Relativizando las cosas

Ayer viví una sitación que me invitó a la reflexión, y quería compartirlo con vosotros. El trabajo estaba transcurriendo con normalidad hasta que subí a planta para informar a unos familiares acerca de la cirugía que íbamos a realizar cierta paciente joven, con una enfermedad muy grave. Los intensivistas (médicos que trabajan en la unidad de cuidados intensivos) estaban haciendo todo lo posible por mantenerla con vida, y a mí me tocaba explicarles que la enfermedad también dañaba seriamente a los ojos, y muchos de los pacientes que sobrevivían quedaban ciegos. Por eso había que realizar la operación, para intentar que la paciente, en caso de sobrevivir, le quedara algo de visión. Por supuesto, sin garantías: a pesar del seguimiento tan estrecho que estamos realizando, a pesar de la cirugía y de todos los tratamientos, podía perder la vista. Todo esto se lo explicaba a la familia, claro, porque la paciente estaba en coma. Una paciente que hace una semana estaba perfectamente sana.

Después de ofrecer la información bajé de la planta para ver algún paciente más en la consulta. Ví a uno con los habituales síntomas de moscas volantes, como vemos los oftalmólogos casi todos los días. Después de la exploración y de confirmar que eran efectivamente unas opacidades en el vítreo. Le expliqué el cuadro al paciente, y le intenté tranquilizar dejándole claro que no iba a perder visión, pero que no teníamos tratamiento para eliminar los puntitos negros. Como también es habitual, el paciente no encajó bien que no hubiera un colirio o pastilla que “disolviera los puntitos”. También mostró su manifiesta sorpresa con que no hubiera remedio “con los avances que hay ahora”. Pasó entonces a expresar lo mal que veía por culpa de esos puntos, que no podía seguir así, etc. Supongo que interpretando que para las personas que lo pasan peor sí hay tratamiento, y que yo le he dicho que no lo hay para quitármelo de encima. Creo que debe ser angustioso pensar que los médicos mentimos todo el rato y negamos el tratamiento si el paciente no insiste lo suficiente. De todas formas no me quejo porque el paciente estaba comedido. He oído lindezas del estilo que los oculistas sólo vamos a operar con láser para hacernos ricos y el resto nos da igual, que no investigamos lo suficiente porque no nos pasa a nosotros (cuando la prevalencia de moscas volantes en los oftalmólogos es más alta que en la población general).

En cualquier caso, todavía soy joven y no estoy “quemado” por este tipo de situaciones. Entiendo que realmente no hay mala fe en la forma de proceder del paciente. Lo que pasa es que se parten de premisas erróneas, de este estilo:
– La medicina avanza mucho, por lo que las cosas “de poca importancia” tendrían que tener solución

– Si algo no tiene cura, es que no se ha investigado lo suficiente. Y si no se investiga es por pereza de los médicos o porque el dinero no se gasta donde se tiene que gastar.

Muchas veces el paciente no se da cuenta que nosotros también tenemos ojo seco, moscas volantes, y todas las demás patologías frecuentes en la población, con poca peligrosidad para el ojo, pero sin solución satisfactoria. La gente insiste en que no nos ponemos en el lugar del paciente, porque como no hay un tratamiento curativo, no se sienten bien atendidos.

Aquí veo dos problemas esenciales, son dos pilares que alejan al paciente del médico y dificultan la relación.

– La necesidad de buscar un culpable. Vivimos en una “sociedad del bienestar”, en donde cada persona tiene derecho a la salud y la felicidad. Si no consigo mi bienestar,  tiene que haber un culpable sobre el que descargar mi hostilidad. En el caso de la salud, es el médico el responsable de garantizar mi salud. Bien, nada más lejos de la realidad. En España (que no en todos los países), todo habitante tiene derecho a la protección de la salud, y el sistema sanitario (no sólo el médico) tiene la responsabilidad de la asistencia sanitaria. Después, hay enfermedades que diagnosticamos rápido y curamos bien, otras que se diagnostican con dificultad (y tiene que ser así, no significa una mala práctica), y otras que no curamos (y tampoco es culpa de nadie). Las enfermedades vienen, y en la mayoría de los casos no se puede dar una explicación satisfactoria para el paciente. Inconscientemente, éste buscará relacionarlo con un tratamiento previo; o bien que no fue “cogido a tiempo” porque ya había acudido al médico por esa causa  (o por otra anterior que el paciente la relaciona con la enfermedad actual). Y eso es así porque nos cuesta admitir que las circunstancias han venido así y hay que aceptarlo sin más.

– Estamos perdiendo la capacidad de relativizar las cosas. Hablando de la situación el España, hace pocas décadas la calidad de vida general era sensiblemente inferior. Tanto a nivel económico como a nivel de salud, vivíamos peor. Las enfermedades eras más frecuentes y graves, y se trataban y curaban peor. Pero eso era lo que había, y la gente se adaptaba a la realidad. No tenía otro remedio. El médico, comparado con el presente, podía hacer poco, pero su ayuda siempre era bien recibida. Ahora la situación ha mejorado mucho, pero las personas siguen enfermando y muriendo injustamente, y todavía somos incapaces de curar a mucha gente. Sin embargo, la sociedad prefiere verlo de otra forma: la salud se da por supuesta, las auténticas enfermedades es como si dejaran de existir, y las cosas de menor importancia cobran la categoría de enfermedades.

Ayer, cuando el paciente me explicaba que no podía continuar con sus moscas volantes, que apenas podía ver con tanto “estorbo” (aunque no recuerdo que se tropezara con la silla cuando entró a la consulta), me vino a la mente la imagen de la madre llorando que acababa de dejar en la planta.

Y deseé de todo corazón que a mi paciente no le enseñara la vida lo que era una enfermedad seria, o lo que significaba realmente no ver.

Comparte el artículo Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

40 thoughts on “Relativizando las cosas

  1. Responder
    Adama - 3 Diciembre, 2006

    Me has emocionado Oc. En serio, es triste que no veamos los problemas serios de los demás y en cambio a nuestras minucias les demos tanta importancia. Más de una vez me ha pasado que, después de autocompadecerme por alguna tontería, me he encontrado con alguna persona con problemas de verdad y me ha dado vergüenza de mi mismo. El problema es que olvidamos y por eso he puesto que me ha ocurrido “más de una vez”.

    Seguro que la familia de la chica grave no le habrá dado tanta importancia a que su hija pierda la vista con tal de que salve la vida.

    Por cierto, por qué dices que… “cuando la prevalencia de moscas volantes en los oftalmólogos es más alta que en la población general”. ¿A qué es debido?

    Un saludo!

  2. Responder
    Ocularis - 3 Diciembre, 2006

    Gracias, Adama (y felicidades atrasadas, por cierto 😉 )

    En cuanto a la prevalencia de moscas volantes, hay que tener en cuenta que los oftalmólogos (y los universitarios en general) tienen una proporción más alta de miopes, como explicaba en un artículo viejo. Y la miopía es quizás el factor más importante para encontrar moscas volantes en gente joven.

  3. Responder
    vanessa - 3 Diciembre, 2006

    doc, me parece que el hecho de que tus “moscas volantes” sean más prevalentes en oculistas es debido a que ustedes conocen los signos, es decir, creo que en tu grupo se diagnostica más……puede ser???

    Soy veterinaria, chilena… y me gustó tu blog…llegué a el porq me duelen los ojos, espero no estar cursando con glaucoma agudo!!! (no te preocupes, no es una consulta médica 😉
    Me voy a hacer pizza, ya tengo hambre…
    Chao!

  4. Responder
    Ocularis - 5 Diciembre, 2006

    Es una teoría, aunque la verdad es que las moscas volantes “se ven por sí solas”, no es un síntoma que sea necesario buscar.
    Un saludo.

  5. Responder
    Petisuis - 6 Diciembre, 2006

    Enhorabuena, Ocularis, me ha gustado muchísimo este artículo.

    Espero que saliera bien lo de la chica.

    Un abrazo.

  6. Responder
    Ocularis - 7 Diciembre, 2006

    Gracias por tu visita, Petisuis.
    Lo de la chica parece tener final feliz.

    Un abrazo para tí

  7. Responder
    ysabela - 17 Diciembre, 2006

    Hola Ocularis! Me agrada encontrar profesionales de la medicina con tanta humanidad,en estos momentos entiendo perfectamente la actitud de los padres de la chica,puesto que yo personalmente estoy en una situacion similar. Le voy a hacer una sugerencia,si me la permite,que aporte su opinion sobre como afecta los trasplantes de celulas a la vista, nos han informado de riesgos de cataratas,ojo seco,y otras enfermedades oculares, que comparado con todo lo que hemos sufrido nos parece una menudencia,sin obviar,que a nadie le gusta que a consecuencia de una enfermedad te surgan tres,pero esto forma parte del juego cruel de la vida.Un saludo,y gracias por su blog.

  8. Responder
    Ocularis - 17 Diciembre, 2006

    Hola Ysabela: Gracias por participar y por tu valoración.
    Espero que no te importe que haya eliminado la información particular del comentario. En cuanto a los riesgos oculares que acontecen ante enfermedades sistémicas graves con sus tratamientos intesivos, son muy difíciles de establecer a priori, ya que depende mucho de los tratamientos concretos y de las dosis. Es bien conocida la relación entre tratamientos crónicos con corticoides y la aparición de cataratas, pero en los demás casos hay que particularizar mucho. Eso plantea un problema serio a la hora de que escriba un artículo, que necesariamente tengo que generalizar.

    Un saludo.

  9. Responder
    ysabela - 20 Diciembre, 2006

    Gracias por contestarme Ocularis!Es cierto que en segun que ocasiones es mejor no generalizar,somos demasiados ” hipocondriacos” algunos cibernautas y conviene no asustar al personal.Hoy por hoy se estan haciendo en nuestro pais, España,grandes avances en cuanto a la investigacion con celulas madre,ese campo me apasiona,¿ conoce alguna investigacion al respecto desde el punto de vista oftalmologico?,se que pronto se haran trasplantes para regenerar higados dañados,especialmente para solventar el problema diabetico y tambien hay voces que hablan acerca de la posibilidad de implantar celulas para evitar dialisis en el caso de nefrologia,.Seria maravilloso que existiera la posibilidad para regenerar daños en el nervio optico,en la cornea.Demos medios a los investigadores y seguro que pronto lo veremos, ¿ no cree? un saludo muy cordial.

  10. Responder
    Ocularis - 20 Diciembre, 2006

    En oftalmología se investiga mucho, es difícil encontrar otra rama de la medicina donde se investigue más. Los transplantes de células madre corneales (transplante de limbo) son una realidad desde hace ya tiempo, y se realiza en España. La investigación de células madre en la retina está demostrando avances esperanzadores, aunque todavía no vamos a ver aplicación en humanos en poco tiempo.
    Un saludo.

  11. Responder
    Félix - 19 Julio, 2007

    Ocularis me parece muy acertado tu relato sobre la relatividad.

    Las personas no nos damos cuenta de lo que tenemos, y aunque perdamos un poco de calidad de vida nos enfadamos, y no nos damos cuenta de todo lo malo que también nos queda por vivir (yo me incluyo ya que sufrí bastante con lo de las miodesopsias).

    Creo que las personas no valoran objetivamente lo que es la vida,los seres humanos y que continuamente envejecemos hasta llegar a nuestro fatal final.

    Un saludo y gracias por tu trabajo.

  12. Responder
    Ocularis - 22 Julio, 2007

    Totalmente de acuerdo. Gracias por participar, Felix.

  13. Responder
    Héctor - 13 Diciembre, 2007

    Agradezco haber encontrado este blog.
    Me ha aclarado muchas cosas que el oftalmólogo no hizo, quizás por no haberlas preguntado yo.
    Gracias de nuevo

  14. Responder
    Ocularis - 14 Diciembre, 2007

    Me alegro mucho que te sirva de ayuda, Héctor.
    Un saludo.

  15. Responder
    JarFil - 3 Enero, 2008

    Cierto que hay que ver las cosas con algo de perspectiva -en más de un sentido- pero en este caso creo que el paciente sí tenía algo de razón:

    1.- Si con una simple autopsia se puede diagnosticar de todo, lo que falla en consulta son los métodos diagnósticos (ej: desenrosque su ojo y envíenoslo por mensajero, gracias).

    2.- Si las moscas son tan populares, quien inventase unas pastillas diarias para su “alivio sintomático”, se haría de oro. Igual que se hace con otra popular enfermedad sin cura: el catarro. Ya es raro que nadie lo haya hecho todavía 😉

    Bueno, bromas aparte, hoy estoy completamente de acuerdo con el espíritu del artículo: ayer me quedé sin uno de los cristales de las gafas y, dado que tampoco me quedaban lentillas, tuve el dudoso “placer” de bajar corriendo al centro con un solo cristal y -6.0 en el otro ojo.

    Hoy más que nunca, las moscas me dan risa.

  16. Responder
    Ocularis - 3 Enero, 2008

    Pues sí, poner las cosas en su nivel de importancia es una muestra de madurez.

  17. Responder
    carmelo - 12 Enero, 2008

    Ayer en el metro vi a una joven ciega. Calculo que tendría unos 18 años.
    Iba muy insegura, aunque llevaba un bastón, extendía su brazo izquierdo y
    lo movia constantemente de un lado a otro.

    Preguntó en voz alta si había alguna máquina para introducir el ticket.
    Me acerqué a ella y la acompañé. Me mostró el ticket y me preguntó si esa
    era la posición correcta. Entonces me dijo: Espere, que le voy a hacer una
    marca. Le hizo una pequeña doblez en una esquina, introdujo el ticket, lo
    recogió y después darme las gracias se alejó hacia una esquina a esperar el tren.

    Esta situación me recordó un comentario que escribiste sobre una interconsulta
    relacionada también con una joven con una grave problema que le afectaba la visión
    y la queja de un paciente por no haber una solución para quitar las moscas flotantes.

    Solo puedo decir: Que suerte poder VER las moscas flotantes.

  18. Responder
    Ocularis - 13 Enero, 2008

    Pues sí, una experiencia del estilo que comento en el artículo.
    Tener la mente abierta a las vivencias de los demás permiten entender mejor los propios padecimientos.
    Un saludo.

  19. Responder
    Mary - 8 Abril, 2008

    Me ha gustado mucho tu artículo. Lo he leído a razón de que hoy mismo a mi madre le acaban de diagnosticar desprendimiento de vítreo posterior. Pero me gustaría hacerte algunos comentarios. Es muy importante que el médico sea alguien cercano y no un “sabio” al que nadie puede rebatirle. Cuando uno se mete en esta profesión, pues tiene que pensar que va a tener un trato al público bastante importante. El caso es que mucha gente obvia este detalle cuando empieza la carrera y tiene un dificultad bastante importante para las relaciones interpersonales. Esto es un problema. Cuando un paciente llega a una consulta y el médico le trata con cariño y le explica su situación es mucho más probable que el paciente salga satisfecho de la consulta, ya que entenderá lo que tiene y será consciente de ello. ¿Qué es lo que pasa? Que en la mayoría de los casos, los pacientes salen de la consulta sin saber realemente lo que tienen y que por encima han molestado al médico por algo. Evidentemente no todos los médicos son así. El psiquiatra de mi padre (que lo atiende por la Seguridad Social), lo llama de forma habitual para saber cómo se encuentra (y no son amigos que se conocían de antes). O el equipo que realiza el cateterismo del Complejo Hospitalario de la Universidad de Santiago, que son unas personas superatentas y que el paciente está en todo momento relajado y confiado de lo que le van a hacer y se desviven en atenciones con sus pacientes. Pero como paciente muchas veces me he sentido cabreada al salir de una consulta por la falta de ganas y de pasión, la falta de comprensión y la incompresión que generan, ya que para un médico hablar de ciertos aspectos le puede causar aburridos, pero para el paciente no son comprensibles, y además por la falta de una sonrisa al atenderme. Yo trabajo de cara al público y muchas veces no tengo ni la menor ganas de aguantar al pesado/a de turno, que por encima te viene a tocar las narices, y jamás le he puesto la cara de indiferencia que tienen muchos médicos.
    Por otro lado, es evidente que siempre puede haber enfermedades peores y situaciones peores que las que tú vives, de echo mi abuelo siempre me decía: “cuando te sientas más hundida por tus problemas, mira a tu alrededor seguro que te alegrarás”, y esto es una razón. Pero tú como médico no puedes comparar situaciones. Evidentemente que una persona que ve “moscas” no es lo mismo que una persona que se queda ciega, al igual que esta no es lo mismo que una persona que se muere. Pero ahí entra la labor didáctica de un médico, explicando en qué consiste y alcarando todas las dudas que le puedan surgir.
    Finalmente te tengo que decir que el tema de la investigación, realmente el dinero se invierte en cosas que tengan interés, y las que no se quedan sin financiación. Lo sé desde el punto de vista de que yo me dedico a la investigación, y cuando no éramos tema de interés no nos daban dineros y ahora que nuestro tema de investigación está de moda, cualquier proyecto que esté asociado a ello le dan financiación tanto estatal como de la unión europea.

    Muchas gracias por tu ayuda en los tres artículos que he leído, me han servido para aclarar algunas dudas.

  20. Responder
    Ocularis - 9 Abril, 2008

    Gracias a tí por leerme, Mary.
    Un saludo.

  21. Responder
    cdlvcdlv - 14 Mayo, 2008

    “Y deseé de todo corazón que a mi paciente no le enseñara la vida lo que era una enfermedad seria, o lo que significaba realmente no ver.”

    Esta frase me ha recordado el dicho aquel de nuestros abuelos: “Que Dios no te dé a sufrir todo lo que puedes soportar”.

    Completamente de acuerdo contigo. Personalmente, no me gusta el término “relativizar” porque el “relativismo” se asocia muchas veces al “subjetivismo” (aunque la filosofía más triunfante es el “quejiquismo”). Lo que necesita el de las moscas, desde luego, es un “capón” de objetividad.

    Creo que al final venimos a decir lo mismo y se nos entiende.

  22. Responder
    Ocularis - 15 Mayo, 2008

    He preferido utilizar términos quizás algo eufemísticos como el de “relativizar”. Pierdo exactitud pero hiero menos susceptibilidades. Quería plasmar mi punto de vista sin generar polémica.
    Gracias por tu comentario.
    Un saludo.

  23. Responder
    Fidel - 21 Julio, 2008

    Totalmente deacuerdo contigo Ocularis. Es como quejarse por no tener zapatos sin ver al que no tiene pies. Saludos!!!!

  24. Responder
    anabella bosque - 24 Julio, 2008

    Es verdad que a veces exageramos en pequeñas cosas comparado con verdaderas desgracias que pasa la gente. Aunque yo entiendo a ese paciente con moscas volantes pues cuando yo supe que las tenia me sentia asi de impotente, saber que no habia una cura para algo”tan simple” me preguntaba, y salir de la consulta con un folletito explicativo como unico “alivio” fue desgarrador.
    Por eso se que mas tarde el se habra dado cuenta como yo que no es grave y se puede vivir con ellas, de hecho yo solo las veo cuando me acuerdo de ellas, y me hago la idea de que mucha gente las tiene y que no soy solo yo la que padezco de esto.

    Hablando de las consultas, estoy muy de acuerdo con Mary.No solamente en oftalmologia, en cualquier rama de la medicina, a veces por desgracia nos encontramos en una consulta donde salimos peor que cuando entramos. Donde yo me atiendo, pago una consulta de 100 dolares para que me vean 5 personas que no son medicos, que me preparan para la consulta con el oftalmologo supuestamente, pero no me explican nada(tampoco les pregunto porque son tecnicos, no medicos) hasta que me encuentro con el oftalmologo con el cual se que no va a darme mas de 5 minutos de su tiempo, pues las preguntas que le hago me las responde son una rapidez y una superficialidad que tengo que entrar a estos blogs para tratar de responderme las dudas.

    Me gustaria que me preguntara “tienes alguna duda, alguna pregunta?”pero no, te sacan corriendo a una sala donde hay 50 personas detras tuyo.
    me pregunto que tengo que hacer para tener a un oftalmologo media hora para mi y hacerle todas las preguntas que quiera,como lo hacia en mi pais. Aqui en USA no he podido hacerlo.

    saludos ocularis, tu blog es el mejor!

  25. Responder
    Ocularis - 24 Julio, 2008

    Bueno, muchas veces es difícil compatibilizar el tener todo el tiempo del mundo para hacer preguntas con la utilización de un recurso caro, como es un oftalmólogo. Lo ideal es que el tiempo de consulta no esté limitado, así estaríamos a gusto tanto médicos como pacientes. Por otra parte está que existe un número limitado de especialistas para atender las enfermedades oculares de una determinada población. Existen enfermedades graves que van a requerir más tiempo, no sólo de exploración y pruebas, sino también para explicarlo.
    Así, disponer por ejemplo de media hora de dedicación de un oftalmólogo es más fácil de entender cuando éste realiza una intervención quirúrgica, un tratamiento láser, o cuando hay que explicar que tiene un melanoma en el ojo y lo que hay que hacer en ese momento. Para otras patologías que requieren médicamente menos tiempo y que por su naturaleza son más leves, a veces es difícil al sistema ofrecer todo el tiempo que desearía el paciente. Muchas veces hay que priorizar, y para dar tiempo al que realmente lo necesita, hay que recortar al que no lo necesita tanto.
    Luego, la calidad de los sistemas sanitarios varían mucho de unos sitios a otros, claro.

  26. Responder

    […] Bien, pues ahora vamos a hablar de lo contrario. Si la otra vez veían “todo objetividad” y nada de “opinión”, hoy vamos a ver como creen encontrar “opinión” y una serie de valoraciones que yo no he dado. Y para ello voy a utilizar un ejemplo que mencioné también en el artículo anterior: se trata de esta entrada que Juan, su autor, dedica a este artículo mío. Para el que le interese el tema, le recomiendo leer ambos artículos y sacar sus propias conclusiones antes de seguir leyendo. Para el resto de lectores, haré un pequeño resumen: […]

  27. Responder
    Guillermo - 1 Septiembre, 2008

    Espero que este comentario no resulte demasiado molesto y sea publicado, aunque no lo creo.

    El hecho de que haya gente peor que uno no quita el problema, ni la molestia, ni nada. Con ese criterio al que es ciego podemos decirle “hay gente ciega y sin brazos” y al que es ciego y no tiene brazos decirle “hay gente ciega sin brazos ni piernas”…Mi ejemplo es ridículo, pero creo que se entiende a dónde apunto. Es apenante que haya gente ciega y con problemas gravisimos, pero a mi en particular no me cambia nada. Siempre hay alguien que está peor y alguien que está mejor.

    Por otro lado se brinda muy poca información sobre las causas de esta afección. Cada posible causa que uno menciona por ahi es negada con total firmeza, pero no se dan argumentos. Por ejemplo: No es por el uso de monitor, no es por el sol, que no es por esto, que no es por aquello. Parece que es algo que ocurre “porque si” de un momento a otro como parte de un proceso de envejecimiento (aún teniendo 22 años)y hay que conformarse con eso.

    De todas formas discutir no va a lograr que los oftalmólogos encuentren una solución para esta “no enfermedad”. Creo que es normal la molestia de la gente. Después de todo prendemos el televisor y vemos noticias como “primer transplante de cara en el mundo”, pero tenemos que aceptar que esos “pelitos” que tenemos en los ojos van a estar ahi por siempre.

    En fin…un saludo.

  28. Responder
    Ocularis - 3 Septiembre, 2008

    En este artículoz explico que realmente no estás argumentando contra mí, sino contra tí mismo. Yo no estoy afirmando en el artículo que como hay gente peor uno no se debe quejar, eso es algo que has entendido de la experiencia que he narrado. Yo hablo de cómo el paciente se vuelve hostil contra el médico.

    En cuanto a la información o de cómo se niegan las especulaciones sin base, pues depende de a quién le preguntes. Estás generalizando demasiado.

    Y lo de que la gente esté molesta de que no haya solución, no te discuto que no sea normal. Es normal, estadísticamente hablando. Habría que preguntarse si es lógico. La ciencia médica no es un supermercado, donde uno se enfada porque no está la marca de pan de molde que uno quiere. Lo que hay es lo que hay. Y culpabilizar de la falta de tratamiento a los médicos es un recurso infantil. Afirmar que para algo “tiene que haber tratamiento, con los adelantos que hay” demuestra, además de una gran falta de perspectiva, poca capacidad reflexiva.

    Un saludo.

  29. Responder
    Sara - 22 Octubre, 2009

    Hola Ocularis,

    Tu artículo me ha hecho sentir fatal. Tengo […]

    Gracias porque me has hecho sentirme fatal por preocuparme por algo así, cuando realmente hay problemas oculres más importantes. Gracias porque me has ayudado a relativizar, que de eso se trataba en el artículo no?

    Gracias, de verdad. Cuando vaya al oculista por este tema me acordaré de ti y relativizaré. 🙂 Saludos!!

    1. Responder
      Ocularis - 25 Octubre, 2009

      Entiendo entonces que te ha servido de ayuda, así que me alegro.
      Un saludo.

  30. Responder
    Belen - 24 Marzo, 2010

    me tranquilisa saber que ustedes los medicos entiendan nuestro pesar. porque no es facil la vida apartir de lo enfermedad en los ojos. yo tengo una membrana neo vascular en el ojo derecho y ahora se me desprende el vitreo de el otro ojo y corro el riesgo de que me aparezca otra membran, y no es facil convivir con eso, xq tengo una vida xx delante, una hija.. y me pregunto que sera de mi mañana. sin esperanza de ver bien. que es lo que mas amo en esta vida. solo se que debo seguir luchando y no rendirme. pero no es facil vivir asi.

  31. Responder
    Roberto - 4 Mayo, 2010

    Hola Ocularis,

    He estado leyendo tus artículos sobre este tema y me ha parecido muy bien explicado, tal cómo me lo explicó mi oftalmóloga. Como dices estamos acostumbrados a que hoy en día tenemos que ser perfectos y lo contrario nos resulta dificil de admitir. En mi caso hace unos nueve años, tengo 30, me hicieron unas pruebas médicas muy “al detalle”, incluidadas oftalmológicas y tenía la vista perfecta, esa era la palabra. Tan perfecta como para ser calificado como APTO para pilotar F-18. 9 años después, tengo un poco de miopía, muy poco, según dicen y desde hace un par de semanas las moscas. Realmente pueden llegar a ser molestas, un coñazo vamos, pero para nada algo que me impida disfrtutar del día a día. Al fin y al cabo veo perfectamente, puedo trabajar (aunque probablemente ya no fuera apto para pilotar F-18 jejeje…). Puedo seguir viendo un paisaje, un amanecer, un atardecer, la playa.

    Un saludo

  32. Responder
    Henrique - 15 Junio, 2010

    Blogs como este hacen que adore Internet.

    Hace años había tenido […]

    Cuando, después, encontré este blog y leí dos de los artículos me tranquilicé y ya me he hecho a la idea de que “es lo que hay”, y que no tiene solución. Así que a mis 68 años seguiré precticando mi deporte favorito, el tiro deportivo, en un montón de modalidades, y espero que si mi oftalmólogo me prohibe alguno sea solamente el tiro al plato.

    Muchas gracias por el tiempo que Vd. dedica a popularizar sus conocimientos y aminorar nuestros miedos inmediatos.

    Desde Galicia, un cordial saludo.

  33. Responder
    Santi - 4 Octubre, 2010

    Me quito el sombrero. Gracias de todo corazón por hacer esta labor tan necesaria. Soy uno de esos pacientes que CREEN que lo de las moscas no es tolerable. No hay minuto del día que no esté pendiente de ellas. Además, soy bastante hipocondriaco y tiendo a pensar que son el principio de una futura ceguera. Por otro lado, mi proyecto profesional (maestro de secundaria de filosofía) me requiere y requerirá infinidad de horas leyendo, siendo la lectura una de las actividades más frustrantes por las dichosas moscas. ¿Sabes lo que se dice acerca de no poder dejar de pensar en el oso blanco? Algo así me pasa con las moscas. Afortunadamente hay gente como tú para poner cada cosa en su lugar. A ver si logramos aprender de alguien con tanta sabiduría (en lo que a oftalmología se refiere) que sería absurdo no tener en cuenta sus consejos. ¡Un saludo y gracias!

  34. Responder

    […] De esta manera, en el tercer artículo Juan quiere ver una entrada mía (la que se titula relativizando las cosas) en la que me meto en el terreno de la opinión, y reclama una igualdad de condiciones en la […]

  35. Responder
    berta vias mahou - 20 Agosto, 2012

    gracias por todas estas explicaciones a tantas cuestiones relacionadas con la vista. y en especial, por el texto titulado “relativizando las cosas”. me gustaría poder compartirlo en facebook. no sé si basta con darle a “me gusta”.

    1. Responder
      Ocularis - 29 Agosto, 2012

      Con darle a “Me gusta” es suficiente, sí.
      Saludos.

  36. Responder
    AJ - 21 Diciembre, 2012

    Buenas reflexiones las del artículo.

    Hace una semana […]
    Y seguramente, si alguien dedicase tiempo y dinero a investigar, sí que darían con alguna forma de arreglar el problema de las manchas en el ojo. Unas gotas, ultrasonidos… algo. Aunque yo por lo menos, prefiero aguantarme con mis manchas, y que sigan investigando otras cosas… el cáncer, por ejemplo.

    Un saludo, y enhorabuena por el blog. Muy didáctico.

  37. Responder
    OLGA - 17 Enero, 2013

    GRACIAS OCULARIS,
    ME PARECE QUE USTED ES UNA PERSONA DEDICADA A SUS PACIENTES, Y HACE HASTA LO IMPOSIBLE POR COMPARTIR SUS CONOCIMIENTOS CON SUS PACIENTES Y LECTORES DE SU BLOG.

    GRACIAS POR SER TAN HUMANO, QUE DIOS SE LO PAGUE EN SALUD!!!

  38. Responder
    Pedro Sánchez Satorre - 9 Marzo, 2016

    Gracias por la información que das en el artículo anterior y por esta reflexión. Es lo que ma ha dicho mi médico de forma más resumida. Añadiría que ma ha dicho que es importante acudir al oculista para comprobar que no se ha producido algún daño al deprenderse.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *