La falsa miopía

Debería haber llamado a este artículo “exceso de acomodación” o “espasmo de acomodación”, pero me he decantado por una denominación, si bien poco académica, más fácil de entender. Y, admitámoslo, más efectista 🙂

La acomodación

En un artículo antiguo expliqué qué es eso de la acomodación. Se trata del mecanismo que tiene el ojo para aumentar la potencia del sistema óptico y adaptarse a la visión cercana. ¿Comooooo?. Para el que no quiera leerse el artículo enlazado, voy a hacer un mini-resumen. Si no se me entiende, en la entrada del enlace lo explico con esquemas.

Nuestro ojo consigue una imagen nítida del exterior gracias a que tenemos un sistema de lentes que enfocan la imagen en la retina. En un ojo que no tiene defectos de graduación (no necesita gafas o lentillas), su sistema óptico tiene la potencia exacta para que un objeto lejano quede nítidamente enfocado en la retina. Cuando miramos un objeto cercano, la distancia varía, por lo que la imagen quedaría borrosa. Para entender esto, imaginaos un proyector que enfoca nítidamente una diapositiva en la pantalla. Si acercamos el proyecto, la imagen se vuelve borrosa. Y de la misma manera que los proyectores tienen un sistema de enfoque (moviendo un mando o una rueda, normalmente), nuestro ojo también tiene ese sistema de enfoque. Como hay que aumentar la potencia de la lente para objetos cercanos, hay un sistema que se llama acomodación, que se activa automáticamente al ver de cerca para enfocar. Al volver a mirar de lejos, la acomodación se relaja para ver nítidamente los objetos lejanos. Obsérvese que la acomodación sólo puede aumentar la potencia de la lente. No hay sistema para disminuirla.

¿Qué pasa con el ojo con miopía?. Es un sistema que podríamos considerarlo “demasiado potente”. En vez de tener la potencia de lente justa para estar enfocado de lejos, tiene potencia de más. Eso significa que de lejos vemos mal. Sin embargo, de cerca, como se necesita más potencia, el miope ve bien.

Problemas en la acomodación

Hemos dicho que cuando la acomodación funciona perfectamente, se activa de cerca y se relaja de lejos. ¿Qué pasa si no funciona bien?. Pueden ocurrir dos cosas.

  • Que no se active (o no funcione adecuadamente) en la visión cercana. Es lo que ocurre por ejemplo con la vista cansada. A partir de los 40-45 años, la acomodación comienza a deteriorarse apreciablemente. De lejos vemos bien (o por lo menos, igual de bien que antes), pero de cerca no enfocamos. Para eso, necesitaremos gafas que nos den ese aumento de potencia que ya el ojo no puede conseguir.
  • Que no se relaje en la visión lejana. Si la acomodación sigue activa al mirar de lejos, tenemos demasiada potencia, y también vemos borroso, pero sólo de lejos. Con la acomodación activa, al volver a mirar de cerca, veremos bien.

Exceso de acomodación

Decíamos que cuando la acomodación no deja de funcionar al volver a enfocar objetos lejanos, veíamos mal de lejos. O sea: ver mal de lejos, bien de cerca …….. ¿no nos suena de algo?. ¿No pasaba lo mismo con la miopía?. El ojo miope lo definíamos como “demasiado potente”. Y es lo que nos pasa ahora, nos sobra potencia. Y vemos que los síntomas son tan parecidos que ha veces son casi indistinguibles; por eso se puede denominar al exceso de acomodación como “falsa miopía”.

Pero son cosas diferentes: la miopía es un problema anatómico: o el ojo es más largo, o la córnea es muy curva, o cambia la densidad del cristalino. Por tanto, la miopía de verdad no es fácilmente reversible: exige un cambio anatómico (una operación, por ejemplo). En el exceso de convergencia, el problema es funcional, no anatómico. Las proporciones del ojo son las correctas, simplemente el mecanismo de acomodación funciona cuando no tiene que funcionar. Por tanto, es una causa potencialmente reversible, se trata de que se relaje un músculo.

Diferenciar la miopía verdadera de la falsa

Es más difícil de lo que parece. Los aparatos que se usan actualmente para graduar no pueden distinguir la miopía verdadera de la falsa. Si la lente para la miopía corrige los excesos de potencia, también permite ver de lejos al que sufre exceso de acomodación. Y para mayor dificultad, el exceso de acomodación ocurre más en miopes “de verdad”.
Entonces, si tenemos unos síntomas superponibles a la miopía, los aparatos de graduación nos lo informan como miopía, se corrige igual que la miopía, y encima se da sobre todo en miopes (por lo que se solapan ambas anomalías en la misma persona), ¿cómo diferenciar una cosa de la otra?. Pues con dificultades.
Podemos sospecharlo cuando la miopía oscila demasiado. Cuando estuvimos hablando de la miopía decíamos que hay miopía progresiva, normalmente de bastantes dioptrías, que va aumentando a lo largo de la vida. Sin embargo lo habitual es que la miopía de poca graduación no aumente después de los veintitantos. Y lo que es más raro todavía es que la miopía disminuya.
El exceso de acomodación se asocia a estar mucho tiempo al día enfocando de cerca. Podemos decir que si al músculo de la acomodación lo tenemos trabajando muchas horas, luego no se relaja bien. Es parecido a una contractura muscular por demasiado trabajo. Así, incrementos de miopía relativamente rápidos, fuera de la infancia y adolescencia, asociados a trabajo intensivo de cerca, tienen que hacernos sospechar.
La manera definitiva de diagnosticarlo es con unos colirios especiales, que paralizan transitoriamente el músculo de la acomodación. Eso significa que durante unas horas el paciente verá mal de cerca, pero también estamos solucionando (transitoriamente de momento) el exceso de acomodación. Una vez bajo los efectos de estas gotas, volvemos a medir la graduación. Si la “miopía” que aparecía antes ahora ha desaparecido, era un exceso de acomodación.

¿Para qué diferenciarlas?

¿Importa realmente diferenciar la miopía de verdad de la falsa?. Sin ninguna duda. Si corregimos con gafas el exceso de acomodación, vemos bien de lejos, pero entonces el músculo ya no se podrá relajar.
Me explico: uno puede sufrir un exceso de acomodación, y en ese momento ver mal de lejos. Supongamos que se debe a un exceso enfoque de cerca al en su jornada laboral. Pero en las horas que está fuera del trabajo, enfocando de lejos, el músculo se irá relajando poco a poco. Puede que ocurra durante el fin de semana, o a veces es necesario que lleguen las vacaciones para que el músculo de la acomodación se relaje lo suficiente. Pero al final, el tiempo que estemos mirando de lejos irá compensando el exceso de esfuerzo de cerca. Pero si nos ponemos gafas que compensan el exceso de acomodación, significa que para estar enfocados de lejos necesitamos esa acomodación extra. Así, al mirar de lejos el músculo no se va a ir relajando, va a tener que estar acomodando.
Así, pasamos de acomodar durante el trabajo de cerca e ir relajando de lejos (aunque veamos mal), a ponernos gafas y ver bien a todas las distancias, pero acomodar más todavía, con lo que empeoramos el problema. Es un círculo vicioso, cuanto más corrijamos con gafas el exceso de acomodación, más exceso se produce.
En el paciente miope la valoración se complica, porque una parte de la graduación es de verdad, así tenemos que separar exactamente qué es miopía real y debemos corregir, y cuál se debe a la acomodación y no tenemos que ponerla en las gafas.

Comparte el artículo Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

38 thoughts on “La falsa miopía

  1. Responder
    Angel - 11 Mayo, 2008

    Hola, Ocularis:
    Muy interesante este articulo pero me gustaría hacerte unas preguntas:
    Dices que el exceso de acomodación se puede resolver en un fin de semana o vacaciones pero ¿puede persistir más tiempo? (me refiero a meses o incluso años) ¿Puede ser realmente dificil de diagnosticar si ademas existe miopia verdadera o cataratas iniciales o un oftalmologo lo podría diagnosticar facilmente? ¿Este problema lo puede provocar una esclerosis del cristalino?
    Muchas gracias y felicidades por tu blog

  2. Responder
    Ocularis - 11 Mayo, 2008

    Hola Ángel:
    Si te fijas, tus tres preguntas comienzan con “puede”. Tiene todo el aspecto de ser una pregunta particular reconvertida a general, y lo mejor para solucionar dudas de uno mismo es ir al médico, no especular con lo que podamos leer en internet. Sobre periodos de tiempo que pueden durar los síntomas, su relación con la miopía y las causas ya he hablado en el artículo. Los aspectos que han quedado menos concretos es porque hay que particularizar más en la consulta.
    Un saludo.

  3. Responder
    Edu - 21 Mayo, 2008

    Buenas Ocularis!!!

    somos 2 estudiantes de Medicina, con visos de hacer como tú Oftalomología segundo año y tenemos una duda… es una apuesta, jeje, cada uno dice una cosa, a ver si nos sacas de dudas

    leyendo tu artículo, estábamos pensando soluciones para evitar o retrasar la presbicia.

    Aquí hay dos corrientes para ello.

    La mía, en la que mantengo que cuanto menos se use la acomodación mejor, menos trabaja el músculo, menos desgaste y más duración… incluso he pensado hasta en usar lentes en emétropes para la lectura de libros con el fin de que no utilicen la acomodación siempre que puedan, así digamos que se desgasta menos.

    La de Oscar, mi compañero, que mantiene todo lo contrario: para él la forma de retrasar la presbicia es la contraria, ejercitar a saco la acomodación incluso con ejercicios diarios de lectura muy cercana, de tal modo que el músculo incluso se hipertrofia levemente, acostumbra y trabaja con lo que podrá aguantar más durante más años.

    dinos cuál es la correcta porque hay una cena en juego, jejeje

    saludos y felicidades por el blog compañero!

    Edu

  4. Responder
    Ocularis - 21 Mayo, 2008

    Hola chicos:
    Lo primero, mucho ánimo con la carrera 😀
    La “estrategia” de utilizar poco el músculo ciliar (repasando la embriología, de los poquitos músculos cuyo origen no es directamente mesodérmico) se sigue utilizando por los ópticos, que por ejemplo ponen menos graduación en los miopes que fuerzan mucho de cerca. Es pura especulación, ya que eso no demuestra que se retrase la presbicia.
    Lo contrario tampoco, intentar “hipertrofiar” el músculo no sirve. El caso es que la aparición de la presbicia es un hecho inexorable, que se manifiesta clínicamente a partir de los 40 años.
    Realmente no sabemos por qué se produce la vista cansada, pero todo indica que no es simplemente una incapacidad funcional del músculo ciliar, o por lo menos no podemos entender ésta como una fatiga muscular por la edad.
    Desde que nacemos perdemos capacidad de acomodación. Un niño de 10 años ya ha perdido mucha acomodación en comparación con un lactante. Lo que pasa es que todavía puede acomodar hasta escasos centímetros del ojo, una distancia que no utilizamos en nuestra vida normal. Vamos perdiendo capacidad desde que nacemos, simplemente en torno a los 40 años se afecta la distancia de lectura.
    Suponer que un niño de 3 años (que ya ha perdido bastante capacidad) tiene un músculo fatigado es mucho suponer. Hay más factores que no sabemos.

    Siento no poder dirimir el resultado de la cena.
    Un saludo.

  5. Responder
    Carlota - 25 Mayo, 2008

    Hola ocularis!!!

    Segun tengo entendido, lo que si puede provocar un uso excesivo del musculo ciliar es precisamente una incapacidad para relajarlo en visión lejana(pseudomiopía, o falsa miopía como bien has explicado antes 🙂 Pero una pseudomiopía reduce las reservas acomodativas destinadas a la visión cercana, luego si además de tener menos reserva acomodativa, eres pre-présbita, puede que la presbicia se adelante algunos años, no? Si es así no sería tan especulativo decir que no es bueno forzar en exceso el músculo ciliar…

    Un saludo, y genial tu blog 🙂

  6. Responder
    Ocularis - 25 Mayo, 2008

    Una falsa miopía no reduce las reservas acomodativas. Puede parecerlo si ese ojo tiene miopía hipercorregida, ya que entonces de cerca la acomodación tiene que compensar la hipercorrección además de la secundaria a la distancia. Pero no hay pérdida de funcionalidad a largo plazo.
    Un saludo.

  7. Responder
    monti - 28 Mayo, 2008

    Hola,

    Muy interesante, pero la parte del comentario de los ópticos, al menos en mi caso si pongo la mínima miopía que le de buena visión en lejos, o le aconsejo quitarse las gafas en cerca (si es sólo miope y hasta cierta cantidad de dioptrias) no es para prevenir la presbicia, sino para evitar que esté acomodando de más al llevar la graduación de miopía que no necesita en cerca, y por lo tanto se fatigue antes.

    Es mi opinión, no pretendo disctutir ni nada por el estilo.

  8. Responder
    Ocularis - 28 Mayo, 2008

    Hola Monti:
    Dialogar está bien y es positivo, no veo mal ese tipo de “discusiones” 🙂
    En el comentario de los ópticos que he hecho no lo he redactado adecuadamente. Tenía que haber dicho “algunos ópticos”.
    Lo de aconsejar quitarse las gafas de cerca a un miope (no hablo de excesos de acomodación, sino de miopías “de verdad”) sería lo mismo que poner una corrección esférica positiva a un emétrope. Funcionalmente, un miope corregido con gafas es un emétrope, y acomoda igual que un emétrope: cero dioptrías en lejos y 3 dioptrías a 33 cm. En principio, no debemos asumir que “esté acomodando de más”. Por tanto, aconsejar a un miope que se quite las gafas en cerca sería igual de beneficioso o perjudicial que ponerle a un emétrope joven unas gafas de cerca. Como lo segundo no lo hacemos, lo primero yo tampoco lo recomiendo.
    Pero vamos, que me parece muy positivo que podamos hablar de estas cosas entre los profesionales, de ahí el foro que vamos a implantar muy pronto. Si quieres, seguimos hablando del tema en el foro y además de poder seguir harlando del tema, otros compañeros aportan sus puntos de vista.
    Un cordial saludo.

  9. Responder
    miguel angel - 19 Junio, 2008

    Hola, la verdad es que el articulo esta muy completo, pero desde el punto de vista optometrico, yo soy optico, que clase de pruebas serian las mas indicadas para realizar en gabinete pera saber si la miopia refactiva obtenida es cierta o no?
    otro tema, hace unos dias tuve una paciente que esta opositando […]

  10. Responder
    Ocularis - 20 Junio, 2008

    Hola Miguel Ángel:
    Me sorprende la pregunta sobre la miopía, las técnicas de fogging (no sé cómo las denominarás en tu medio) se utilizan en pacientes miopes con ese fin. En cuanto al tema particular que comentas, para poner en común casos clínicos tenemos un foro privado, si te interesa.
    Un saludo.

  11. Responder
    rosario - 27 Junio, 2008

    hola, no se si ayudará mi modesta experiencia en el tema de la cenita de esos chicos… pero lo que si es verdad, es que me comentan constantemente, los presbitas que empiezan a utilizar ayudas para la vision cercana, que desde que las usan, su vision de cerca sin ellas, empeora…
    claro, cuando comparamos antes y despues, debe existir un cambio(para ello se prescriben), y asi algunos incluso recomiendan a sus conocidos no empezar a utilizarlas hasta que no lo crean imprescindible..
    espero que les ayude en algo..

  12. Responder
    Ocularis - 29 Junio, 2008

    La tendencia en “retrasar clínicamente” el uso de gafas de cerca tiene sentido, porque en cuanto las comenzamos a utilizar, en seguida nos acostumbramos a dejar de realizar el enfoque. Pero realmente no nos está diciendo como debemos comportarnos para prevenir la presbicia. Se supone que hay que actuar antes de que ésta aparezca.
    Un saludo.

  13. Responder

    […] Me explico: en el artículo que enlazo anteriormente hablo de las miopías primarias (es decir, las que no son consecuencia de otra enfermedad), y decía que hay miopías simples y progresivas. Las simples tienen pocas dioptrías (por poner un límite, menos de 6 dioptrías), y no esperaremos que aumenten a partir de los veintitantos años. Las miopías progresivas tienen más de 6 dioptrías y podemos esperar que aumenten a lo largo de toda la vida, sin que encontremos una causa identificable. Luego están las “miopías secundarias”, que se deben a otra enfermedad. Por ejemplo, la que se debe a una catarata. El paciente se puede miopizar cuando le aparece una catarata, pero en su ojo no se producen los cambios habituales de las miopías primarias (aumento de la curvatura de la córnea, aumento de la longitud del ojo). También podríamos hablar del espasmo de acomodación, que ni siquiera es miopía, aunque lo parece. Pues bien, una mujer con miopía simple, que en principio no le va a progresar ya (por lo menos hasta que llegue a la edad de tener cataratas), al quedarse embarazada puede experimentar una progresión de la miopía. Por supuesto, una mujer con miopía progresiva también puede sufrir esta progresión. Se debe a los cambios hormonales, que estimulan una pequeña “remodelación”, un cambio en las proporciones del ojo, remedando los que se producen en las miopías primarias. Es fácil de entender si tenemos en cuenta que la miopía aparece o progresa principalmente durante el crecimiento (adolescencia, pubertad), por el efecto trófico (de crecimiento) de las hormonas. En todo el cambio hormonal de la mujer embarazada aparecen también ciertos efectos tróficos, que implican cambios anatómicos, aumentos de tamaño o de proporción. Si bien el que crece realmente es el feto, la futura madre también puede notar sutiles cambios. La miopía que acontece durante el embarazo puede retroceder en las semanas o meses posteriores al parto, y quedarse la paciente con la misma miopía que antes. O bien quedarse como algo estable, y ser un aumento permanente. También hay que tener en cuenta que es sólo una posibilidad, no todas las embarazadas miopes van a sufrir una progresión. En cualquier caso, cuando una gestante quiere graduarse, muchas veces le aconsejamos que aguante con sus gafas hasta después de dar a luz, porque la graduación puede no ser estable en ese momento, y posiblemente haya que volver a cambiar los cristales poco tiempo después. De la misma manera, es habitual que cuando una mujer en edad fértil va al oftalmólogo para valorar cirugía refractiva (operarse la miopía), éste le pregunte si piensa quedarse embarazada próximamente. En caso afirmativo es aconsejable retrasar la cirugía para después. Y en cualquier caso, hay que informar de que tras la operación la miopía puede volver a aparecer debido al embarazo. […]

  14. Responder

    […] Ambas tienen sus puntos fuertes y débiles. Habitualmente se hacen ambas. Primero la objetiva, como primer paso, para hacernos una idea de por dónde va la refracción. Luego usamos la subjetiva para afinar. En adultos y en circunstancias normales, la graduación se hace sin dilatar. Eso implica que la refracción objetiva no es exacta, en especial la esfera. Suele infraestimarse la hipermetropía y sobreestimarse la miopía. No importa, porque luego pasamos a la subjetiva. Entonces graduamos “a la baja” a los miopes y “a la alta” a los hipermétropes. En este sentido, el ajuste final es responsabilidad de la refracción subjetiva, por lo que en última instancia sería más importante.Esta es la norma en un gabinete óptico, y también lo habitual en la consulta del oftalmólogo. Pero para el oftalmólogo las cosas pueden variar un poco. Como médicos, nosotros podemos utilizar colirios que paralizan la acomodación (que como explicábamos modifica la miopía y la hipermetropía). En ese momento, podemos realizar una refracción objetiva, que entonces sí nos muestra la graduación completamente real. Incluso podemos hacer una refracción subjetiva con la acomodación paralizada, y posteriormente comprobar la subjetiva con la acomodación normal. Por otra parte, si hay diferencias entre esta refracción objetiva (real, con gotas) y subjetiva, no necesariamente vamos a optar por la subjetiva. A veces puede interesar unas gafas más cercanas a su refracción real, aunque la adaptación no sea inmediata. […]

  15. Responder
    Dalila - 27 Agosto, 2010

    desde el año pasado […]. Muchas gracias por tu aporte, voy a ver si encuentro un buen oculista

    1. Responder
      Ocularis - 29 Agosto, 2010

      Me alegro de que te sirva la información del artículo.

  16. Responder
    Trurl - 3 Julio, 2011

    En primer lugar, felicidades por el blog. Este sitio es un filón.

    ¿Es la Terapia Visual un tratemiento eficaz para los transtornos de acomodación? En la entrada que le dedicas a la TV dices (si no recuerdo mal) que es eficaz para la insuficiencia de convergencia pero luego, en una contestación a un optometrista, admites implícitamente que también es eficaz para los problemas de acomodación. Como la nomenclatura es confusa (por lo que tengo entendido, “convergencia” se aplica tanto a problemas de coordinación binoculares como a las lentes) no me queda claro si consideras la TV eficaz en el caso de la acomodación o “falsa miopía” de la que hablas en esta entrada.

    Un cordial saludo.

    1. Responder
      Ocularis - 6 Julio, 2011

      En el comentario al que te refieres, admito que existe efecto clínico medible. Es decir, mides algunos parámetros relacionados con la acomodación, y tras la terapia esos parámetros cambian. Pero que haya un efecto evidenciable, un cambio en algunos parámetros, no quiere decir que estemos resolviendo la enfermedad.

      Voy a poner un ejemplo; está bien que yo tenga la teoría de que el glaucoma está producido por una disminución del flujo sanguíneo en el nervio óptico. Y utilizo fármacos que demuestran que bajan el flujo. Y los pacientes sienten que “mejoran” o que su enfermedad se controla con el tratamiento. Pero ahí no estoy demostrando que el tratamiento es eficaz para el glaucoma. Necesito pruebas objetivas que relacionen el parámetro que puedo modificar con el tratamiento (flujo sanguíneo al nervio óptico, amplitud de acomodación) con el trastorno a tratar (glaucoma, disconfort por la acomodación). Medir síntomas subjetivos siempre aporta dudas sobre la certeza que podemos obtener; en estos casos hay que hacer prueba contra placebo.

      Así, si bien la terapia visual produce cambios medibles en parámetros acomodativos, no ha demostrado una clara indicación en ningún trastorno. Ni hay un sustrato claro del trastorno, y la “mejoría” es siempre subjetiva, pobremente medida, y no demuestra mejoría frente a placebo.

  17. Responder
    Miguel - 16 Agosto, 2012

    Hola Ocularis,
    Se me ha ocurrido que para evitar que aumente la miopia acomodativa se podrían usar lentes positivas al ver a corta distancia como al leer para evitar que el ojo este acomodando de cerca. ¿Podría esto prevenir la miopia acomodativa?
    Gracias y un saludo!

    1. Responder
      Ocularis - 29 Agosto, 2012

      Realmente no es una miopía, y aunque esa teoría de utilizar lentes positivas para el trabajo de cerca para prevenir el exceso de acomodación está extendida, no se apoya en evidencias científicas. Para modificar el funcionamiento normal de un órgano y obligarlo a trabajar de forma anómala hace falta un buen motivo, y no lo hay.
      Por poner un ejemplo de inconvenientes, con esas gafas estamos disociando la acomodación normal al enfocar de cerca, de la convergencia (la aproximación de los ejes visuales). No es una buena idea.

  18. Responder
    maria jose crespo - 16 Octubre, 2013

    No lo puedo creer!!! Es exactamente lo q me pasa a mi tengo 25 años y mi miopia avanza y avanza y cada vez mas. Fui a una nueva dra y me dilato la.pupila me midio y salio una medida con una dioptria menoss y me explico exactamente lo q indica estE articulo esta informacion es valiosa si hubiera sabido esto antes Dios!!!!

  19. Responder
    Anónimo - 3 Junio, 2014

    […] […]

  20. Responder
    jpfh2007@hotmail.com - 19 Junio, 2015

    hola, me llamo mucho la atencion tu blog, mi pregunta es sobre el metodo de fogging, acaso es lo que llamamos ciclodinamia?

    1. Responder
      Ocularis - 4 Julio, 2015

      Supongo que sí, hay que emborronar la visión con esféricos positivos hasta obtener una agudeza visual baja, e ir modificando la esfera (bajando la positiva o subiendo la negativa) de poco en poco hasta tener la mínima miopía o la máxima hipermetropía que consigue una buena agudeza visual.

  21. Responder
    Ricardo - 27 Diciembre, 2016

    Hola ocularis. Primero que todo, mis más sinceras felicitaciones por este blog. Soy estudiante de medicina y me ha servido enormemente para aclarar varios conceptos y entender cómo funciona nuestro sistema visual.

    Hace ya poco más de 8 años que escribiste este artículo y más de 10 años el de por qué los miopes son más inteligentes y en ambos dejas claro que hasta el momento no existía evidencia suficiente para afirmar que el trabajo constante de cerca como la lectura predispone a padecer “verdadera” miopía o a empeorar la que ya tienes de base por factores genéticos, etc. Mi pregunta va encaminada a eso: ¿al día de hoy ya existe evidencia concluyente disponible que confirme o refute esa afirmación? Si es así, ¿se ha demostrado el riesgo a distintas edades (de que “forzar” más la vista de cerca a ciertas edades aumente el riesgo)? ¿Se han investigado otros factores inherentes a nuestro tiempo como las pantallas de visualización?

    Un saludo y de antemano gracias por tu respuesta.

    1. Responder
      Ocularis - 28 Diciembre, 2016

      A día de hoy no hay evidencia de que el esfuerzo visual de cerca cause o contribuya a la progresión de la miopía. Sí que hay una relación entre falta de actividades al aire libre, y la recomendación actual es que los niños y adolescentes con miopía realicen de forma regular actividades al aire libre. Hay indicios de que la luz de alta energía ejerce un papel “protector”, de forma que también es razonable no abusar de los filtros (gafas de sol, principalmente).
      Las pantallas de visualización, no causan miopía “per se”, por lo menos con la evidencia científica actual. Es decir, se pueden realizar actividades de cerca como la lectura, juegos, y otras actividades durante periodos de tiempo razonable, siempre que eso no impida que se hagan actividades al aire libre.

      1. Responder
        Óscar Fuentes - 2 Febrero, 2017

        Dice usted en su comentario:

        A día de hoy hay evidencia de que el esfuerzo visual de cerca cause o contribuya a la progresión de la miopía

        Entiendo que lo que realmente quiere decir es: “A día de hoy NO hay evidencia…”

        Un lector poco atento podría no darse cuenta de la errata.

        No es necesario que publique este mensaje. Un saludo.

        1. Responder
          Ocularis - 6 Febrero, 2017

          Gracias por la corrección. Ya lo he cambiado. Un saludo.

  22. Responder
    Ricardo - 28 Diciembre, 2016

    Cabe aclarar: que se haya encontrado algo más allá de una simple correlación estadística, que se haya demostrado causalidad y/o una explicación factible de por qué la miopía (“la verdadera”) puede ser causada por un esfuerzo constante de estar viendo de cerca, sobretodo asociado con el incremento de la escolarización y del uso de dispositivos electrónicos por parte de la población en general incluyendo a los niños.
    De existir dicha evidencia, ruego que me indiques las referencias bibliográficas y, si aún no existe, dónde me puedo mantener actualizado en este tema y en general mitos y creencias sobre la visión confirmados o derrumbados por evidencia científica.

    De nuevo felicitaciones por el blog, soy un asiduo lector tuyo desde que estaba en secundaria y me encanta tu forma de explicar.

    1. Responder
      Ocularis - 28 Diciembre, 2016

      A pesar de la “epidemia de miopía” que sufren los países asiáticos, que se ha querido relacionar con la escolarización, y a diversos estudios que sí han querido indicar una relación entre actividades visuales de cerca y miopía, los estudios descriptivos de calidad no encuentran pruebas claras.
      Si bien la actividad de cerca y los dispositivos electrónicos “per se” no parecen causar miopía, un exceso de horas en entornos “cerrados” sí. Quizás por falta de luz solar, que es más energética. Un aumento de la escolarización y un estilo de vida más “indoor” puede ser lo que esté detrás de esta epidemia de miopía. Más que limitar en concreto el uso de dispositivos electrónicos y las actividades de cerca, parece más razonable recomendar el combinar estas actividades sedentarias y en entornos cerrados con actividades al aire libre más físicas.

  23. Responder
    Federico - 21 Enero, 2017

    Buen día ocularis te felicito por tu blog. La consulta que te hago es, si la miopia por exceso de acomodación no tendría que ir desapareciendo o descendiendo a medida que nos acercamos a la presbicia ? Momento donde entre otras cosas músculo ciliar pierde poder de acomodación? Según esta teoría que describiste . Yo nunca lo vi en la práctica. El paciente miope generalmente es estable en su miopía luego de las 30 años. Saludos!!

    1. Responder
      Ocularis - 21 Enero, 2017

      El exceso de acomodación que simula miopía sí va desapareciendo con la presbicia. Pero puede persistir hasta los cincuenta y tantos años. Un paciente miope “de verdad” es efectivamente estable después de los 30 años, incluso antes, porque la miopía si no es progresiva se estabiliza después del crecimiento (salvo embarazos y cambios hormonales). Pero el exceso de acomodación puede variar.

  24. Responder

    […] aunque solo sea para compartir su punto de vista en los comentarios.  También hemos hablado de la falsa miopía, otro problema visual que simula la miopía pero que no lo […]

  25. Responder
    Mis mentiras favoritas - 24 Febrero, 2017

    Hola, gran artículo.

    Te cuento mi experiencia personal.

    Yo soy optometrista y tengo diagnosticado un exceso de acomodación. Mi miopía fue aumentando más en edad adolescente adulta que en mi niñez (comencé a usar gafas con 17 años de -0.75 D), razón por la cual creo que mi miopía tenía un importante componente ambiental.

    El problema del exceso de acomodación reside en la necesidad de ver bien de lejos. Ello conlleva colocarte la miopía y, como bien indicas, no relajar la acomodación y seguir con el aumento.

    Personalmente logré contener la subida en -2.75 D cuando comencé a utilizar, bastantes horas al día, media dioptría menos de la que me salia en gabinete. Utilizar -2.25 D para todas las tareas de cerca (ordenador incluido) e incluso para estar en casa me terminó “frenando” el avance que había sufrido año tras año. Aunque me recomendaban utilizar esa adición solo en cerca al final decidí usarlo para casi todo (salvo conducir, ver la televisión, ir al cine…). Salvo que tuviese una necesidad imperiosa de enfocar en lejos obligatoriamente prefería mantenerme con la hipocorreción.

    Conozco tu criterio a la hora de valorar experiencias personales sin pruebascientíficas que las respalden pero, en mi caso, la utilización de un refuerzo positivo durante muchas horas al día me funcionó. Desde entonces sigo con esta graduación “rebajada” y la miopía no me ha vuelto a subir. Puede que sea debido a que llegué al límite acomodativo máximo y me hubiera dejado de subir igualmente sin haber realizado tal acción, pero me parece confiar demasiado en las casualidades.

    ¿Qué opinión te merece mi caso?

    Agradezco tu opinión y, de nuevo, felicidades por el artículo.

    1. Responder
      Ocularis - 26 Febrero, 2017

      Gracias por leerme.
      Lo ideal es, en casos de exceso de acomodación, dilatar con cicloplejia para saber cuál es la refracción real. Y ese es el objetivo: hay que llegar a poner esa graduación cuanto antes. La “subjetiva” es lo que está mal, da igual que la agudeza visual en lejos sea mala cuando no se tiene cicloplejia, hay que entender que es una situación transitoria. No se puede hablar de llevar “hipocorregido” un exceso de acomodación. El problema es corregirlo con gafas.
      En casos más intensos en los que aun con las gafas correctas (las que salen con la cicloplejia) no conseguimos buenas visiones de lejos en un tiempo prudencial, siempre se pueden utilizar fármacos ciclopléjicos durante temporadas cortas.
      Un cordial saludo.

      1. Responder
        Mis mentiras favoritas - 27 Febrero, 2017

        Hola de nuevo.
        Gracias por la pronta respuesta.
        Valoré el tratamiento con atropina (o alguno de sus derivados), pero resulta, en la práctica, imposible de compatibilizar con una vida normal.
        Seguir ese tratamiento suponía tener unas gafas con las que no veía bien de lejos (hipocorregidas) y periodos en los que podía ver algo mejor en lejos pero nada en cerca.
        Total, que ante la duda de ver bien en lejos y cerca (a pesar de llevar una graduación que incluía la falsa miopía) o ver, a ratos en lejos, a ratos en cerca y nunca de forma cómoda, la decisión era sencilla.
        Aún queda mucho por investigar en estos casos.
        No obstante, de tener una considerable “falsa miopía”, dentro de 20 años (ahora tengo 40) debería ser emétrope al peder la práctica totalidad de mi acomodación. No creo que eso me pase. Aún ignoramos mucho sobre la miopía. Pero si me pasa y sigues por aquí te lo comentaré.

        Saludos

        1. Responder
          Ocularis - 28 Febrero, 2017

          Espero seguir por aquí dentro de 20 años 😊
          Saludos.

  26. Responder

    […] Y también es capaz de producir un fenómeno similar a la miopía, que se puede confundir con esta, como ya explicamos. La acomodación es llevada a cabo por un músculo que hay dentro del ojo (el músculo ciliar), que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *