Pregunta Trivial (XLIV)

Con bastante retraso, repasamos la cuestión de mayo. Participaron 87 personas, y decía así:

¿Qué tipo de energía no se usa en el diagnóstico de enfermedades oculares?
a) Rayos X (33%, 29 Votos)
b) Campos magnéticos (11%, 10 Votos)
c) Ultrasonidos (10%, 9 Votos)
d) Láser (12%, 9 Votos)
e) Ultravioleta (34%, 30 Votos)

El láser es un tipo de radiación electromagnética, que puede estar en el espectro visible, o bien entrar en el rango de los infrarrojos o los ultravioleta. Lo que define al láser no es su frecuencia o longitud de onda, sino que los rayos están paralelos y en fase. El láser es muy conocido como forma de tratamiento, sobre todo en oftalmología. De él hemos hablado en muchas ocasiones, como aquí. Menos conocida es la aplicación del láser en el diagnóstico. Así, la tomografía de coherencia óptica (de la que ya hemos hablado) utiliza un láser de baja potencia para “escanear” la retina, la cabeza del nervio óptico o la córnea. Por lo tanto, debemos descartar la opción “d”.

Los ultrasonidos se emplean en las ecografías, que se utilizan con mucha frecuencia para estudiar el ojo. Curiosamente, también se usan los ultrasonidos para la cirugía de la catarata (facoemulsificación). También podemos olvidarnos de la respuesta “c”.

Los rayos X son una radiación de alta energía que se emplea en las radiografías simples, de utilidad reducida en oftalmología, pero también se utiliza en la tomografía axial computerizada, también llamado TAC, TC, CT o simplemente “escáner”. Si bien el globo ocular es un tejido blando y el TAC no define tanto los tejidos como una resonancia magnética, sigue siendo una prueba muy útil tanto para el estudio del ojo como los tejidos circundantes. Por cierto, que la resonancia magnética, más útil incluso que el TAC para la oftalmología, utiliza campos magnéticos. Por lo tanto, podemos descartar las opciones “a” y “b”.

La única respuesta que nos queda es la correcta: “e) Ultravioleta”. Efectivamente, esta radiación de alta energía puede dañar los tejidos oculares, y no nos permite realizar cortes virtuales del ojo como por ejemplo los rayos X. Por lo tanto, no se utiliza como método diagnóstico. Ha sido, aunque por poco, la respuesta más votada, así que enhorabuena.

Ya está puesta la cuestión de junio, y también he actualizado el ranking, así que ¡a jugar!

Comparte el artículo Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *