarios) están involucrados los sistemas motores de ambos ojos, el que el cerebro a escogido para mirar está centrado, y el otro manifiesta toda la desviación. Si siempre hay un ojo que está desviado y eso ocurre desde la infancia, es muy posible que se haga vago, como ya explicamos. Pero a veces el cerebro es capaz de usar a veces un ojo y a veces el otro. Se denomina estrabismo alternante, y en la infancia tiene la ventaja de que en principio no producirá ojo vago.

Hemos quedado entonces que el estrabismo es una pérdida de la fusión motora: los ejes se desalinean, por lo que la fusión sensorial es imposible. Entendemos por tanto, que la visión binocular normal desaparece. En realidad, algunos estrabismos son capaces de obtener cierto grado de fusión sensorial y visión binocular, aun con los ojos desalineados. Ésta siempre es incompleta o anómala, pero por ahora vamos suponer que simplemente la binocularidad desaparece. Por tanto, la visión tridimensional anda siempre limitada en el paciente estrábico, y por ejemplo no amortizará mucho la entrada en caso de ir a un cine en tres dimensiones.

El control del movimiento ocular

¿Cómo conseguimos que los ojos se dirijan siempre al mismo sitio?. Hay tres mecanismos principales

  • El movimiento voluntario estimula simétricamente los músculos correspondientes: Si queremos enfocar un objeto a la izquierda, se estimula un músculo del ojo izquierdo (el recto lateral) y a la vez se estimula otro músculo del ojo derecho (el recto medio). Digamos que el cerebro manda la misma cantidad de impulsos a ambos músculos, para que ambos ojos se muevan más o menos lo mismo.

  • Cuando vemos un objeto cercano, los ojos tienen que converger más. La proximidad de un objeto, a través de diversos reflejos, estimula la convergencia.

Cuando miramos de nuevo a lo lejos, se relaja la convergencia, y ese efecto pasivo de que los ejes visuales vuelven a estar casi paralelos se llama divergencia

  • Queda el tercer mecanismo, el menos potente en acción pero que necesita estar presente para completar el alineamiento visual: los movimientos de fusión. Lo habitual es que el cerebro esté acostumbrado a la visión binocular y haya aprendido a conservarla; si las dos imágenes comienzan a separarse porque los ojos se están desalineando, el cerebro es capaz de ajustar los ojos, con movimientos finos pero exactos, para mantener la imagen única. Podríamos entenderlo como una especie de defensa contra la visión doble, y ocurre de forma inconsciente.

Estos tres mecanismos actúan simultánea y continuamente.

Estrabismos manifiestos

Las afirmaciones que hemos hecho antes se refieren al estrabismo manifiesto, cuando efectivamente los ejes visuales están desalineados. Su término adecuado es tropia. Cuando el ángulo de desviación es pequeño y pasa desaparcibido, se denomina microtropia; de lo contrario, somos capaces de ver a simple vista la desviación, y podemos dividir los estrabismos según hacia dónde se tuercen los ojos. Si la separación es horizontal, que es lo más común, podemos hablar de:

  • Estrabismos divergentes o exotropias si los ojos van hacia afuera.

  • Estrabismos convergentes o endotropias si los ojos van hacia adentro, se acercan a la nariz (lo que se entiende por “bizquear”).

También existen estrabismos verticales, y hablaríamos de hipertropias si un ojo tiene tendencia a subir con respecto al otro, e hipotropia en el caso contrario. De todas formas, los estrabismos verticales son más complejos, y por suerte, menos frecuentes.

Y también tenemos estrabismos combinados, con desviación horizontal y vertical.

Estrabismos latentes

Compliquemos un poco el asunto. Supongamos que los ojos presenten una tendencia a desalinearse debido a que falla alguno de los dos primeros mecanismos de control. Por ejemplo uno de los músculos que mueven el ojo está paralizado, por lo que aunque el cerebro le mande impulsos para que se contraiga, ese ojo no se mueve en la dirección adecuada. Otro ejemplo sería que el mecanismo de convergencia es excesivo, y los ojos tienden a meterse hacia adentro (estrabismo convergente). Si estos problemas no son demasiado importantes, el tercer mecanismo de control (los movimientos de fusión) acude al rescate, y mantiene los ejes alineados. Aunque normalmente no veamos el estrabismo, está ahí latente, basta con interrumpir la fusión de ambas imágenes para que se manifieste. Un estrabismo latente se llama foria o heteroforia. Según hacia dónde se dirija la desviación, hablaremos de exoforias si es un estrabismo divergente latente y endoforias si es convergente. También pueden haber, aunque mucho menos frecuente, hiperforias e hipoforias.
Realmente, todos tenemos forias. Ya decía que están actuando simultáneamente todos los mecanismos de control, los más potentes y “groseros” dirigen los ojos “más o menos” hacia la misma dirección, y los movimientos de fusión terminan de hacer el trabajo. Cuando al explorar el estrabismo en la consulta interrumpimos la fusión, aparecen pequeños estrabismos, en mirada lejana o cercana, a muchísima gente. De hecho, es típico que los hipermétropes tengan endoforias y los miopes tengan exoforias, por ejemplo.
Eso es normal y casi ni lo denominamos estrabismo en la práctica. Se trata de pequeñas desviaciones, que desaparecen en cuanto se recupera la fusión. Sin embargo, las forias pueden causar problemas si:

  • La desviación latente es grande: los movimientos de fusión son relativamente poco potentes, y compensar un ángulo amplio supone mucho esfuerzo.
  • La fusión es insuficiente: si el cerebro no dispone de los circuitos adecuados para la fusión (por una enfermedad o debilitamiento neurológico o porque no hubo buena visión binocular en la infancia), o bien las imágenes obtenidas de algún ojo son de poca calidad, no se podrá regular bien el movimiento ocular. En estos casos, aunque la foria sea poca desviación, puede no controlarse bien.

¿Qué pasa si una foria no está bien compensada?:

  • El esfuerzo por mantener los ojos alineados puede producirnos síntomas. El sistema está al límite, exige demasiada concentración. Nos fatigamos, nos puede doler la cabeza. Si la foria es mayor en distancia cercana, los síntomas aparecerán con el esfuerzo de cerca. Algunas circunstancias como el efecto estroboscópico de los fluorescentes o las pantallas de visualización pueden empeorar una foria, como expliqué en el artículo de la fatiga visual
  • Finalmente, podemos perder la alineación visual. En ese momento el estrabismo latente se convierte en manifiesto (la foria pasa a ser tropia). Puede ser un sólo instante, o ser más duradero.

Síntomas

Aparte del aspecto estético si el ángulo es suficientemente grande, en ocasiones el estrabismo tiene consecuencias sobre el sujeto.

En el adulto:

  • En el caso de forias altas ya hemos dicho que se puede producir fatiga visual
  • Si tenemos ya un estrabismo manifiesto (tropia), y hay una visión binocular normal, el paciente ve doble. La diplopia o visión doble es la manifestación más frecuente del estrabismo agudo del adulto. Es lo que comentábamos al principio: si el cerebro recibe simultáneamente dos imágenes diferentes, el objeto que está centrado en la retina de un ojo, no aparece en el centro de la retina del otro. Para que el cerebro sea capaz de fusionar las dos imágenes, las zonas de la retina se deben corresponder entre sí. El centro de la retina de uno con el centro de la retina del otro. Si un objeto aparece en el centro de la retina de un ojo, y en un punto periférico del otro ojo, se interpreta como si ese objeto está desdoblado, duplicado. En el artículo del ojo vago también expliqué este concepto.

  • Si vemos a un paciente adulto con estrabismo, pero no ve doble, tenemos que pensar dos cosas: o no tiene estrabismo aunque lo parezca, o no ha desarrollado con normalidad su visión binocular [realmente hay una tercera opción, pero muy poco frecuente]

Veamos ahora en el niño:

  • Si es pequeño, no tiene diplopia. ¿Por qué?. Durante la época del desarrollo visual, existe lo que se llama plasticidad cerebral. Los circuitos de fusión del cerebro no están afianzados, pueden “desconectarse”. Y eso es lo que pasa en el niño pequeño; para evitar la diplopia, el cerebro decide anular la imagen de un ojo por lo que no se quejará de ver doble. Esa forma de ignorar la información que viene de un ojo (no hace falta ignorar toda, quizás sólo la parte central del campo visual) se llama supresión. No quiere decir que ese ojo ya no vea; si tapamos el otro, el que normalmente está suprimido ve, incluso puede ver tan bien como el que normalmente fija, o más.
  • Si el estrabismo es de los que el ojo desviado siempre es el mismo, una supresión constante hace que no desarrolle bien la visión, sería un ojo vago o ambliopía. Pero cuidado, no hay que confundir los conceptos de supresión y ambliopía. Si el estrabismo es alternante (a veces fija con un ojo, a veces con el otro), pues a ratos se suprime un ojo y a ratos el otro. No tiene ambliopía de ningún ojo, y sin embargo ambos suprimen muy bien. Y esa supresión propiciará que ni de niño ni de adulto sufrirá diplopia. Ni siquiera aunque desaparezca el estrabismo y ya los ojos estén alineados. La visión binocular sólo se desarrolla al comienzo de la infancia.

Comparte el artículo Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

57 thoughts on “Introducción al estrabismo

  1. Responder
    Ale - 29 Febrero, 2008

    Hola, quisiera preguntar…
    ¿En qué medida es perjudicial bizquear?

    Desde siempre, desde que era muy pequeño, me decían que no lo hiciera que era malo…
    Sin embargo han sido muchas las veces que lo he hecho, durante largo tiempo, y sin embargo no me ha ocurrido nada. El motivo por el que me decían esto era la posibilidad de que los ojos ¡se quedaran bizcos para siempre!

    Gracias, un saludo y ¡felicidades por el blog!

  2. Responder
    Ocularis - 1 Marzo, 2008

    Hola Ale:
    En el artículo no he dicho que sea malo bizquear. De todas formas, tampoco es lo más recomendable, estamos rompiendo la fusión voluntariamente, y estamos forzando la convergencia. Para aquellos que tienen tendencia al estrabismo convergente, estaría claramente desaconsejado.
    Cierto que lo normal es que no pase nada, pero es mejor no hacerlo. Es como bajar las escaleras de tres en tres en vez de hacerlo de una en una. Habrá gente que siempre las baje de tres en tres y nunca les pase nada. Pero es indudable de que tiene más posibilidades de caerse. Y puestos a dar un buen consejo, bajar las escaleras de una en una.

  3. Responder
    bjjb - 2 Marzo, 2008

    Una pregunta estupida que no tiene nada que ver con tu articulo de hoy:

    ¿Es posible saber si una persona es miope o hipermetrope con acercar las gafas a un papel?.

  4. Responder
    Ocularis - 2 Marzo, 2008

    Sí, es posible.

  5. Responder
    alfonso - 3 Marzo, 2008

    hola;

    sobre todo feliciarte por este articulo el cual me a gustado leer y una pequeña duda que tengo, apartir de que grados considerais micro estrabismo convergente?

    un saludo

  6. Responder
    Ocularis - 5 Marzo, 2008

    En la práctica solemos medir el estrabismo en dioptrías prismáticas más que en grados, por lo menos siempre que sea posible. Por otra parte, a veces se considera microestrabismo simplemente el que es indistinguible a primera vista (la del oftalmólogo), y sólo haciendo una exploración se manifiesta. Aunque yo prefiero apoyarme en la medición del ángulo, que a veces te llevas sorpresas.

  7. Responder
    alfonso - 6 Marzo, 2008

    ok:

    Me referia precisamente a eso, a partir de que angulo expresado en grados se denomina microestrabismo.
    Y que relacion existe entre dioptrias y grados de angulo.

    Muchisimas gracias

  8. Responder
    Ocularis - 7 Marzo, 2008

    No me meto en el tema de grados, ni dioptrías prismáticas, ni en los criterios que utilizamos los médicos para clasificar los diferentes estrabismos. Creo que eso tiene interés para el médico, pero no para el público general.
    Un saludo.

  9. Responder

    […] Volvamos a hablar de ojos. En el penúltimo artículo (denso, todo hay que decirlo) dí unas primeras nociones para entender en qué consiste el estrabismo. Vamos a aplicar lo explicado en un caso bastante conocido en la culturilla popular. Cuando uno se pasa bebiendo alcohol, puede pasar que a uno se le desdoble la imagen, que vea doble. […]

  10. Responder
    Lucas - 13 Marzo, 2008

    Hola, estupendo artículo. Ya que en el artículo dices que una operación de estrabismo no lo cura, sino que mas bien lo disminuye mas o menos, ¿con “prismas” en adultos sería factible?.

  11. Responder
    Javier - 13 Marzo, 2008

    Hola ocularis:
    Respecto al tema de la visión binocular y la coordinación de ambos ojos… ¿se pueden hacer ejercicios oculares que ayuden a mejorar esta coordinación? ¿Puedes recomendar algún libro práctico sobre este tema?

  12. Responder
    Ocularis - 13 Marzo, 2008

    No entiendo bien la pregunta. Cuando los ojos no tienen ningún problema de estrabismo, se encuentran coordinados en todo momento, no hay nada que mejorar. En el caso de que haya algún tipo de estrabismo, las medidas a tomar dependen del tipo de estrabismo, entonces ya hablamos de un tratamiento para un diagnóstico concreto.
    Hay mucha “terapia visual” que busca tratar a personas sanas, quizá con algunos síntomas (fatiga visual, etc), pero sin diagnóstico claro de estrabismo. Eso es, en la mayoría de los casos, charlatanería.

  13. Responder
    nessy - 14 Marzo, 2008

    Hola! Me ha gustado mucho este artículo, quizá más que otros porque me afectó: yo tuve estrabismo, pero me operaron de pequeña. Aún así, soy capaz de mover el ojo estrábico como estaba antes de operarme. Cada vez que lo hacía, mis padres me decían que no lo hiciera porque se me volvería a torcer como estaba. Supongo que no es cierto, pero de todas formas me gustaría que me lo confirmaras (para saber si puedo hacer la gracia cada vez que me saco una foto tonta o en las fiestas para entretener al personal :P).
    Ah! No tengo ojo vago que yo sepa, aunque a partir de los 10 años empecé a tener miopía y poquito a poco he llegado a las 8 dioptrías en cada ojo. Por suerte ya se me ha estabilizado…
    Un beso!!!

  14. Responder
    Ocularis - 17 Marzo, 2008

    Me alegro de que te haya gustado el artículo.
    Un saludo.

  15. Responder
    angeles - 22 Marzo, 2008

    Hola es la primera vez que escribo,felicitaros pues pofin me he enterado ¡que es un ojo vago!yo lo sufro desde niña y es bastante incomodo,pues el otro ojo sufre bastante,a mi ya me diagnosticaron vista cansada con 24 años.Aparte tengo algo de estrabismo,aunque bastante corregido,pero es poco estetico.A mi me ha provocado complejo, he incluso para determinadas tareas al no ver practicamente nada del ojo,me incapacita parcialmente.Pero bueno siempre nos quedara el otro(siempre nos quedara Paris)gracias

  16. Responder
    Ocularis - 22 Marzo, 2008

    De nada, Angeles

  17. Responder
    Joaquim - 26 Marzo, 2008

    Pues para no apetecerte mucho, te ha salido un artículo muy gráfico y ameno.

    Gracias y salu2

  18. Responder
    Ocularis - 26 Marzo, 2008

    Gracias, Joaquim 🙂

  19. Responder
    Sherezade - 21 Mayo, 2008

    Perdon me confundi en lo de los oftalmologos,a ellos no he ido se lo pregunte a diferentes oculistas de las opticas es q no se si es lo mismo…gracias

  20. Responder
    Ocularis - 21 Mayo, 2008

    En la óptica están los ópticos u optometristas, no los oftalmólogos. Los oculistas (oftalmólogos) son los médicos. Se dedican a diagnosticar y tratar enfermedades de los ojos (como el estrabismo). Los ópticos se dedican principalmente a graduar y adaptar gafas y lentillas.

    1. Responder
      elias - 7 Octubre, 2011

      y los licenciados en optometria con licenciatura pueden medir tu estrabismo para posteriormente canalizarte a un oftalmologo especialista en estrabismos para untratamiento quirurgico de ser necesario, el optometrista puede ofrecerte no solo lentillas si no terapia en algunos casos,el punto es que vayas con especialistas y no solo vendedores

      1. Responder
        Ocularis - 7 Octubre, 2011

        Depende de los países. El “manejo” de enfermedades en España es competencia de los médicos. Los defectos de refracción (dejando aparte las alteraciones de la miopía o enfermedades corneales o cristalinianas causantes de astigmatismo) pueden manejarse sin recurrir obligatoriamente al oftalmólogo.
        Para el estrabismo la cosa es diferente. Eso sí que es una enfermedad. Al margen de que haya tratamientos que los realice el optometrista, el manejo debe llevarlo un facultativo. No se trata de que un optometrista no pueda hacer un cover o medir una desviación, pero tampoco es que las decisiones del manejo las tome un optometrista y sólo lo derive al oftalmólogo cuando aquél considere la opción quirúrgica. Al menos en España, debe ser así si queremos ir de acuerdo con la ley y el sentido común.

  21. Responder
    kuki - 1 Junio, 2008

    gracias

  22. Responder

    […] Hablaremos de lo que “parece pero no es”. Ya hemos explicado por encima lo que es el estrabismo. Los estrabismos grandes son bastante evidentes, porque uno de los ojos está desviado. Hay otros que son de pequeño ángulo, que son invisibles a simple vista, llamados microtropias. Estéticamente no implican ningún problema, aunque funcionalmente puede que sí. Pero hoy vamos a hablar de lo contrario: cuando parece que los ojos se tuercen, y no es así.Por definición el falso estrabismo (o pseudoestrabismo), no se trata de ninguna enfermedad. Es una condición de los propios ojos o los tejidos de alrededor que simulan un estrabismo: parece que algún ojo se desvía. Sin embargo los ojos realmente están alineados. La sensación de estrabismo a veces es muy fuerte, y en ocasiones resulta difícil convencer a los padres de que su niño no tuerce. Digo lo de los padres porque como veremos, la mayoría de los falsos estrabismos se producen durante la infancia, y son los padres los que se angustian. Y como las pruebas que descartan un estrabismo son muy rápidas y no requieren aparataje, es habitual que los padres, que están constantemente con el niño y que sí “le ven torcer”, no se queden conformes con que el oftalmólogo descarte tan rápido el estrabismo. […]

  23. Responder
    meneame.net - 25 Junio, 2008

    Estrabismo…

    El estrabismo es una pérdida de la fusión motora: los ejes se desalinean, por lo que la fusión sensorial es imposible. Entendemos por tanto, que la visión binocular normal desaparece. En realidad, algunos estrabismos son capaces de obtener cierto g…

  24. Responder
    Paco - 11 Agosto, 2008

    ¡Por fin un médico que sabe de lo que habla!. Soy estrábico desde los dos años, me metí un alambre de punta engarfiada entre el lacrimal y el ojo y al sacarlo de golpe se desgarrró el párpado y algún músculo interno.(Es raro que en ningún sitio se hable del posible origen traumático del estrabismo). Después de tres operaciones de corrección (de pequeño)sigo mas o menos igual.
    Cuando hablo con un oftalmólogo y me habla de ojo bueno y ojo malo sé que no sabe lo que dice. Veo perfectamente por los dos y cambio el ojo “dominante” a voluntad, teniendo entonces solo visión periférica con el otro, aunque si quiero puedo ver doble. Incluso con un aparato para ver fotos aéreas en tres dimensiones en el que se mueven las fotos hasta que “casan”, puedo aún tener visión estereoscópica, aunque me marea un poco. Con un médico como Vd. hasta me operaría otra vez.

  25. Responder
    Ocularis - 14 Agosto, 2008

    Gracias por tu confianza, Paco.
    Todo hay que decirlo, a veces hablamos de “ojo bueno” y “ojo malo” aun a sabiendas de que es incorrecto. Yo siempre intento dar a mis pacientes una explicación parecida a la de este artículo, para que les quede claro que el problema no está dentro de sus ojos. Pero a veces el paciente lo tiene así asumido, y no vas a ningún sitio intentando convencerle de lo contrario.
    Otras veces el estrabismo se combina con una pérdida visual (por ojo vago o por otra causa) intensa en un ojo, y realmente hay un “ojo malo” en cuanto a función visual.

    A veces los médicos prefieren asumir de forma habitual las incorrecciones habituales que tienen los pacientes para entenderse con ellos. No es mi forma de proceder, pero el colega que así lo hace no significa que no sepa de lo que está hablando, puede que simplemente no le de la misma importancia que otros a la información dada al paciente.

    Un saludo.

  26. Responder
    Nacho - 17 Agosto, 2008

    Ante todo felicidades y gracias por tu tiempo, este tipo de explicaciones para los no “doctos” son bienvenidas y facilitan mucho a enfrentarse a los problemas de salud de sus hijos.
    No he entendido en el artículo la aseveración de que el estrabismo no tiene cura, ¿quieres decir que el estrábico tendrá tendencia a ver doble, o que lo máximo que logrará será la supresión alternante pero nunca la binocular? Muchas gracias

  27. Responder
    Ocularis - 18 Agosto, 2008

    Lo que quiero decir es que con la cirugía convertimos un estrabismo de ángulo grande en otro de ángulo pequeño, normalmente tan pequeño que pasa desapercibido. Desaparece lo que la gente ve del estrabismo, pero no realizamos cambios profundos en la causa del estrabismo.
    Tras la cirugía, depende del estado sensorial previo del ojo (si suprime mucho o poco, si tiene mucha o poca binocularidad, si es capaz de realizar movimientos de fusión) responderá de una manera u otra. Si el niño es suficientemente pequeño podemos modificar la evolución de su desarrollo sensorial (en todo caso, de forma muy modesta). En el niño mayor y en el adulto, el estado sensorial lo podemos considerar inamovible. Es decir, si tenía supresión alternante, la seguirá teniendo.
    Eso no quiere decir que el paciente tenga más tendencia a ver doble, depende del estado sensorial. De hecho, el hecho de ver doble nos habla de cierta binocularidad mantenida, y eso puede ayudar a “ajustar” y “mantener” el resultado de la cirugía. Por otra parte, si en vez de visión doble hay supresión, implica que una desalineación leve no causará síntomas. En ese caso la cirugía es menos exigente (el objetivo ya sería que el estrabismo se notara lo menos posible).

  28. Responder
    seba - 30 Agosto, 2008

    hola, yo tengo la siguiente duda, tengo dos objetos uno cercano digamos a 40 centimetros y otro a 2 metros, es normal q al enfocar en uno de esos dos objetos el otro se nos vea doblado, sin mirarlo directo, no se si me explico bien

  29. Responder
    Ocularis - 31 Agosto, 2008

    Es normal, se llama diplopia fisiológica.
    Cuando fijamos la vista en un objeto, los ojos se alinean con él, y sólo vemos uno. Un objeto que esté a diferente distancia no se percibe con los ojos alineados, así que lo veremos doble.
    Saludos.

  30. Responder
    Nacho - 15 Septiembre, 2008

    Hola,
    ¿los tratamientos con toxina botulinica para niños pequeños son para mejorar la funcionalidad o meramente para mejorar la estética?
    ¿La intervención consigue corregir el problema o este se corrige con gafas y parcehs alternando los dos ojos?
    A partir de cuándo es aconsejable intervenir?. Muchas gracias por el tratimiento didáctico de la página

  31. Responder
    Ocularis - 15 Septiembre, 2008

    La respuesta a todas esas preguntas depende del caso. Ya aviso al comienzo del artículo que el estrabismo es un tema complejo. Esas dudas las contesto a mis pacientes una vez he estudiado el caso, y suelen variar mis respuestas de unos pacientes a otros.
    Un saludo.

  32. Responder
    Felicitat - 21 Octubre, 2008

    Muchas gracias por la información, aunque continuamente hace referencias sobre la dificultad de dar explicaciones sobre terapias y tratamiento, ¿donde podría encontrar esa información?, donde consigo un estrabólogo?, mi hija […]

  33. Responder
    Ocularis - 21 Octubre, 2008

    Me temo que no puedo ayudarte para encontrar un estrabólogo. Aunque los que nos dedicamos a este tema no somos muchos, por lo que buscando un poco (y teniendo en cuenta que posiblemente haya que desplazarse para realizar la consulta) al final uno puede encontrar lo que busca.
    Un saludo.

  34. Responder

    […] Cuando se inflaman, además de colaborar en los síntomas explicados (proptosis, compresión del nervio óptico, hipertensión ocular) por su aumento de volumen, hay consecuencias más directas. Un músculo inflamado duele, y se mueve peor. En este caso, el paciente puede notar dolor al movimiento de los ojos, y quizás algo más importante: se altera la movilidad. Esto sería un estrabismo. Pero no uno de los habituales (que se tienen desde la niñez, de causa desconocida). Se trata de un estrabismo de causa bien conocida, y que llamamos restrictivo (se restringen algunos movimientos oculares, sólo aquellos en los que esté implicado el músculo inflamado). La consecuencia inmediata es que en algunas posiciones de la mirada, el paciente ve doble. Cuando estuvimos hablando del estrabismo ya dijimos que la visión doble suele ser la consecuencia principal de la desviación ocular en adultos.Un estrabismo en la fase aguda de la enfermedad puede ser reversible con un tratamiento enérgico para quitar la inflamación. El problema es cuando esta inflamación es intensa y/o duradera. Entonces se producen cambios en el tejido del músculo. Se van sustituyendo las fibras musculares por tejido fibroso. Es como si el músculo fuera cicatrizando por dentro. Eso puede dar lugar a consecuencias importantes. Puede aparecer una visión doble tardía (o mantenerse una visión doble aguda), cuando ya no hay inflamación. El tratamiento de esos estrabismos es complejo, porque los músculos ya no están sanos, y es una situación que no podemos revertir. […]

  35. Responder
    alejandro - 6 Junio, 2009

    Hola, me gustaría que publicaras algún articulo de como cuantificar las tropias, y así mismo las pruebas que se usan, actualmente estoy estudiando practicas de exámenes de refraccion y necesito informacion acerca de esto, se que una pruba podriamos hacerla con el baston de madox, pero no lo se usar 🙁 podría explicarlo??? O digame donde puedo encontrar informacion acerca de esto gracias”!!!

  36. Responder
    Ocularis - 6 Junio, 2009

    El blog no está pensado para ayudar al aprendizaje de las técnicas exploratorias. La docencia la realizo con mis residentes, en persona. Previamente hay que leerse libros específicos sobre la materia y luego se desarrolla la práctica “en vivo” con pacientes y con el adjunto (en este caso yo).
    Espero que lo entiendas.
    Un saludo.

  37. Responder

    […] He dedicado pocos artículos sobre el estrabismo, hoy retomamos el tema hablando del tipo de estrabismo más frecuente. Recomiendo encarecidamente a mis queridos lectores que consulten este artículo antiguo donde hago una introducción al estrabismo. Sin esos conceptos previos, comprender lo que hoy vamos a explicar resultará difícil. […]

  38. Responder

    […] Podemos calificar la dificultad de la cuestión de este mes de fácil. La pregunta era directa, se pedía un dato concreto, un enunciado sencillo con respuestas simples. Se trata de averiguar cuántos músculos se insertan en el globo ocular. Quedan explícitamente excluidos los músculos que se encuentran en el interior del ojo (que son tres, más o menos), y nos quedamos sólo con los que llegan al globo en su parte externa. En global, este conjunto de músculos suele denominarse musculatura óptica intrínseca (MOE). Si enumeramos uno a uno los músculos implicados, tenemos al recto medio, recto lateral, recto superior, recto inferior, oblicuo superior y oblicuo inferior. Es una información fácil de encontrar por internet, o incluso en cualquier libro básico de temas médicos o de salud. Curiosamente, en el artículo donde hablo del estrabismo no enumero los 6 músculos extraoculares. Pero aunque no podemos decir que la respuesta está directamente en el blog, podemos afirmar que era una pregunta fácil. […]

  39. Responder
    Luisa Alejandra 8 - 24 Marzo, 2010

    Bueno, aunque 2 años después de publicado, leo este artículo y me parece súper chévere, escribes muy bien, te haces entender aunque uno no sepa del tema.

  40. Responder
    Diana - 24 Abril, 2010

    hola buenas
    este articulo esta buenisimoo
    andube buscando por todos lados y nada..
    y este esta completo
    tenia ciertas dudas pero ya con este articulo..todo bien(y)

  41. Responder
    Tucky - 28 Abril, 2010

    Hola! Un artículo muy interesante! Pero tengo una dudilla
    ¿Por qué una anisometropía,una catarata,…. pueden provocar un estrabismo?Entiendo que a uno de los ojos le llega una imagen peor… pero ¿por qué el cerebro decide desviar un ojo ante esa situación y no siemplemente suprime la vision de uno de los ojos?

    1. Responder
      Ocularis - 3 Mayo, 2010

      Te animo a leer cuidadosamente el artículo. Hablas de que el cerebro “decide” desviar un ojo (que no lo decide, suele ser una consecuencia de un problema visual) en vez de suprimir la visión. Como si fueran antagónicas. Y realmente la supresión es causa (o es parte del mecanismo) de una mayoría de estrabismos.

      Un saludo.

  42. Responder
    Rubén - 15 Junio, 2010

    Buenas, Tengo una duda, mejor dicho….. hay algo que no me quedo en claro y es lo siguiente en realidad las personas con problemas de ESTRABISMO DIVERGENTE, su forma de ver es, mono ocular o bino ocular….?.

    Muchas Gracias.

    1. Responder
      Ocularis - 16 Junio, 2010

      Depende del tipo de estrabismo divergente, porque hay varias formas.

  43. Responder
    juan andres - 29 Junio, 2010

    ese artículo me fortaleció mucho, estar + informado respecto a ese tema, yo soy Sordo, la comunicación siempre fue dificultosa y algunas dudas de ese tema d estrabismo, no te lo digo profesionalmente, sino paternalmente: mi hijo de 9 años por primera vez entra al consultorio por el estrabismo y me sentí confiado que tiene solución o cura…. pero al rato tuve muchas dudas…ese artículo fue tan profesional de tu parte muy buenísimo
    para mí y seguramente para todos loa Padres como yo. muchísima Gracias x toda la informacion tan claras y explicativas o mejor dicho en vocabulario del Español.

  44. Responder

    […] Vía | El Mundo Foto | Ocularis […]

  45. Responder

    […] Comentarios recientesOcularis en Introducción al estrabismoelias en Introducción al estrabismowallpapers en Miopía, hipermetropía y astigmatismowallpaper en […]

  46. Responder
    Ana - 22 Junio, 2012

    Excelente el articulo! Estudio medicina y me sirvió mucho.Una duda me quedo ¿ Por qué a un niño con estrabismo convergente que no tiene vision doble, despues de la cirugía comienza la diplopía? ¿Puede ser por qué todavia tiene plasticidad cerebral y ese ojo no se ha convertido en un “ojo vago”?

    1. Responder
      Ocularis - 2 Julio, 2012

      Depende de la edad del niño, de la instauración del “nuevo estrabismo” (la cirugía no hace desaparecer el estrabismo sin más, “cambia” la alineación de los ojos) y de otros factores. Habría que contestar en cada caso particular.

  47. Responder

    […] extraoculares. Esos músculos son los que se encargan de mover los ojos, de ellos hemos hablado en algún artículo anterior, y hay 6 músculos por ojo (ó 7, si contamos con el elevador del párpado […]

  48. Responder
    abelardo - 11 Agosto, 2012

    hola buena informacion

  49. Responder
    joecobra - 22 Mayo, 2013

    Hola doc, queria derte una donacion por este buen articulo pero no tienes banners publicitarios, podrias poner laguno para hacerle click y asi darte un incentivo economico por tan buenos articulos?

    1. Responder
      Ocularis - 22 Mayo, 2013

      Gracias por el interés. Nunca se habían ofrecido a dar una donación al proyecto, así que quedo muy agradecido por la disposición. Pero no es necesario.

      Un cordial saludo.

      1. Responder
        Mariel - 22 Octubre, 2013

        De verdad es uno de los mejores articulos que he leido, gracias…

  50. Responder
    maxi - 22 Abril, 2014

    tengo estrabismo y lamentablemente nací con esta enfermedad, pero bueno que se le va a hacer. se y me identifico profundamente con la gente que padece este problema. mi caso es bastante complejo, tengo el llamado “sindrome de ciancia” con nistagmus latente y limite a la abduccion, a pesar de esto no tengo ningun problema neurologico, lo cual muchas veces en mi vida me he quedado bastante desconcertado encontradole la razon a todo el asunto.
    excelente articulo ocularis muy bien explicado en todo aspecto
    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *