Cirugía de miopía, astigmatismo, hipermetropía y vista cansada (V): lentes intraoculares que sustituyen al cristalino

Con este artículo finaliza la serie dedicada a la cirugía refractiva. En línea con lo explicado en el artículo anterior, decíamos que hay dos tipos básicos de lentes artificiales dentro del ojo: las que sustituyen al cristalino, y las que no lo hacen (y por tanto se colocan por delante de éste). En la entrada previa hemos hablado de este segundo tipo, las lentes que coexisten con el cristalino y que a partir de ahora llamaremos lentes fáquicas. También estuvimos comparando las lentes fáquicas con el LASIK y demás cirugías láser, y nos hacíamos una idea de cuándo se indican unas y cuándo otras. Parecía que más o menos cubríamos todas las alternativas de operaciones con lo explicado anteriormente.

Hoy vamos a explicar otra cirugía; quitar el cristalino y sustituirlo por una lente que se pone en lugar de éste. A estos implantes los llamaremos lentes pseudofáquicas (“pseudo-” significa falso; sería como una sustitución del cristalino). Pero, ¿para qué nos planteamos otra operación más para quitar la graduación, si ya tenemos un abanico bastante amplio?. Bueno, pues para explicarlo voy a seguir un esquema inverso al del artículo anterior. Primero explico las desventajas y ventajas, y luego la técnica quirúrgica.

Desventajas

Con respecto a la colocación de una lente intraocular delante del cristalino (lente fáquica), la técnica que explicamos hoy (sustituir el cristalino por una lente pseudofáquica) tiene los siguientes inconvenientes:

  • Es una cirugía de más envergadura. Al fin y al cabo estamos quitando un elemento natural que en principio funciona bien (el cristalino). La cirugía va “más atrás” que las otras operaciones para la graduación. Podríamos lidiar incluso con complicaciones del vítreo y la retina.
  • Fundamental: perdemos la capacidad natural de enfocar a las diferentes distancias (en caso de que todavía la tuviéramos, claro). El mecanismo de acomodación implica que el cristalino cambia su curvatura para variar la su propia potencia como lente natural. Normalmente la acomodación se activa de cerca y es lo que nos permite ver a todas las distancias antes de los 40 años. Este proceso lo expliqué en este artículo antiguo. Por lo tanto, actualmente no se suele indicar esta cirugía a menores de 50-55 años.

Ventajas

  • La técnica quirúrgica la conocemos muy bien y los oftalmólogos estamos muy entrenados, como explicaré después
  • También hay mucha experiencia en el uso de lentes intraoculares que sustituyen al cristalino.
  • La colocación de la lente es en la cápsula del cristalino (el “saco transparente” en donde éste se encuentra sujeto). Esta localización es muy estable y no hay virtualmente complicaciones por que la lente esté ahí décadas (no ocurre así con las lentes que quedan en cámara anterior o las que se sitúan entre el iris y el cristalino, que existe algún riesgo de complicación).
  • Al quitar el cristalino, ese ojo ya no puede tener cataratas (recuerdo que una catarata no es más que un cristalino que ya no es transparente). En cierto sentido, “adelantamos” una cirugía que de todas formas habría que realizar.

Un poco de historia

Este tipo de cirugía es antigua. Hay que tener en cuenta que conceptualmente es similar a las cirugías de catarata, y tenemos muchos años de experiencia sustituyendo el cristalino (la catarata) por una lente intraocular. Hace unos años no existían las lentes fáquicas del artículo anterior, y los láseres no podían eliminar tanta graduación como ahora. Así que la solución de, por ejemplo, los miopes con mucha graduación, era eliminar el cristalino y poner una lente intraocular que lo sustituyera. Si el paciente era joven, teníamos la gran desventaja que ese ojo no puede acomodar de cerca, y es como si tuviera la “vista cansada”. Es decir, necesitaría gafas de cerca para leer. Si el paciente era mayor y ya tenía vista cansada, pues ya no era tanto inconveniente eso de perder la acomodación (de todas formas, ya estaba deteriorada por la edad). Y además, como los miopes grandes suelen tener las cataratas más precozmente, es como “adelantar la cirugía de cataratas”, aunque el cristalino fuera todavía transparente.

Pero en la práctica eran relativamente pocos los miopes jóvenes que se animaban a hacerse este tipo de cirugía. Cuando más tarde aparecieron las lentes con cristalino, ya se podían corregir altas graduaciones, con la ventaja de que el cristalino queda intacto, y por tanto la acomodación. Por lo tanto, lo que se hacía siempre era poner las lentes fáquicas (explicadas en el artículo anterior) y lo de sustituir el cristalino casi se dejó de hacer en jóvenes. Se reservó para personas más mayores, donde ya se veía un cristalino un poco “envejecido” y se calculaba que no quedaba mucho para comenzar con cataratas. Entonces, en vez de ponerle una lente deltante del cristalino y en poco tiempo operarle de cataratas (quitar la lente puesta, quitar el cristalino y ponerle una lente que sustituya al cristalino), directamente sustituimos el cristalino por una lente pseudofáquica.
Pero actualmente las cosas están cambiando mucho, y es porque ha aparecido toda una nueva generación de lentes intraoculares pseudofáquicas.

Operando la vista cansada

El título de esta serie de artículos es “cirugía de miopía, astigmatismo, hipermetropía y vista cansada”. Lo puse un poco para ver si alguien me preguntaba, porque es sabido que los tres primeros defectos (miopía, astigmatismo e hipermetropía) se corrigen operando. Pero para el conocimento popular, la vista cansada nunca se había podido corregir y a partir de los cuarenta y tantos, todo el mundo (excepto algunos miopes) estaba destinado a usar gafas de cerca. Hasta ahora.

En la actualidad existe una nueva generación de lentes pseudofáquicas. Son lentes multifocales, llevan tanto la graduación de cerca como la de lejos. Sería como “llevar unas gafas progresivas dentro del ojo”. Por tanto, ahora el concepto cambia bastante. (El concepto de lente multifocal se opone al de lente monofocal, que es aquella que sólo posee una graduación. Son las lentes fáquicas explicadas en el artículo anterior y las lentes que expliqué en el artículo de las cataratas).

Expliquémoslo con ejemplos. Supongamos que tenemos un miope de 50 años que se quiere quitar las gafas. Se le puede operar con láser, o bien con una lente fáquica (delante del cristalino) si tiene mucha graduación, pero aunque el ojo quede perfecto para lejos, sigue teniendo vista cansada y llevaría gafas para cerca. Por tanto, la cirugía no es tan rentable como en la gente joven, que tras la operación no llevan gafas en ningún momento. Pero ahora tenemos otra alternativa: quitarle el cristalino y ponerle una lente multifocal. Con esta lente podemos corregir la miopía y la hipermetropía, y además “solucionamos” la vista cansada. Y con láser podemos retocar después para eliminar el astigmatismo (que no se puede corregir con las lentes multifocales) y algún defecto residual. De esta forma, el paciente no debería ponerse gafas nunca o casi nunca.

Entrecomillo lo de “solucionamos” porque la lente multifocal es un buen remedio para la vista cansada, pero no es perfecto. Dicho de otra forma: no vemos tan bien como con un cristalino joven. No se tiene una visión perfectamente nítida a todas las distancias como la que tiene una persona sin graduación de 30 años, pero se ve mejor de cerca y a media distancia que una persona sin graduación de lejos pero con vista cansada. Así, con la generación de lentes multifocales que se usa más en la actualidad (llamadas lentes difractivas), en la actualidad se logra una visión muy nítida a partir de los 2-3 metros y sobre los 30-40 centímetros, pero la visión intermedia (80-110 centímetros) no es tan buena.

Se está investigando mucho para sacar lentes multifocales cada vez de mejor calidad, de forma que lo normal es que este artículo se quede obsoleto en poco tiempo. La siguiente generación de multifocales, las lentes refractivas, han mejorado la visión intermedia. En la actualidad, los pacientes que llevan lentes multifocales suelen estar muy satisfechos, porque efectivamente no es habitual que necesitan gafas para alguna distancia. En algunos casos se utiliza una gafa de poca graduación para distancia intermedia, y muchos pacientes ni siquiera eso. Pero ya digo: todavía no se ve exactamente igual que con un ojo “joven”. Además, la colocación de la lente tiene que ser muy exacta, y debemos corregir la graduación residual con láser porque pequeños defectos que con las lentes convencionales (monofocales) no supone pérdida visual alguna, en las multifocales sí afecta.

Indicaciones

Con lo que hemos dicho, podemos sustituir el cristalino con dos tipos de lentes pseudofáquicas. Las monofocales “de toda la vida”, y las multifocales que son “la novedad”

Lentes multifocales

¿A quién le ponemos una lente multifocal?. ¿A todo el que tenga vista cansada?. Las indicaciones varían según cada cirujano, cada clínica, incluso en cada país, pero en la actualidad los oftalmólogos no son tan “intervencionistas”. Cuando un sujeto sólo tiene vista cansada, la tendencia todavía es en no ofrecer esta cirugía. La consideramos de demasiada envergadura para “sólo” quitar las gafas de cerca. La planteamos normalmente cuando hay un defecto de graduación previo, de manera que el paciente tenga que llevar gafas para todas las distancias. Repito que esta es la tendencia que se lleva en mi medio, no quiere decir que considere erróneo que otro colega mío haga una indicación diferente a la que describo.


Bueno, y queda una indicación evidente. Si un paciente tiene catarata y de todas formas hay que quitarle el cristalino, ¿por qué no poner una lente multifocal?. En la actualidad así lo hacemos en algunos centros. De esta forma, vemos a pacientes mayores que tras la operación se quedan con mejor calidad visual que, por ejemplo, sus hijos, que tienen vista cansada. En mi centro ofrecemos la lente multifocal para la cirugía de cataratas y los pacientes que se la ponen acaban francamente sorprendidos del resultado. De todas formas, como explico ahora, hay un problema no médico que dificulta la utilización masiva de multifocales.

Lentes monofocales

¿Ya no se ponen lentes monofocales (o sea, con sólo la graduación de lejos)?. Por supuesto que sí. En las operaciones de cataratas (que he explicado en una serie de artículos que comienzan aquí) se ponen mayoritariamente lentes monofocales, aunque aquí el concepto cambia. La operación de cataratas no es primariamente cirugía refractiva, o sea, el primer objetivo no es quitar la graduación. El paciente no ve bien (ni con gafas ni sin ellas) por las cataratas, y operamos para que vuelva a ver. Claro, ya que se quita el cristalino y se pone una lente, se realizan los cálculos pertinentes para intentar quitar la graduación previa (principalmente miopía o hipermetropía), de forma que de lejos no se lleven gafas, o por lo menos se tenga menos graduación que antes.

Aquí entra en juego el tema económico. Normalmente la cirugía de cataratas son financiadas por el sistema sanitario público y las sociedades médicas privadas, no así la cirugía refractiva. La lente monofocal que se coloca también está financiada (hablo de España, supongo que en el resto de países será parecido), porque hoy por hoy es absurdo plantear una cirugía de cataratas sin poner lente (excepto en algunos casos muy concretos de miopía grande, que de momento podemos ignorar). De esa forma, siendo obligatorio plantear la cirugía con lente, la monofocal también está financiada. Sería una forma de aprovechar la catarata para hacer un poco de cirugía refractiva aunque ése no sea el objetivo (aprovechamos la catarata para quitar lo que podamos de la graduación). El paciente lo agradece porque además de devolverle visión al no tener catarata, se le quita (parte o toda) la graduación que tenía previamente. Y además le sale barato (normalmente gratuito). Lo que no está todavía financiado es la lente multifocal; es una lente cara, y además tendríamos que contar con la posibilidad de retocar con láser una posible graduación residual. Esto ya sería cirugía refractiva pura, y no lo cubre ni la sanidad pública ni (todavía) las sociedades médicas.

Por lo tanto, la mayoría de las cataratas todavía reciben lentes monofocales. ¿Es peor el recibir una lente monofocal al operarse de cataratas?. No, la visión es tan buena o más que con una lente multifocal, simplemente que para cerca y media distancia harán falta gafas. Pero salvo que el paciente se opere en un centro que disponga de la infraestructura para lentes multifocales, y decida pagarla de su bolsillo, pues no se implantará.
¿Y se usan lentes monofocales sin que haya cataratas?. Es decir, sustituir el cristalino siento éste transparente, con una lente con el objetivo de quitar la graduación. Pues sí, todavía se usan, en dos situaciones:

  • En pacientes jóvenes con graduaciones altas, cuando no se dispone de lentes fáquicas. En mi medio esta circunstancia no se suele dar, pero en otros países es mucho más fácil de disponer de lentes pseudofáquicas que de fáquicas.
  • A partir de los 50 años más o menos y por la causa que sea se prefiere no poner multifocal (no se dispone de ella, o es muy cara, o no se quieren asumir los efectos adversos, etc)

Técnica quirúrgica

Esta sección es fácil. Como hemos dicho antes, lo novedoso de la técnica son las lentes multifocales. La operación como tal es prácticamente igual a una cirugía de catarata. Si es que es lo mismo: quitar el cristalino y poner una lente en su lugar. Simplemente que en el caso de la catarata, el cristalino es opaco y está endurecido, y en caso contrario el cristalino es transparente y blando.

La técnica quirúrgica la describí aquí, al hablar de las cataratas, con lo que ya está explicado. Cabe destacar que cuando no hay catarata el cristalino está más blandito, por lo que la fragmentación con ultrasonidos es algo diferente (y en general más sencilla). Pero esto ya son detalles más para el cirujano, que realmente no interesa al público general.

Operaciones previas contra la vista cansada

La cirugía que ha supuesto un auténtico avance contra la vista cansada es la que he explicado en este artículo: sustituir el cristalino por una lente multifocal. Pero previamente se han hecho intentos, con mayor o menor éxito. Describiré los más importantes:

  • La llamada visión monofocal (nombre que no me gusta demasiado porque puede llevar a equívoco, aunque otras denominaciones como anfimetropía tienen menos popularidad): consiste básicamente en “dejar un ojo para lejos y otro para cerca”. Es decir, mediante láser o lente intraocular (del tipo que sea), dejar un ojo sin graduación de forma que ve bien de lejos, y el otro ojo dejarlo un poco miope. Este segundo ojo vería borroso de lejos, pero de cerca vería bien (aquí explico que con cierta graduación de miopía, se ve bien sin gafas). El primer ojo, por el contrario, no vería bien de cerca sin gafas. Hay pacientes que no toleran bien este tipo de visión, pero los que se acostumbran se manejan bastante bien.
  • Las lentes acomodativas, son unas lentes intraoculares que sustituyen al cristalino, con la idea de adaptarse a la visión lejana y cercana igual que el cristalino natural (modificando su potencia por la propia acomodación). Todavía se encuentra por Internet información de este tipo de lentes. Se pusieron muchas esperanzas en la investigación de este tipo de lentes, pero la verdad es que los resultados distan mucho de ser los esperados. En la actualidad se usan muy poco (básicamente, y hablando claro, no funcionan)

—-

En conclusión, todo un mundo apasionante el de las lentes multifocales. El futuro es prometedor para solucionar la vista cansada.

Comparte el artículo Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

45 Comments

  1. Manuel
    16 enero, 2007

    Que interesante artículo, que cosa esta de las lente multifocales.

    ¿Por qué no funcionan las lentes acomodativas? ¿Poner una lente lo bastante flexible para que el musculo ciliar tenga fuerza pueda contraer parece lo más lógico para quien no sabe del tema ¿por qué no funciona?

    Un saludo y gracias por el artículo

    Responder
  2. pedro
    16 enero, 2007

    Excelente artículo y además el que más afecta a mi caso particular.
    Hace tiempo que sigo tu blog con gran interés por lo interesante de sus temas y lo comprensible que resulta para cualquier persona.
    Sin embargo me gustaría que me aclararas algún punto concreto.
    En un articulo anterior explicabas que con la cirugía de la miopía no se consigue ver mas, (si se tiene una agudeza visual de 50, es la que va a quedar después de la operación), esto lo entiendo perfectamente, pero que se ve mejor, esto último “no lo veo muy claroâ€?.
    Muchas gracias por anticipado y contéstame a todo lo que puedas y te parezca conveniente. Un abrazo.

    Responder
  3. Ocularis
    16 enero, 2007

    Manuel: Buena pregunta. Para no perdernos en hipótesis resumimos los motivos en dos causas principales
    – Ninguna lente acomodativa es capaz de modificar su potencia de la misma forma que lo hace el cristalino natural
    – Debe haber más factores implicados en la acomodación. Realmente hay mucho que no sabemos de ese complejo mecanismo. Puede que el cristalino no sea lo único que envejezca, y que los demás factores (músculo ciliar, ligamento del cristalino, cápsula, etc) también se deterioren y contribuyan a la presbicia.
    El caso es que la idea prometía mucho, pero no termina de funcionar.

    Pedro: Se dice que con respecto a las gafas, la cirugía permite ver “mejor”, pero no “más”. Es decir, la mejoría no es cuantitativa porque no se suele lograr un aumento en la agudeza visual, pero sí cualitativa, sobre todo en miopes altos, porque el paciente refiere ver mejor.
    Es algo parecido a lo que ocurre cuando comparamos gafas y lentillas con graduaciones altas. Con lentillas se ve “mejor”, los objetos más grandes, hay más campo visual. Las distorsiones y aberraciones que se inducen por las lentes de alta graduación son más patentes cuanto más alejada esté la lente del ojo. La lente de la gafa está a 12 milímetros, mientras que la lentilla está en contacto con el ojo. Y con la cirugía modificamos el propio ojo.

    Responder
  4. pedro
    16 febrero, 2007

    A ver si me desasnas, si la miopia es “un problema de lentes y de enfoque”, ¿por que al ajustar el enfoque de la forma que sea no se puede ver como una persona normal que no sea miope (perdón)

    Responder
  5. Ocularis
    17 febrero, 2007

    No te entiendo bien, Pedro. Un miope corregido (con gafas, lentillas, lente intraocular, etc, ve en principio igual que una persona no miope. Existen algunas excepciones:
    – En miopias medias y altas corregidas con gafas, éstas producen distorsión de la imagen y pérdida de campo visual enfocado. Más que cantidad de visión, disminuye algo la calidad.
    – Si el miope tiene alteraciones en la retina, puede perder vista por este problema de fondo de ojo. Pero ya no se trata de algo de “enfoque”.
    – Algunos miopes (con bastantes dioptrías, en general), tienen mayor cantidad de aberraciones visuales, lo que puede causar incomodidad de visión en algunas circunstancias.

    Responder
  6. pedro
    20 febrero, 2007

    Pues para no entenderme ya casi me lo aclaraste, lo que quería decir es que si antes tenia una visión de 50%, por ejemplo ¿porque una vez corregido sigo teniendo 50%?, utilizando tus mismas palabras, por que no veria tambiem más cantidad.

    Responder
  7. Ocularis
    20 febrero, 2007

    El objetivo de la cirugía refractiva no es ganar agudeza visual, sino en ver espontáneamente lo mismo que se veía con las gafas/lentillas.

    Responder
  8. nuria
    21 febrero, 2007

    me han comentado que las lentes multifocales producen en determinadas personas aberraciones nocturnas, destellos, y que depende del tamaño de la pupila y de la sensibilidad de la persona. En algunos casos han tenido que retirarlas por no soportarlo.
    Es cierto ?

    Responder
  9. Ocularis
    21 febrero, 2007

    En el artículo comentaba que:

    Además, la colocación de la lente tiene que ser muy exacta, y debemos corregir la graduación residual con láser porque pequeños defectos que con las lentes convencionales (monofocales) no supone pérdida visual alguna, en las multifocales sí afecta.

    Pequeños descentramientos o residuos de graduación aquí sí que afectan produciendo síntomas. En cuanto a que alguien haya tenido que retirar estas lentes, no te sabría decir, pero es probable que sí. Lo mismo que se han tenido que retirar lentes monofocales.

    Responder
  10. crisis40
    22 febrero, 2007

    El cristalino multifocal ,según me han comentado, parece ser que llegas a leer y ver de cerca, pero por ejemplo no ves la pantalla del ordenador ( y necesitas gafas) . Puede también haber destellos o aberraciones nocturnas y según la sensibilidad del ojo o el tamaño de la pupila hay personas que no lo toleran y les tienen que reemplazar por un cristalino monofocal. También me han comentado que el contraste de la visión es peor que con el cristalino monofocal. Algunos oftalmólogos por tanto dicen qe todavía está en periodo de pruebas.

    Responder
  11. Ocularis
    22 febrero, 2007

    Como decía en el artículo:

    Dicho de otra forma: no vemos tan bien como con un cristalino joven. No se tiene una visión perfectamente nítida a todas las distancias como la que tiene una persona sin graduación de 30 años, pero se ve mejor de cerca y a media distancia que una persona sin graduación de lejos pero con vista cansada

    La multifocal no garantiza que no se vayan a usar gafas. Y es cierto que en las lentes de primera generación lo que más coleaba era la visión intermedia, cosa que ha mejorado mucho con las lentes más modernas.
    En cuanto a que algunos oftalmólogos dicen que está en periodo de pruebas, bueno, algunos oftalmólogos desaconsejan cualquier tipo de cirugía refractiva. Es esperable que las lentes mejores más todavía, y quien se opere de esta técnica dentro de 10 años tenga un mejor enfoque a todas las distancias que el que se opera ahora. El asunto es si uno puede o le merece la pena seguir esperando. No es una cirugía “de pruebas” en el sentido de que la técnica es muy antigual, y la lentes es de un material y arquitectura “grosera” ya archiconocidos y probados. Lo que cambia es la estructura óptica de la lente. Eso irá mejorando, pero la cirugía es tan segura como las habituales. No se trata de cirugía “experimental” o “peligrosa”, sencillamente que en la parte tecnológica de diseño de lentes multifocales esperamos mejoras futuras.

    Responder
  12. CARLOS SOULE
    24 junio, 2007

    mi problema es cataratas en ojo derecho, supongo la operacion es simpleme colocan lente monofocal , y ya esta. hay alguna complicacion que pueda aparecer, espero su respuesta amigo doctor.

    Responder
  13. Ocularis
    25 junio, 2007

    De la cirugía de cataratas en tres artículos previos (aquí está el primero).
    Un saludo.

    Responder
  14. futuro présbico
    9 agosto, 2007

    Ocularis, ¿qué opinas de la técnica que permite corregir la presbicia mediante LASER (promete expandir la esclera y recuperar la distancia perdida con la desadaptación del cristalino)?

    no he visto que hables de ella y suena muy interesante, ¿crees que merece un artículo?

    Responder
  15. Ocularis
    10 agosto, 2007

    No la he mencionado porque todavía no está madura para utilizarse generalizadamente. Desde luego, yo no la recomendaría por el momento.

    Responder
  16. Pedro
    25 octubre, 2007

    ¿Es peligroso usar gafas de la farmacia o de otra persona con las que veas bien de cerca para leer.?

    Responder
  17. Ocularis
    25 octubre, 2007

    Sobre los defectos de graduación y la vista cansada hay otros artículos en el blog. Por otra parte, si tienes duda de si tú o alguien de tu entorno puede utilizar esas gafas, lo mejor es que preguntes a tu oftalmólogo/óptico.

    Responder
  18. […] Del LASIK y del resto de cirugías láser sobre la córnea para quitar la graduación he hablado en tres artículos anteriores (uno, dos y tres). Escuetamente, la operación consiste en tallar la córnea con láser, adelgazándola para variar su curvatura. El queratocono implica una debilidad de la córnea, que se va “dando de sí”, deformando hacia una forma cónica. Es fácil de entender que si adelgazamos más la córnea con el láser, vamos a empeorar la enfermedad. No sólo vamos a perder la forma obtenida con el láser (con lo que volverá a aparecer graduación), sino que además puede complicarse la enfermedad. Por lo tanto, el queratocono es contraindicación absoluta de este tipo de cirugías . Ojo, hablo de las cirugías sobre la córnea. Recuerdo que también hay operaciones de quitar la graduación pero sin adelgazar la córnea (hablé de ello aquí y aquí). Hay cirugía para el queratocono que explicaré en el siguiente artículo, pero no se trata de la operación típica de quitar gafas. Y estoy hablando de queratocono, que es un diagnóstico concreto, con unos parámetros más o menos establecidos. No toda irregularidad corneal es queratocono. Cuando el cirujano se plantea operar a un paciente y consideramos la posibilidad del queratocono, aparecen unas disyuntivas: – Inconveniente: El queratocono es una enfermedad lenta, que tarda años en dar síntomas. El paciente puede tener buena visión con gafas o lentillas, puede no tener molestia alguna, y años más tarde desarrollar los problemas. Pero el queratocono, de alguna manera está ahí, hay una debilidad latente. Por tanto, si se nos pasa desapercibido y operamos la córnea, podemos causar un problema a ese ojo. – Ventaja: Lo mismo que hemos dicho antes: el queratocono está ahí, en la córnea, aunque no dé síntomas. Hay aparatos muy sofisticados que estudian micra a micra la córnea (la superficie anterior, la posterior, el espesor), ofreciendo mapas al máximo detalle del tejido. Podemos adelantar el diagnóstico, y decidir no operar. Dentro de la baterías de prueba que se han de realizar previamente a la cirugía, no sólo hay que descartar las córneas muy finas, también hay que localizar los queratoconos que no dan síntomas. […]

    Responder
  19. Pablo R
    28 febrero, 2008

    Hola Ocularis, unas preguntillas

    1) Si se pierde la acomodación con la inserción de una lente intraocular monofocal, ¿sigue funcionando el sistema de enfoque de la cornea?, ¿en que distancias actuá este?, y ¿sigue siendo esto válido tras una vitrectomía ?

    2) Como la monofocal solo corrige la visión de lejos a partir de 6 metros ¿se puede enfocar selectivamente con esta lente a partir de esa distancia? y también ¿como enfocamos selecivamente en las cortas y medias distancias ?

    3) ¿Se corrige el astigmatismo en este tipo de lente, (entiendo que en la multifical no) ?

    Gracias y un saludo.

    Responder
  20. Ocularis
    28 febrero, 2008

    Hola Pablo:
    1) ¿A qué te refieres con sistema de enfoque de la córnea?. La córnea es un sistema de lentes de potencia global equivalente a una esfera positiva. El cristalino también sería una lente esférica positiva, de menor potencia, con la facultad de poder incrementar su potencia.
    2) Con la monofocal se puede ver bien a partir de teóricamente 6 metros, aunque a partir de los 2-3 metros mucha gente ve bien sin necesidad de corrección. Se puede enfocar selectivamente a 6 metros o a 6 kilómetros porque no hay que hacer ningún tipo de enfoque. Digamos que la profundidad de campo va desde los 6 metros (o menos) hasta el infinito. Y a distancias cortas, simplemente no enfocamos con la monofocal (siempre que que no quede defecto esférico residual)
    3) Existen lentes intraoculares que corrigen el astigmatismo (tanto sustituyendo al cristalino, como sin sustituirlo). Las lentes multifocales todavía no lo corrigen.

    Responder
  21. Pablo R
    1 marzo, 2008

    Estimado Ocularis,
    Gracias por la rápida respuesta.
    1)Cornea: saqué mi propia conclusión de que también acomodaba. Concepto aclarado.
    Un saludo

    Responder
  22. Ocularis
    1 marzo, 2008

    Un saludo, Pablo.

    Responder
  23. Pablo R
    1 marzo, 2008

    Una curiosidad:

    Al insertar una lente intraocular monofocal, ¿queda afectado el músculo ciliar? y ¿podría actuar este de alguna manera sobre este tipo de lente?

    Entiendo que no, pero lo pregunto por el caso insólito de un familiar (70 años)operado recientemente en la SS, ambos ojos de cataratas y con inserción de lentes monofocales. Enfoca perfectamente desde 30 cm a infinito !! Nos lo ha demostrado, lee delante nuestra cualquier revista pudiendo enfocar a continuación, sin ningún otro apoyo, a media y larga distancia.

    Un saludo y gracias de nuevo.

    Responder
  24. Ocularis
    2 marzo, 2008

    El músculo ciliar no queda afectado como tal, pero evidentemente su función de cambiar la potencia del cristalino no puede hacerla. Sin embargo, para que una persona pueda ver a todas las distancias con lentes monofocales no hace falta suponer que el ojo retiene poder de acomodación, hay otras explicaciones.
    Seguro que preguntando la duda al oftalmólogo la responde fácilmente.

    Responder
  25. Juan Pérez
    5 febrero, 2009

    Hola. Acabo de leer este artículo superinteresante. Veo que está escrito en 2007. Durante todo este tiempo ¿ha avanzado apreciablemente la tecnología de lentes intraoculares multifocales, corrigiendo los deficiencias de visión a media distancia, etc.?.
    Muchas gracias.

    Responder
  26. Ocularis
    8 febrero, 2009

    Sí, hay nuevos cambios. Principalmente en el diseño de lentes, mejorando la visión a diferentes distancias e intentando mejorar los inconvenientes de estas lentes.
    Un saludo.

    Responder
  27. ´gloria
    10 junio, 2009

    hola, un par de preguntas,
    existen lentes intraoculares (faquicas y pseudofaquicas) que corrigen a la vez miopia y astigmatismo?
    y si es asi, estas pseudofaquicas entran dentro de la financiacion de la seguridad social?
    muchas gracias

    Responder
  28. Ocularis
    11 junio, 2009

    Sí, existen lentes intraoculares que corrigen el astigmatismo, llamadas tóricas. Pero yo esperaba otras preguntas antes que si están financiadas por la seguridad social. Perfil de seguridad, efectos a largo plazo, tolerancia del paciente, riesgo de descentramiento, experiencia en su utilización, etc.

    Responder
  29. luigi
    12 junio, 2009

    Hola, Ocularis. Recojo yo el guante que lanzas si te parece XD. Una duda que tengo hace tiempo con las lentes que no tiene soporte de gafa es cómo solucinan la estabilidad del eje del astigmatismo. Sabemos que un cristal montado en unas gafas con una desviación del eje de 10 grados respecto a la prescripción puede ser causa de mala visión, a mí me ha pasado. ¿Cómo pueden las lentes intraoculares ya sustituyan el cristalino, ya le acompañen, ya sean extraoculares (lentillas) mantener ese eje por muy tóricas que sean?

    De las sugerencias que haces me pica la curiosidad saber los efectos a largo plazo que puedan tener las lentes intraoculares y cuáles son las pruebas que se hacen para saber si un paciente es susceptible de esta operación, y sobre todo porqué se hacen. Gracias por el esfuerzo que haces.

    Responder
  30. Ocularis
    12 junio, 2009

    Las lentes de contacto tóricas llevan una especie de “peso”. un sector de la lentilla es más pesado que el resto, por lo que tenderá a colocarse en la parte inferior (en el meridiano de las 6h). Así, durante el parpadeo y los movimientos esta asimetría del peso debe minimizar la rotación de la lente. La respuesta “in vivo” es bastante individual: depende la la adaptación de las diferentes curvaturas (de la lentilla sobre la superficie ocular), de la composición y circulación de la lágrima, etc, la rotación o balanceo de la lentilla será mayor o menor. Si hay mucha rotación, el paciente verá mal. Si la adaptación es buena, pues verá bien.
    Mi experiencia personal es que la mayor parte de los pacientes astígmatas ven mejor con gafas que con lentillas, aunque en una buena parte de ellos la adaptación a la lentilla es buena y pueden manejarse bien con ellas. Suelen utilizar las lentillas para estar fuera de casa, pero para leer o estudiar prefieren gafas. Bien es cierto que unas lentillas tóricas perfectamente estables, en teoría, podrían ofrecer mejor visión que las gafas (minipunto para el que deduzca por qué).
    En cuanto a lentes intraoculares tóricas, aquí es más fácil. Se apoye donde se apoye, una lente intraocular no rota ni se balancea dentro del ojo. Queda sujeta en las estructuras donde se apoya. Es más, cuando es una lente que sustituye al cristalino, la lente queda tan firmemente sujeta que pasado un tiempo, extraerla sin romper el saco tiene su dificultad. Esto es así con todas las lentes, no sólo con las tóricas. Lo que hay que tener cuidado es en alinear bien el eje la lente con el del astigmatismo.

    En cuanto a efectos a largo plazo de lentes intraoculares, ya se tiene muchas décadas de experiencia con los diferentes materiales que se utilizan actualmente. En lo que se innova en lentes es en su arquitectura y cualidades ópticas (que si son asféricas para corregir las aberraciones secundarias, que si filtro ultravioleta, que se distintos puntos focales para la vista cansada, etc). Pero el material sigue siendo el mismo, principalmente siliconas que son inertes y estables.
    En cuanto a elegir un paciente para una lente intraocular, en principio cualquiera es candidato. No hay un perfil de paciente que vaya a rechazar la lente intraocular o esté contraindicada. Las pruebas van por otro lado: estimar la potencia que tiene que tener la lente, principalmente.

    Un saludo.

    Responder
  31. luigi
    13 junio, 2009

    No sé si ganaré el minipunto porque la respuesta que se me ocurre a tu minipregunta es genérica para todo tipo de lentes, esféricas, asféricas, cilindrícas,o tóricas; es decir, por la razón de que al estar apoyadas directamente sobre la córnea no cabe ningún tipo de distorsión óptica, cosa que sí que puede ocurrir con una gafa y la distancia no siempre estable que mantiene con el globo ocular.

    En relació a lo que dices de lentes con diversos puntos focales te quería preguntar si es cierto que hay operaciones de cirugía refractiva que modelan la córnea con ese objeto, crear diversos puntos focales con el fin de poder ver en diferentes distancias, ¿es efectivo? Gracias.

    Responder
  32. Ocularis
    14 junio, 2009

    Esa sería una de las posibles razones, sí, aunque las distorsiones de las que hablas (aberraciones ópticas) son más llamativas cuanto más potente es la lente. Por tanto lo encontramos más en defectos esféricos (miopía, hipermetropía). El astigmatismo tiene la particularidad de su eje. Si la alineación entre la córnea y la lente es importante en toda corrección óptica, en el astigmatismo es mucho más importante que en la miopía o hipermetropía. El eje tiene que estar sobre el eje visual; si miramos por la parte periférica de la lente, veremos mal. Las gafas nos fijan muy bien el eje, pero la posición de la lente es también fija, de forma que no acompañan los movimientos ocular. Es decir, veremos bien con la vista de frente. Pero al mover los ojos y separarnos del centro, perderemos calidad visual. Una lentilla (o mejor, una lente intraocular), acompaña al ojo, está “acoplado” al eje visual.

    La cirugía refractiva multifocal de córnea se conoce desde hace tiempo y en principio se realizará en algún sitio. Pero los resultados son peores que la utilización de lentes multifocales. Actualmente el lasik (y sus primas la prk, lasek, etc) se hace preferente monofocal. Si queremos ganar visión de cerca y no podemos optar a lentes intraoculares, se planearía monovisión (un ojo para lejos y otro para cerca).

    Responder
  33. Javier
    2 noviembre, 2009

    Le agradezco muchísimo su labor divulgativa tan poco frecuente y generosa.
    Hace un par de años […]

    Responder
    1. Ocularis
      2 noviembre, 2009

      Me temo que no te puedo ayudar, Javier. Tienes inquietudes que deben respondértelas de forma personalizada en una consulta.
      Un saludo.

      Responder
  34. baile arabe
    25 diciembre, 2009

    Todo lo que sea bienestar y salud es bueno. Muchas gracias por tus escritos.

    Responder
    1. Ocularis
      28 diciembre, 2009

      Un placer

      Responder
  35. Manolo
    1 febrero, 2010

    si han desactivado la página, ¿Por qué no lo indican?

    Responder
    1. Ocularis
      3 febrero, 2010

      La página no está desactivada, lo comentarios que cumplen la normativa se publican en pocos días, y salen artículos con periodicidad aproximadamente semanal.

      Responder
  36. […] las lentes intraoculares multifocales ya hemos hablado, y también de novedades. Para responder a la pregunta, es clave entender bien qué es lo que nos […]

    Responder
  37. Ángel
    5 enero, 2013

    Muchas gracias por su trabajo. Estoy a punto de operarme y, de lo que encuentro al informarme por Internet, nada es tan claro como su página.
    Muchas gracias.

    Responder
  38. […] Lente intraocular que sustituye al cristalino […]

    Responder
  39. samuel
    24 agosto, 2016

    podrian sacar un articulo sobre la neuroadaptacion al lente intraocular por favor

    Responder
    1. Ocularis
      17 diciembre, 2016

      Me temo que hay poco “material” para hacer un artículo de ese tipo, por lo menos desde el punto de vista oftalmológico.

      Responder
  40. […] http://ocularis.es/cirugia-de-miopia-astigmatismo-hipermetropia-y-vista-cansada-iv-lentes-intra…: Aquí hablamos con más profundidad de las lentes intraoculares que corrigen la vista cansada. […]

    Responder
  41. […] Lentes intraoculares para la vista cansada: Aquí hablamos con más profundidad de las lentes intraoculares que corrigen la vista cansada. […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *