Presentación oficial del blog en la Sociedad Española de Oftalmología

Hace dos semanas estuve en Las Palmas de Gran Canaria en lo que en el gremio solemos llamar “congreso nacional”, que es el congreso de oftalmología más relevante que hay en España. Se trataba de la octagésimo tercera reunión de la Sociedad Española de Oftalmología.

Esto no tendría mayor relevancia ni constituiría un motivo para contarlo aquí. Como otros miles de oftalmólogos, suelo ir de vez en cuando a esta convención. Lo diferente es que se ha hablado del Proyecto Ocularis, lo han presentado en una sesión llamada “Lo mejor del año” los doctores Fernando Soler, Oscar Asís y Javier Pascual. Amablemente, me han invitado a participar, y he tenido ocasión de hablar de la bitácora delante de cientos de colegas.

Para mí ha sido un honor y un privilegio tener esta oportunidad para compartir mi voluntad divulgativa con la sociedad oftalmológica española, y viene a ser como la presentación oficial del proyecto a la comunidad de oftalmólogos españoles.
Desde aquí quiero agradecer a los colegas arriba mencionados, en especial a Fernando Soler, por “descubrir” mi blog y mostrar su interés para compartirlo.

El proyecto y mis colegas

Creo que es una gran oportunidad de que los oftalmólogos opinen sobre mi labor. Hasta ahora la inmensa mayoría de comentarios que recibo (tanto en el blog como por e-mail) proviene de personas más o menos interesadas en el tema de la oftalmología, y en alguna ocasión he recibido aportaciones de optometristas y estudiantes de medicina u optometría. Pero los comentarios de otros colegas míos podría contarlos con los dedos de una mano. Y creo que es una de las grandes carencias que tiene este modesto proyecto. El objetivo siempre ha sido orientarlo de la forma más interactiva posible, de manera que la gente participara al máximo: facilitando un e-mail, a través de los comentarios del blog, con el intento fallido del foro (lo volveré a intentar cuando mejoren el motor), con la lista de artículos pendientes que está integrada casi en su totalidad por aportciones vuestras, ….

Este proyecto se enriquece con la colaboración de la gente, y eso lo tengo siempre en mente. Desde el comienzo he echado en falta opiniones de otros oftalmólogos. Soy consciente de que queda mucho por mejorar, a lo largo de tantos artículos seguro que he acumulado fallos que no he visto, y que posiblemente sea necesario que otro oftalmólogo lo encuentre y me lo diga. También quedarán por mejorar aspectos más generales, formas de orientar las explicaciones, detalles por pulir, y otros aspectos que no se me han ocurrido.
Para mí sería un privilegio que algunos oftalmólogos visitaran periódicamente la bitácora y que tuvieran ganas de aportar su opinión y realizaran críticas constructivas. Desde aquí les animo a ello.

Utilizando los textos del proyecto: licencia y derechos

Por otra parte, aunque esté explicitado en el marco izquierdo del blog, quiero explicarlo (ya que me lo han preguntado en persona durante el congreso). Los textos de mis artículos están protegidos bajo la licencia Creative Commons. Eso significa que cualquiera (oftalmólogo o no) que quiera utilizar parte o todo el contenido de un artículo mío, puede hacerlo libremente siempre que:
– No se lucre por ello: Puede copiar el texto en su propia página web, puede imprimirlo en papel y dar la información sin coste alguno. No se puede venderlo como folleto o libro, o recibir cualquier tipo de beneficio monetario directo.
– Referencia la fuente de información; es decir, mi blog. Antes o después del texto hay que poner de donde lo habéis sacado, poniendo un enlace al blog (http://ocularis.es). Si es en papel, de igual manera hay que poner la dirección de Internet.

Y ya está. No hay que pagarme por derechos de autor ni nada de eso. De hecho, podéis modificar la información, coger una parte, etc. Cualquier modificación o cambio queda sujeta a la misma licencia (es decir, no se puede lucrar nadie por ello, y otras personas podrán a su vez copiarlo y cambiarlo).
Se agradece que me notifiquéis por mail que vais a utilizar contenidos del blog, es una deferencia habitual en estos casos. Sabéis que siempre que se cumplan esos dos requisitos, no voy a censurar ni negar dicha utilización.

Como ejemplos del uso de textos míos tenemos los artículos de la queratoconjuntivitis seca y el queratocono de la wikipedia catalana. El autor que incluyó mis textos me informó por mail, y explicita la fuente y el tipo de licencia.

Por otra parte, me hubiera gustado que para esta “presentación oficial” hubiera estado disponible el cambio que quiero preparar, una ampliación del proyecto, que va a ir más allá del blog, y del que hablé un poco en otro artículo. Por desgracia, con los problemas del traslado al nuevo alojamiento no he podido moverlo más deprisa. Espero que lo pueda hacer cuanto antes.

Comparte el artículo Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

4 thoughts on “Presentación oficial del blog en la Sociedad Española de Oftalmología

  1. Responder
    Piluky - 12 Octubre, 2007

    Mi más sincera enhorabuena. Ojalá y tus colegas se animen y así podréis discutir cosas “mano a mano”. Y, por supuesto, contribuir aún más, si cabe, a la difusión del conocimiento. Lo reitero: enhorabuena.

  2. Responder
    Ocularis - 13 Octubre, 2007

    Me alegra mucho tu visita, Pilar. Ten paciencia con lo del dedo, y cuando comience la rehabilitación sé muy constante con la movilización de la articulación. Tampoco te pases, pero es normal que duela cuando comiences a moverlo.

    Un abrazo.

  3. Responder
    Juan D. - 14 Octubre, 2007

    Sin duda, tu blog está teniendo un tirón muy fuerte, basta ver las estadísticas de visitantes. Yo creo que estás cubriendo una demanda importante hacia este tipo de informaciones en español. La verdad, creo que ese espíritu divulgativo me parece muy valioso ya no sólo en un oftalmólogo, sino en cualquier profesión. Me parece algo socialmente positivo el que todos podamos participar un poco de saberes muchas veces exclusivísimos.

    Por eso es de agradecer tu paciencia. Supongo que muchas veces los lectores somos un poco repelentes. Es fácil darse cuenta al leer un poco los comentarios. Los hay que no dejamos de marearte preguntando lo mismo de mil formas distintas; o que no hemos llegado a esta página por curiosidad ciéntifica, sino buscando soluciones a problemas personales; o que no entendemos nada de lo que has dicho, y sacamos conclusiones de tirarse de los pelos; o que sencillamente hemos encontrado el blanco perfecto para desahogarnos con la clase médica. Todo eso tiene que ser un poco desalentador, pero es un peaje necesario si estás dispuesto a abrir un canal directo entre la ciencia y las opiniones populares.

    En mi opinión, esta es la causa principal de que haya escasa participación de oculistas por aquí, y de que muchas veces no se abran debates todo lo rigurosos que debieran. Hablo por intuición, pero me da la impresión de que el mundo científico (como otras profesiones) son mundos cerrados, y muchos de los que trabajan en ellos piensan que abrirlos sólo puede dar lugar a debates estériles. No es que haya una postura en contra de la divulgación, sino que a muchos les puede parecer una dedicación aburrida e improductiva, y prefieren ocupar su tiempo en otras cosas. Por no pensar así, te animo sinceramente a seguir.

  4. Responder
    Ocularis - 18 Octubre, 2007

    Hola Juan:

    Muchas gracias por tu comentario, me anima mucho la gente que se pone en mi lugar. Los comentarios que se ven publicados son los que pasan el filtro moderador; es decir, primero los leo en la página de administrador, y los que son ofensivos o sólo contienen consultas particulares directamente los borro sin que se publiquen.

    Es cierto que el método científico va cambiando la forma de pensar de uno y cómo se plantea los retos y las incertidumbres. Ya no es sólo un tema de conocimientos objetivos, sino de planteamiento. Así, muchas veces sé que no es suficiente con explicar de la forma más accesible que pueda las enfermedades de los ojos. Sé que hay un gran porcentaje de lectores que no van a entender por qué no se hace tal tratamiento, o por qué sí se hace otro.
    Pero hay otro grupo importante de personas que sí es capaz de dar ese “salto mental”. Entonces, para ese asunto en concreto, las diferencias entre el médico y el que entiende la explicación, son mínimas. En ese momento, los dos están de verdad “en el mismo bando”, y van a poder colaborar a la perfección.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *