Viendo estrellitas

Tranquilos, no vamos a hablar de astronomía. Vamos a estudiar otras estrellas que no están en el cielo ni salen en el cine. Averiguaremos por qué vemos “estrellitas” (puntitos luminosos que aparecen y desaparecen) cuando nos damos un golpe en la cabeza o en el ojo. Realmente es menos frecuente de lo que parece, pero todo el mundo entiende que cuando uno queda viendo estrellitas después de darse un trastazo, el golpe ha sido grande.

¿Por qué ocurre?. El problema está en la retina, de la que hemos hablado anteriormente. La retina es la cobertura más interna del globo ocular, una delgada capa de tejido nervioso encargado de recoger la información visual y transmitirla al cerebro. En este dibujo la vemos como una delgada capa anaranjada en la cavidad interna del ojo, en donde se proyecta la imagen que llega del exterior (en este caso, la letra “A”)

Debido a su naturaleza tan peculiar y especializada, la única respuesta que sabe hacer llegar al cerebro es información visual. Dicho de otro modo, todo estímulo nervioso que provenga de la retina, el cerebro lo interpretará como información visual (sea ésta real, o no). Al igual que ocurre en otras partes del organismo, como en el mismo tejido nervioso del cerebro, en la retina no hay terminaciones nerviosas para el dolor, ni para la temperatura ni para la presión. En otras partes del ojo sí, pero siempre que notamos dolor, presión, calor, etc, en el globo ocular, nunca es a expensas de la retina.

Mediante presión o tracción sobre la retina (es decir, si “aplastamos” o “tiramos” del tejido retiniano) somos capaces de estimular los receptores. Estamos engañando al ojo, porque el estímulo no es la luz, pero los receptores estimulados transmitirán como si hubiera llegado una luz brillante. El cerebro interpretará como un punto luminoso, intenso y pasajero, en la zona del estímulo.

¿Como alteramos mecánicamente la retina para producir este efecto?. Estas delicadas células se encuentran en la parte más interna del ojo, protegidas del exterior. Pero como decíamos antes, la retina está en contacto con la cavidad del ojo. Esta cavidad no está vacía ni llena de aire. Está ocupada por el vítreo, algo así como una gelatina transparente.

Este vítreo está normalmente adherido a la propia retina. Cuando nos damos un golpe en la cabeza o el ojo, este movimiento tan brusco hace que el vítreo trate de deslizarse o desplazarse dentro de la cavidad. Sería algo parecido a cuando un coche frena o gira bruscamente: los ocupantes tienden a desplazarse de sus asientos. El gel vítreo, por su naturaleza elástica, tenderá a presionar puntos de la retina en la dirección del desplazamiento, y tenderá a traccionar (recordemos que está adherido a la retina) zonas del lado contrario.

De esta manera, la retina se ve “irritada”, estimulada desde el interior. Y se producen esos puntitos brillantes que nos parecen estrellas.

Ojo, no todos los puntos brillantes producidos sin estímulo luminoso de deben a un golpe; hay otras causas frecuentes:

  • Una falta transitoria de riego sanguíneo en la cabeza. Cuando estamos tumbados y nos incorporamos rápidamente, a veces ocurre que vemos estrellitas, se nos oscurece la visión e incluso nos desmayamos. Esto se llama hipotensión ortostática, y se debe a una bajada de tensión arterial.
  • Un dolor de cabeza (típicamente una migraña o jaqueca) que cursa con aura visual
  • Una tracción o rotura retiniana.
Comparte el artículo Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

10 thoughts on “Viendo estrellitas

  1. Responder
    Chemist - 29 Diciembre, 2006

    Buenas Ocularis.

    No dejes de leer los comentarios de este mismo artículo en CPI, un ingeniero biomédico aporta otra teoría, espero ansioso tu respuesta

  2. Responder
    Teillu - 29 Diciembre, 2006

    El saber popular también dió en conocer como “fosfones” a ésas estrellitas. Desconozco si existe un término médico más científico que “estrellitas”…

  3. Responder
    Ocularis - 30 Diciembre, 2006

    Chemist: gracias por el aviso, contesto en el blog CPI

    Teillu: Existen términos, sí: fosfenos o fotopsias.

  4. Responder
    Joaquim - 3 Enero, 2007

    Venga, a la tercera va la vencida (o eso dicen)

    Desde que descubrí tu “vieja” web buscando información sobre las
    intervenciones con lasik, la puse en “favoritos” por la claridad con que tratas cuestiones que no siempre son sencillas de abordar para un profano.

    La variedad de temas y la exposición que haces de los mismos hace que frecuente el blog y lo tenga como un referente de esa culturilla general que no siempre despierta nuestro interés.

    Pues eso, gracias por hacer tan amena la lectura de estos temas y mantener viva la curiosidad.

    Salu2
    Joaquim

  5. Responder
    Ocularis - 3 Enero, 2007

    Gracias a tí por escribir, Joaquim.

    Feliz año.

  6. Responder
    JuanRa - 31 Enero, 2007

    Enhorabuena por tu web, Ocularis. Sencillamente genial. Según lo dices, todo parece tan fácil… pero de la misma forma que parece fácil tocar la guitarra cuando se ve tocarla a Paco de Lucía, vamos…

    En relación con esto he leído que el estrés también puede ser causa de fotopsias. Hay alguna relación entre el estrés y las fotopsias? Y entre el estrés y el DPV en un ojo miope (y, por tanto, propenso al DPV)?

    Por qué cuando te aplican láser te dicen que no hagas esfuerzos y no practiques deportes durante unos meses?

    Muchísimas gracias y enhorabuena.

  7. Responder
    Ocularis - 1 Febrero, 2007

    Las fotopsias son un síntoma que se pueden deber a varias causas. En este artículo he hablado de una causa, y en el del desprendimiento de vítreo he hablado de otra causa. En ninguna de ellas influye el estrés psicológico.
    En cuanto a las cuestiones del DVP, en el artículo y los comentarios puedes encontrar más información.
    Un saludo.

  8. Responder
    RJ - 23 Mayo, 2007

    ¡Hola! Felicidades por tan magnífica web! Es increíble!

    Te quería agradecer enormemente que pusieras lo que era la “hipotensión ortostática”. muchas veces he estado a punto de caer redondo sin remedio al levantarme de una silla o de la cama, y siempre me preguntaba a qué se debía el caso.

    El artículo estupendo.

    Muchísimas gracias!

    RJ

  9. Responder
    Ocularis - 28 Mayo, 2007

    Un placer ayudarte, gracias por tu valoración.
    Un saludo.

  10. Responder
    perdere peso - 1 Octubre, 2011

    dieta…

    […]Ocularis » Viendo estrellitas[…]…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *