¡Migro el blog!

Estos eran los «cambios a corto plazo» que adelantaba en mi último artículo, en el que se cumplía un año desde que comencé mi andadura por la blogosfera. Dejo la comunidad de La Coctelera y establezco la bitácora en mi alojamiento personal: http://ocularis.es. Hasta ahora, mi alojamiento lo he estado utilizando principalmente para mantener el foro, y la página principal de ocularis.es era unos documentos HTML planos (un tanto cutrecillos) donde explicaba en qué consistía el Proyecto Ocularis, y donde hablaba un poco sobre mí y sobre la oftalmología.

Pues bien, ahora el blog está precisamente en la página principal de mi alojamiento, y sólo tenéis que escribir en vuestro navegador: ocularis.es. En su momento habilité un subdominio que redirigía a la bitácora de La Coctelera (http://blog.ocularis.es), y este enlace sigue siendo válido porque ahora redirige al blog nuevo. Aquellos que tengan enlazada directamente la bitácora antigua (lacoctelera.com/ojos) deberán cambiar el enlace.

Por otra parte, también cambia la sindicación

No voy a borrar a corto plazo la bitácora antigua. Lo que sí iré haciendo es sustituir el cuerpo de cada artículo por un enlace hacia ese mismo artículo pero en la bitácora nueva. Ahora comienza una lenta tarea de actualizar los marcadores/favoritos del navegador, cambiar los links de las páginas que me enlazan, y los robots de búsqueda de google y demás buscadores tienen que ir integrando los artículos a su indexación. Hasta que todo esto no esté medianamente conseguido, el nuevo blog va a tener una presencia mucho menor en la web. Eso no me importa mucho, pero lo que no me gusta es que cuando alguien quiera acceder a la bitácora se encuentre con que el link era antiguo y tiene que hacer otro clic para acceder al blog nuevo. Me temo que durante un tiempo (meses, supongo) será así. Me encargaré de todas formas de ir escribiendo a las webs que me enlazan, para pedirles que actualicen el enlace (es lo único que está en mi mano para acelerar este periodo de transición). Pediría también que no escribiérais más comentarios en el blog antiguo. Como todos los artículos están ya en el nuevo, no vais a tener ningún problema en trasladaros ya.
El blog nuevo lo he hecho con WordPress, con ayuda (gracias a Manuel, Ismael y Remo por su colaboración), y está nuevecito y sin estrenar. He traido uno a uno los 50 artículos escritos durante este año, y he conservado su fecha original. A pesar de que procurado para transferir correctamente las imágenes y los enlaces, es más que probable que haya algún problemilla que se me haya escapado. Os agradecería que me lo señalarais. Por otra parte, la plantilla está a medio traducir, por lo que habrá algunos términos en inglés. También os pido paciencia en ese sentido, porque no se prácticamente nada de php y me cuesta encontrar el código donde está cada cosa. Creo que el diseño actual supone una mejora con respecto al antiguo, pero claro está, espero vuestras opiniones.

Ah, y el contador del blog nuevo también es diferente, aunque ya lo he puesto a las aproximadamente 96.000 visitas que tenía el antiguo en el momento de publicar este artículo. De forma que las visitas siguen contándose desde la inaguración del blog antiguo.

¿Por qué me mudo?

Esta decisión acarrea una serie de inconvenientes:

  • Lo comentado más arriba: un periodo de transición donde los buscadores no enlazarán correctamente los artículos, por lo que los internautas que busquen algo que hay en la bitácora, no me encontrarán. Y los que enlacen de otro sitio, tendrá que hacer otro clic.
  • Más importante, supongo: los aproximadamente 2.000 comentarios que hay en el blog antiguo, se perderán. No hay forma razonable de traerme todos los comentarios, porque La Coctelera no facilita las herramientas de migración. Además, no me interesaría mantener tantos comentarios, y para separar los que son interesantes de los que no, tendría que repasar uno a uno los dos millares. Impracticable. Espero que se entienda mi postura y nadie se sienta molesto por la pérdida.

Si lo hago, es porque entiendo que lo anterior se ve superado por las ventajas:

  • El diseño creo que es mejor.
  • La paginación es más inteligente. Ahora aprovecho todo el ancho de la pantalla, por lo que los artículos son más legibles y no parecen tan grandes. En la bitácora antigua, el texto quedaba reducido a la franja central, con lo que los artículos daban la impresión de ser más largos que lo que son realmente.
  • Lo más importante de todo: los comentarios pasan a estar moderados. Es algo que no podía hacer en el blog antiguo y que lo necesitaba. Los que lleven leyendo el blog un tiempo saben que el principal problema que hay son los comentarios sobre consultas particulares. A pesar de que lo avisaba por todas partes y que escribí varios artículos pidiendo que se respetaran las normas, lo cierto es que la gran mayoría de los comentarios siguen siendo de ese tipo. Esto acarreaba dos problemas principales:
    • Los artículos se llenaban de comentarios que no aportan nada al artículo. En los artículos más populares hay varios cientos de comentarios; un volumen que, evidentemente, asusta a cualquiera. La finalidad de la lista de comentarios es complementar la información del artículo, de forma que el internauta que le haya interesado la entrada siga leyendo los 10 ó 20 comentarios relacionados. Pero no se va a leer 400, sobre todo si la mayoría no aportan realmente información. De esta forma, tener tanto comentario pero que la gente no lee, no sirve para mucho.
    • Por qué no decirlo: el que mi blog se llene de consultas médicas me llega a cansar. Son varias consultas particulares todos los días (no exagero) y llevo un año con el proyecto. Estos últimos meses al final no he contestado a muchos de esos comentarios, porque el (poco) tiempo que dedico a la bitácora, en vez de escribir artículos nuevos, me dedicaba a escribir contestaciones estereotipadas del tipo «La función del blog no es atender consultas particulares». Pero no contestar tampoco me parece una solución buena, que se llene un blog de comentarios y que el autor no aparezca por ahí no me parece correcto.

De esta forma, con el blog nuevo los comentarios aguardan moderación, pero no se publican. Así no se llenan los artículos de comentarios que no aportan información adicional y los que son interesantes sí se publicarán, y cumplirán su función de aportar datos adicionales al artículo. El blog tendrá además una sensación de que «está cuidado» porque ya no quedarán comentarios sin contestar.

Las normas no cambian. Los comentarios que son dudas generales, opiniones alternativas, agradecimientos, o simplemente una visión subjetiva del asunto, se publicarán. Y las consultas médicas, casos particulares (más o menos evidentes o camuflados), argumentos pseudocientíficos, peticiones de segundas opiniones o de referencias (de oftalmólogos, clínicas, ópticas, tratamientos), spam o publicidad de cualquier tipo, faltas de las reglas básicas de educación y respeto; nada de esto se publicará. Son frecuentes los comentarios «mixtos», donde el internauta valora positivamente el artículo, y después pasa a relatar sus circunsancias concretas para luego hacer una pregunta «general» pero relacionada con su caso. Eso es una consulta particular, y me gustaría que la persona en cuestión no se sintiera ofendida cuando su comentario no se vea publicado. Agradezco los elogios, sinceramente, pero es importante para el proyecto que se terminen de una vez por todas las consultas particulares. Entiendo la postura del que pide ayuda, sólo buscan solucionar su problema de salud. Por otra parte, espero que se entienda la mía también, porque no ayudo a nadie si caigo en el juego de hacer diagnósticos y tratamientos por Internet.

Espero que os guste

Lo dicho, el blog es vuestro, para que lo probéis. Espero que os guste el diseño; a mí sí, pero también admito sugerencias. Por otra parte, querría volver a recordar que me ayudáis mucho si me decís los bugs (enlaces rotos, imágenes que no cargan, etc.) que encontréis. Creo sinceramente que el cambio es a mejor, espero que la pérdida de los comentarios anteriores no moleste a nadie, y que después del inevitable periodo de transición la mejora de calidad sea una realidad.

¡Que os aproveche!

PD.- Después de un año de vida, éste es el último artículo que irá en el blog antiguo.

Comparte el artículo Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

10 Comments

  1. Shora
    18 agosto, 2006

    Bueno, me presento oficialmente en el nuevo blog (oficiosamente ya lo había mirado hace unos días xD). Me gusta mucho el cambio, desde luego ha sido a mejor. Mucho ánimo con el trabajo que te quede.

    Yo por mi parte voy a actualizar la plantilla para enlazar al nuevo blog que si no después se me pasa 😛

    Responder
  2. Adama
    19 agosto, 2006

    Buenas, acabo de llegar a tu blog desde una página supersecreta que no existe. 😉 Me presento aquí, porque no nos conocemos ehh… 😛 La verdad es que tienes razón, este se lee mucho mejor que el otro y se aprovecha mejor la página. Y eso que los colores y el diseño del antiguo tambien me gustaban, pero este es más práctico.

    Responder
  3. ocularis
    19 agosto, 2006

    Gracias a los dos, chicos. ¿En qué asuntillo secreto estaréis metidos? 😀

    También gracias por actualizar el enlace desde tu blog, Shora.

    Nos vemos en CPI y en…. algún sitio más.

    Responder
  4. Remo
    22 agosto, 2006

    Me uno a las felicitaciones por el cambio de diseño. ¡Me gusta mucho! Ya me contarás cómo has puesto los últimos comentarios en la columna izquierda, que me ha parecido muy interesante.

    Responder
  5. ml
    22 agosto, 2006

    Vaya, vaya, así que esta era la sorpresa. Creo que muchos nos lo esperábamos desde que compraste el dominio :).
    Me parece acertada la elección de WordPress como CMS. Aún quedan algunas cosas por pulir de la plantilla, como ya adviertes, pero en general me gusta, sobre todo que hayas escogido un formato a tres columnas.

    Responder
  6. ocularis
    23 agosto, 2006

    Remo: gracias por tu comentario. Los comentarios últimos los he puesto con un plugin llamado «Real Fast Latest comments» por un tal Edmundo Hidalgo. Si quieres, por mail te mando el archivo. Es muy fácil de utilizar.

    ml: Gracias por la visita y tu valoración. Si tienes ganas, estaría encantado que me vayas diciendo las cosas que quedan por pulir (quizás mejor ya en el foro). Así voy orientando mejor el tiempo que emplee en el wordpress. Se agradece tu interés.

    Responder
  7. Yan
    24 agosto, 2006

    Mas vale tarde que nunca, me gusta mucho el cambio que has hecho, ultimamente estoy algo abandonado por muchas circustancias, siento no haberte ayudado mas, ya nos veremos.

    Responder
  8. ocularis
    25 agosto, 2006

    No te preocupes, Yan. También sabes de wordpress, y queda todavía por hacer, así que acepto sugerencias, críticas, etc.

    Responder
  9. mikel
    28 agosto, 2006

    A mi me gusta, sobrio y claro, como tú!
    Zorionak!

    Responder
  10. ocularis
    29 agosto, 2006

    Me alegro que te guste, Mikel. Gracias por tu valoración (que considero inmerecida).
    Un cordial saludo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *