Doctor, me ha vuelto a salir cataratas

Iba a poner un título más aburrido para la entrada de hoy, algo así como “opacificación capsular tras la cirugía de la catarata”. Pero creo que es más descriptivo titularlo tal como lo viven bastantes pacientes que acuden con el problema. Es bastante frecuente que, en pacientes operados de cirugía de cataratas, meses o años después, notan una pérdida de visión progresiva similar a cuando tenían la catarata.

Un poco de anatomía

Vamos a hablar de una circunstancia muy común en pacientes operados de cataratas, o en los que se les ha quitado el cristalino por otros motivos. Así que recomiendo leer los tres artículos sobre la cirugía de cataratas para que se comprenda mejor lo que vamos a explicar hoy (uno, dos y tres). En el primer artículo hablaba sobre la anatomía del cristalino. Es una lente natural que tiene el ojo, que está detrás del iris y la pupila. Se encuentra dentro de una envoltura transparente llamado cápsula (o también cristaloides). Esta cápsula rodea, protege y sujeta el cristalino (o la catarata, que no es más que un cristalino opacificado). Aunque es un estuche cerrado, continuo y único, dado que tiene forma de lenteja (como el cristalino que contiene, lógicamente), podemos diferenciar una parte que está por delante y otra por detrás. Hablamos de cápsula anterior a la parte delantera, de cápsula posterior a la parte trasera, y ecuador al lugar donde se une la cápsula anterior con la posterior.

Por tanto, la cápsula anterior es la que está en íntimo contacto con el iris. Si no fuera transparente, la veríamos en la pupila. La cápsula posterior se encuentra en contacto con el vítreo.

Por qué no puede volver a salir una catarata

Una catarata es una opacificación del cristalino. Cuando esa opacificación es adquirida, altera la visión, y suponemos que vamos a recuperar vista al operarla, entonces decidimos extraer el cristalino en quirófano. Al quitar el cristalino opacificado, es imposible que éste se vuelva a opacificar, porque ya no queda nada de cristalino en el ojo.
El paciente puede percibir una pérdida visual progresiva que le recuerde a cuando tuvo una catarata. Es decir, alguno de los medios transparentes del ojo (córnea, humor acuoso, vítreo, etc) se están opacificando. Tras la operación, la zona donde estaba el cristalino ahora es diferente. Sigue existiendo la cápsula posterior, queda un poco de cápsula anterior pero no en la parte del centro (que es la que nos importa porque por aquí es donde pasa la luz que se enfoca en el centro de la retina). Y entre la cápsula anterior y posterior, tenemos la lente intraocular.

O sea, que detrás del iris y la pupila, en vez de el cristalino, el ojo operado de cataratas tiene (por orden):

  • Un poco de cápsula anterior, pero no en el eje visual (por el centro).
  • La lente intraocular
  • La cápsula posterior
  • Por detrás, el vítreo.

[Nuevamente, insisto en que la cápsula anterior no nos afecta porque no llega al eje visual; hemos tenido que abrirla por el centro para poder extraer el cristalino].

La cápsula se opacifica

Aquí tenemos el problema. La cápsula posterior normalmente es transparente, pero tras la operación tiene cierta tendencia a perder transparencia con el paso de los meses o años. ¿Por qué?. Después de la operación, quedan siempre restos de células del tejido conectivo (llamadas fibroblastos). Estas células son invisibles incluso al microscopio de quirófano, de manera que al operar parece que dejamos todo limpio y transparente. Sin embargo, permanecen esas células que además se encuentran en una situación no natural. Normalmente la cápsula está rellena del cristalino. Ahora, la superficie está vacía de tejido. Y estas células residuales tratan de “llenar el hueco”, proliferando, multiplicándose y creando un tejido fibroso a lo largo de la cápsula. Es como si intentaran cicatrizar, reparar la zona.
En este caso, las células no nos están haciendo un favor, sino al contrario.

Veámoslo en imágenes:

Aquí arriba tenemos una fotografía con luz difusa del ojo. El iris se encuentra dilatado, y por esa pupila tan grande podemos ver lo que hay detrás. Apenas vemos la cápsula anterior, sería ese reborde blanco muy cerca del iris, que vemos como una circunferencia en la parte inferior y derecha. La lente intraocular es transparente por lo que no la vemos. Y la gran mayoría de la pupila la vemos bastante oscura, pero no negra del todo. Si nos fijamos, vemos que está como “manchado de blanco”. Esa es la cápsula posterior, que está algo opacificada.

Ahora, en vez de luz difusa, vamosa utilizar una banda vertical de luz:

La luz intensa y concentrada en una hendidura nos permite ver estructuras que con iluminación más tenue pasaría desapercibida. Así, la banda de luz entra inclinada desde la izquierda. Queda iluminada la córnea, que es esa zona blanca con forma de arco (el resto de la córnea es invisible). Pero lo que nos importa es lo que hay detrás. La hendidura de luz llega hasta la cápsula posterior (en la pupila) y nos permite ver esa opacificación, de aspecto “blanco sucio”. Fijémonos en que sólo lo apreciamos bien con luz intensa. La fibrosis está en toda la cápsula, pero sólo vemos la banda vertical porque es lo que está bien iluminado. El resto de la pupila está negra porque no vemos la opacificación, pero ahí está.

¿Se ensucia la lente?

No, el problema no está en la lente intraocular que hemos puesto, sino justo detrás, en la cápsula posterior. Lo que pasa es que explicarlo muchas veces no es fácil. El paciente no tiene por qué saber qué es eso de la cápsula y dónde se coloca la lente. A veces en la consulta se opta por explicar “que la lente se ha ensuciado”, es más fácil de entender que comenzar a explicar anatomía. Personalmente prefiero no hacerlo así, porque muchos pacientes preguntan (con razón) cómo es que todavía no se hacen lentes con materiales que permanezcan transparentes durante toda la vida del paciente. Y es que así es, las lentes que colocamos en la operación (salvo error de fabricación) permanecen transparentes, inertes e inalterables para siempre. Es más, ahora se diseñan las lentes para intentar impedir o retrasar la opacificación de la cápsula posterior.

¿Cómo lo solucionamos?

Por suerte, la solución no suele implicar mayor inconveniente para el paciente, y el riesgo es mínimo. No hace falta volver a pasar por el quirófano. El procedimiento se llama “capsulotomía láser” o “capsulotomía YAG” (YAG es el tipo de láser que usamos para el procedimiento, que no es el mismo láser que utilizamos en retina). En este artículo previo estuvimos hablando de la capsulotomía. Se hace en la consulta, y es rápido e indoloro.

El ojo tiene una gran ventaja, que hay ciertas estructuras son transparentes, y permiten no sólo visualizar el interior, sino “acce
der a él” sin tocarlo ni realizar cirugía. El rayo láser atraviesa las estructuras transparentes de forma inofensiva, concentrando su potencia en el punto que nosotros queremos, haciendo su efecto. ¿Cuál es el efecto del láser?. Concentra energía térmica en el punto en el que enfocamos, normalmente produciendo una quemadura. En el caso de la capsulotomía (que literalmente significa “cortar la cápsula”), concentramos la potencia del láser en un pequeño punto de la cápsula posterior, y esta se rompe. Cada impacto produce un minúsculo agujero. Vamos dando varios impactos para ir agrandando el agujero. Porque se trata de eso, de hacer un agujero en el centro de la cápsula posterior. No hace falta que sea muy grande, porque con que el eje visual esté libre volvemos a ver.

Recordamos que la parte periférica de la cápsula posterior (y de la anterior) no se rompe, de forma que la lente sigue estando sujeta.
Además, este método tiene la ventaja de que no hay que volverlo a repetir en el mismo ojo. No hemos limpiado la cápsula, la hemos roto. Ya no pueden proliferar células porque no hay un tejido sólido sobre el que apoyarse.

¿Duele?. No, porque la cápsula y las zonas de alrededor (vítreo, lente intraocular, acuoso) no poseen terminaciones nerviosas.
¿Sangra?. Tampoco, no hay vasos sanguíneos.

¿Es peligroso?. El riesgo es mínimo. Se han descrito problemas en la retina. El vítreo está justo detrás de la cápsula posterior, al hacer un agujero puede haber un pequeño movimiento del vítreo, y éste puede traccionar de la retina. Es sumamente raro, de hecho a mí no me ha pasado nunca y he hecho muchas capsulotomías. Pero es una posibilidad teórica (aunque personalmente me parece que se mueve más el vítreo cada vez que giramos rápidamente la cabeza).

38 Comments

  1. Carmelo
    4 enero, 2008

    Por favor, ¿podrías aclararme unas dudas? seguro que está explicado en otros artículos, pero al ver este, me pregunto:

    – Al extraer el cristalino y abrir la cápsula anterior, el humor acuoso, ¿no pasa a la cápsula?

    – Lo mismo en el otro sentido, al perforar la cápsula posterior, el vítreo es tan denso que no invade la cápsula.

    Perdona las preguntas, seguramente me las autocontestaría si me leyera bien todo, !pero hay tanto que leer!

    Gracias y buen año y éxito.

    Responder
  2. Ocularis
    6 enero, 2008

    Cuando durante la cirugía de cataratas abrimos la cápsula anterior, y al extraer la catarata, el saco capsular se llena de fluido. Realmente, más que humor acuoso, es líquido de irrigación que utilizamos durante la operación. Tras la operación, el saco capsular contiene la lente intraocular y el resto de la cavidad sí está rellena de humor acuoso. Aunque hablar de cavidad es relativo, ya que al no haber algo voluminoso como el cristalino, la cápsula anterior se adhiere a la posterior en todas las áreas de contacto, excepto en las zonas donde está la lente intraocular.
    Cuando perforamos la cápsula posterior con láser, ya ha pasado tiempo tras la cirugía. Hacemos un pequeño agujero en la cápsula, pero el vítreo no invade el saco capsular porque:
    – No hay cavidad real, como decía antes. La capsula anterior (lo que queda de ella) está pegada a la lente y a la cápsula posterior. Y lo mismo pasa con la posterior, está pegada a la lente y a la anterior.
    – Así, aunque quisiera colarse vítreo por el agujero de la posterior, es que justo está la lente taponando la entrada.
    – Además, el vítreo no es un fluido, es un cuerpo gelatinoso, que no se cuela con facilidad por pequeños huecos.
    Un saludo.

    Responder
  3. Vicente
    1 diciembre, 2008

    Le agradeceré me informe si una vez realizado el laser para limpiar la lente, puede volver posteriormente (por ejemplo 4 ó 5 años después) a “ensuciarse” otra vez y se puede realizar otro laser

    Responder
  4. Ocularis
    1 diciembre, 2008

    Por la pregunta que haces, supongo que no has leído el artículo. Te recomiendo su lectura completa, seguro que tu duda queda solucionada.
    Saludos.

    Responder
  5. Ana Luisa
    24 diciembre, 2008

    […] Aunque tengo formación profesional en salud, uno tiende a perderse en las especialidades, sobre todo si después de la universidad nunca más las vemos. El artículo es muy claro, y completo, me encantó, felicitaciones. Ahora tengo muy claro el tema que hoy me toca. Gracias.

    Responder
  6. Ocularis
    29 diciembre, 2008

    De nada, Ana Luisa. Gracias por leerme.

    Responder
  7. Angel
    14 octubre, 2009

    !Que interesante, Oclaris! Pero tengo alguna pregunta para ti:
    ¿cuando soléis dar laser para la capsula? Cuando lo detectais o conviene esperar a que la capsula está tan opoca que el paciente ya casi no ve?

    Responder
    1. Ocularis
      17 octubre, 2009

      Las indicaciones concretas de cuándo dar láser dependen de varios factores, y se personalizan para cada paciente.
      Un saludo.

      Responder
  8. Ana_drsc
    5 diciembre, 2009

    Hola Ocularis, leer esta entrada me ha servido de mucha ayuda para responder una serie de dudas que tenía acerca de la capsulotomía YAG, pero todavía me he quedado con dos:

    – Las células del tejido conectivo ”culpables” de opacificar la cápsula posterior, ¿Existen ya antes de la cirugía? ¿O son sólo restos de la misma? Es decir, ¿es posible que antes de extraer una catarata ya esté algo opacificada la cápsula posterior?

    – Y otra dudilla: estas células que ”ensucian” la cápsula posterior ¿se posan entre LIO y cápsula o entre cápsula y vítreo? Ya he leído que la LIO y la cápsula quedan pegadas la una a la otra, pero es que las células son tan diminutas….jeje.

    Muchas gracias por la ayuda!

    Ana

    Responder
    1. Ocularis
      5 diciembre, 2009

      Las células están dentro de la cápsula, son “propias” del cristalino, digamos. Como ahora está “vacío”, (faltan el resto de células y las proteínas del cristalino), las células restantes crecen y proliferan, intentando cicatrizar, “abarcar” el hueco. Y están entre la cápsula y la LIO.
      Un saludo.

      Responder
  9. siadesa
    27 diciembre, 2009

    mis mas humildes felicitaciones , claro , conciso y practico -un manual abierto de conocimiento y humildad para aquellos que , sin ser profesionales del medio , nos interesamos , – nuevamente mis mas sinceras felicitaciones , saludos cordiales desde la patagonia argentina

    Responder
    1. Ocularis
      28 diciembre, 2009

      Otro saludo desde España

      Responder
  10. Fernando Santos
    15 marzo, 2010

    Espero su amable respuesta a las preguntas que le he hecho en mi consulta anterior.

    Me olvidé decirle que sus explicaciones sobre la operación de cataratas mediante facoemulsificación son excelentes y aclaran todas las dudas que teníamos todos los que padecemos de cataratas.
    Por favor, siga con sus explicaciones es usted un magnífico cirujano y una gran persona.
    Fernando Santos

    Responder
  11. María García
    24 marzo, 2010

    Estoy encantada con todas las explicaciones acerca de las cataratas. Tengo 29 años y cataratas en el ojo izquierdo. Mañana me operan, y en la consulta previa a la operación mi médico me explicó la opacificación capsular tras la operación, ya que piensa que será muy probable que me ocurra. Aunque en ese momento reconozco no entendí nada, ahora ya lo tengo más claro. Y no porque mi médico no me lo explicase bien! todo lo contrario, pero ahora en mi casa lo comprendo todo mucho mejor.
    Decir que en mi caso no están claros los motivos de la aparación de cataratas, ya que no he tomado ninguna clase de tratamiento médico, no me he dado ningún golpe, no soy diabética y aparentemente no me ocurre nada. Me gustaría saber qué otros motivos puede haber, o cómo podría saber en mi caso el porqué. Soy fumadora, y ocasionalmente bebo alcohol, pero muy poco y en intervalos de tiempo muy amplios. Fumaré entre media y una cajetilla diaria. También tomé una larga temporada la píldora anticonceptiva sin haber dejado de fumar, algo que sé que puede llegar a ser bastante perjudicial. Me gustaría saber si esto podría tener que ver, o simplemente puede tratarse de un caso aislado sin ningún problema de fondo.

    Muchísimas gracias de nuevo por sus artículos y mis más sinceras felicitaciones por lo bien que explica las cosas.

    María

    Responder
  12. Adela
    12 abril, 2010

    Gracias por unas explicaciones tan claras, sigue asombrandome cada vez que leo sus articulos.
    Aun asi,… las lentes intraoculares evolucionan constantemente. ¿Son sustituibles? ¿Se puede volver a intervenir el ojo para cambiar una lente por otra más moderna o con una corrección visual diferente? ¿Hay distintas calidades y de eso dependerá la futura visión del ojo operado?
    Gracias un un saludo.
    Adela

    Responder
    1. Ocularis
      13 abril, 2010

      Por poder, se pueden cambiar las lentes. Algunas veces es necesario hacerlo, por fortuna no es algo frecuente. Es una cirugía no exenta de riesgos. Las lentes están diseñadas para entrar plegadas y se despliegan en el ojo. Una vez desplegadas, sacarlas no es tan fácil. Hace falta una buena razón para recambiarla.

      Responder
  13. Antonia Gaita
    7 enero, 2012

    Me ha interesado y satisfecho mucho toda la explicación sobre cataratas y capsulotomía. Gracias por explicar tan bien las cosas a quienes simplemente nos interesamos del tema como pacientes. Hace 6 días me practicaron una capsulotomia Yang y veo perfectamente con el ojo que sólo tenía niebla.

    Responder
  14. Luis
    17 septiembre, 2012

    Felicidades por su interesante exposición, que pude entender. Me queda una duda.
    ¿La parte central de la capsula posterior que se corta durante la capsulotomia, a donde va? se aspira o queda flotando en el humor vitreo?. ¿es una digamos pieza entera circular o son varias particulas?
    Tiene esto algo que ver con las manchas flotantes que algunos ven despues de la capsulotomia?
    Estas manchas flotantes o moscas flotantes desaparecen con el tiempo , o se hacen desaparecer con algun método?

    Muchas gracia y saludos

    Responder
    1. Ocularis
      30 septiembre, 2012

      Quedan flotando en o por delante del vítreo. Se pueden ver unos “velos” los primeros días. Luego degenera y se absorbe, termina desapareciendo. No tiene relación con las moscas flotantes habituales, que son opacidades dentro del vítreo. Esas no circulan ni desaparecen.

      Responder
  15. marieta pulgar
    16 noviembre, 2012

    Hace dos semanas […]
    felicitaciones por ser tan claro en sus explicaciones.
    Saludos

    Responder
  16. isa
    26 mayo, 2013

    me parecio muy bueno

    Responder
  17. alfredo o miguel
    24 marzo, 2014

    gracias por la explicación, me resulta muy útil,mañana de limpian el cristalino después le cuento.

    Responder
  18. Guillermo
    19 septiembre, 2014

    La opacidad puede darse en la cámara anterior, además de la posterior?

    Responder
    1. Ocularis
      28 septiembre, 2014

      Supongo que te refieres a la cápsula. La cápsula anterior se ha eliminado, por lo menos la mayor parte de ella, durante la cirugía de la catarata. Queda un resto de cápsula anterior en la parte periférica, y aunque se opacifique no afecta a la visión (de hecho, habitualmente queda escondida por detrás del iris).

      Responder
  19. Cive Pérez
    12 octubre, 2014

    Muchas gracias por sus explicaciones que, como siempre, son perfectamente asequibles al profano y contribuyen a tranquilizar al paciente. Yo he sido intervenido con éxito de un gran desprendimiento de retina en ojo derecho cuya reparación le llevó al cirujano seis horas de trabajo en quirófano. Posteriormente, de una catarata en el mismo ojo. Dos años después, se está produciendo este efecto de opacificación de la cápsula que, gracias a su artículo, he comprendido en términos generales.
    De momento, mi oftalmólogo, de la Sanidad pública, por cierto, me ha aconsejado revisar el proceso dentro de seis meses, para valorar los riesgos de practicar la capsulotomía. ¿Aumenta el riesgo al haber sufrido desprendimiento retiniano? Como he aprendido en el correspondiente artículo, tras la operación mi ojo ya no tiene humor vítreo.
    Reitero mi gratitud por el servicio de información ‘gratis et amore’ que brinda a la sociedad.
    Un cordial saludo

    Responder
  20. Conchita
    13 noviembre, 2014

    Gracias, Ocularis, por sus claras y sabias explicaciones. A los profanos en medicina, como yo, muchas veces nos vienen bien estas aclaraciones para quitarnos cientos “miedos” que, a veces, tenemos.
    He sido operada de cataratas, en ambos ojos, mediante facoemulsificación (hace cerca de cuatro años) y ahora estoy a la espera de que me “limpien” las lentes, asimismo en ambos ojos, por opacificación en ellas. Según me comunica alguien conocido, ésto no me hubiera sucedido si la intervención se hubiese realizado con laser. Y aquí viene mi pregunta, ¿es ésto cierto?. Y otra, al extraer las cataratas con laser, ¿se pueden reproducir?
    Muchísimas gracias y un afectuoso saludo.

    Responder
    1. Ocularis
      3 diciembre, 2014

      La técnica con láser se debería referir a la del femtosegundo, que lleva muy poco tiempo en el mercado así que probablemente no sea eso. Tampoco la cirugía de catarata con femtosegundo ha demostrado que reduzca el riesgo de opacidad de la cápsula. Así que esa afirmación carece actualmente de fundamento.

      Responder
      1. Conchita
        7 enero, 2015

        Muchísimas gracias por su aclaración .Se me quita ese “come come” que tenía por la duda de si el sistema empleado en mi operación de cataratas había sido o nó, el correcto.

        Un afectuoso saludo

        Responder
  21. rosa
    1 febrero, 2015

    un afectuoso saludo,,,,cariños…

    Responder
  22. Christian gonzalez
    24 julio, 2015

    Muchas gracias, quede claro tengo ami abuela de 89 años que perdió un ojo en un accidente y el otro ojo la operaron de catarata y le hicieron un lentre intraocular hace 5 años y ahora casi no ve, ve todo borroso y es a causa como ud explicava, con su explicación quedó más tranquilo y ver quien la puede operar con láser para poder limpiar el lente… Muchas gracias desde chile

    Responder
  23. Eduardo Álvarez
    21 octubre, 2015

    Mucha gracias . Es un mal chiste, pero la exposición es “cristalina”. Hace dos dias me han realizado una capsulotomía del ojo izquierdo y me preocupaba este paralelipedo anguloso y transparente pero muy apreciable que ha decidido habitar y moverse locamente junto a mis miradas. Mi médico explicó perfectamente la operación y la causa real más allá de la extendida opacidad de la lente . Espero que pronto degeneren y se absorban como vd expone. Reitero mi agradecimiento y mi admiración a su prosa clara y directa.

    Responder
  24. Ricardo Gabriel
    1 noviembre, 2015

    El 3 de septiembre me operaron de catarata ocasionada por un golpe que me di en el ojo. Me hicieron una cirugía SICS donde me implantaron una lente intraocular sencilla. Al mes de la operación ya había cicatrizado completamente pero veía aún borroso, hasta que tome la opinión de otro doctor y me aplicó la capsulotomia. Al día de hoy sólo veo un pequeño velo transparente que poco a poco va desapareciendo. El doctor me dice q tengo visión buena (dice que 20/20 con corrección de 1.0 para el ojo operado y 0.5 para el sano) para el ojo con LIO pero yo siento q veo de lejos perfectamente pero de cerca no. Muchos amigos me han dicho que con el tiempo se ve mejor que pasando los 3 meses vere mas nitido. Tengo 36 años. Quería saber si mi visión mejorará o tendré que usar lentes para ver más nítido. Quiero felicitarlos por este excelente artículo no he encontrado mejor explicación en castellano que esta en todo lo que he leído desde que pensaba operarme. Felicidades y gracias.

    Responder
  25. enrique
    10 marzo, 2017

    Lo primero que ignoro es si es lo mismo optometrista que oftalmologo ? Lo segundo es que un optometrista me dice que tengo una catarata*ya fui operado hace 5 años aprox.* y un oftalmologo logicamente como Ud. lo menciona me dice que NO es cierto. Agradezco de anyemano su comentario al respecto,mil gracias y saludos.

    Responder
    1. Ocularis
      13 marzo, 2017

      Optometrista y oftalmólogo son profesiones diferentes. El segundo es el médico especializado en el sistema visual.

      Responder
  26. Fabiola Vargas
    28 septiembre, 2017

    Hola! Soy estudiante de Medicina en 7no semestre y sólo quiero agradecer la excelente explicación, mañana expongo éste tema en Oftalmo y me quedó súper claro. Mis felicitaciones! Saludos desde México.

    Responder
  27. Carmelo Rodríguez
    22 septiembre, 2018

    Hola Dr. Pascual. He vuelto a leer este artículo y me imagino la dificultad de dibujar un pequeño círculo en la cápsula posterior a base de los “disparos del láser”. Supongo serán bastantes. Y dado los avances actuales,
    ¿no han diseñado todavía ningun instrumento que sea capaz de realizar este círculo de forma automática y que
    no dependa tanto del pulso y habilidad del oftalmólogo?
    Saludos

    Responder
    1. Ocularis
      24 septiembre, 2018

      Es cierto que realizar una capsulotomía YAG exige cierta destreza para un ser humano. Para un oftalmólogo, que en principio es capaz de realizar una cirugía de catarata, es un procedimiento fiable.

      Sin embargo, para una máquina, todavía es demasiado complejo. Se requiere un grado de exactitud que un sistema automatizado no lo ofrece. El problema es que el ojo se mueve. La cápsula está pegada a la lente intraocular. Si te equivocas unas pocas micras hacia adelante, impactas en la lente. Actualmente no existen sistemas que puedan “seguir el ojo” y calcular un impacto en las tres dimensiones con la suficiente exactitud y velocidad.

      Algo parecido como cuando hablamos con el láser de femptosegundo para la cirugía de la catarata: para hacer los cálculos necesitamos algo como un “escáner” óptico (tipo OCT) o ultrasonico a tiempo real. Y el ojo totalmente paralizado. Tenemos que “agarrar” el ojo con un anillo de succión. Eso duele, es ciertamente incómodo para el paciente, produce hemorragias superficiales, y somete al ojo a un incremento de presión que no es conveniente. Aparte de que un aparato así es bastante caro.

      Así que el paso a un sistema “no humano” supone el procedimiento es incómodo, más peligroso, y mucho más caro. Hasta que no mejore y se abarate la tecnología, un humano entrenado con un joystick es la mejor baza.

      Responder
      1. Carmelo
        29 septiembre, 2018

        Estupenda explicación. Todo tiene un porqué.

        Gracias.

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *