El Proyecto Ocularis cumple 3 años

Y van tres …

Teniendo en cuenta la vida media de los blogs personales es baja, este blog es ya veterano. Bien es cierto que su frecuencia de publicación es bastante baja (unos 4-5 artículos al mes, a veces menos), pero los contenidos están muy vivos. Los artículos más visitados llevan muy bien el paso del tiempo. Eso hace que aunque lo pueda parecer, “por dentro” hay bastante movimiento. El que me lee exclusivamente con la suscripción por mail o por RSS simplemente recibe un artículo cada 1-2 semanas. Pero recibo entre los 5-10 comentarios al día, de los cuales, aunque a veces no se publica ninguno (por no cumplir las normas), lo normal es que todos los días responda a comentarios o correos electrónicos. La lista de artículos pendientes tiene vida propia, y la mayoría de los artículos que se escriben lo solicitó alguno de vosotros. Bien es cierto que de vez en cuando yo meto baza, poniendo alguna entrada (normalmente poco “médica”, más sobre peculiaridades, anécdotas y curiosidades del sistema visual), pero en general el blog funciona “a la carta” de los internautas.
Así, a través de comentarios, mails y el manejo de la lista, el blog se mueve bastante aunque la frecuencia de publicación sea baja. Desde un punto de vista ecológico sería un Blog-K, cuyo funcionamiento es bastante diferente que los habituales (los de tasa alta de publicación, entradas cortas y que en seguida quedan obsoletas). Aquí tenéis una explicación más detallada de toda esta perspectiva ecológica de los blogs.
Y aunque el proyecto tiene además su wiki propia (la oftalmopedia) y un foro para profesionales, realmente el blog sigue siendo la parte más importante.

¿Qué ha ocurrido en este año?

Desde la última vez que celebré el cumpleblog, ha habido cambios en el proyecto. La wiki apareció en noviembre del 2007. Todavía no tiene muchos artículos (la forma de escribir “enciclopédica” me estimula menos que redactar artículos para el blog), pero los que hay reciben un buen tráfico de visitas. Además, funciona bien como enlace a los artículos del blog. Además de las explicaciones, la wiki sirve como “árbol temático” o “motor de búsqueda” para la bitácora.
En marzo de este año recibí un premio, y en junio participé en una charla para hablar de este humilde proyecto de mis queridos lectores. También en junio se creó el foro privado, y recibí el sello de Web médica acreditada.

Fuera de Internet

También ha habido movimiento. Como mencioné en enero, este año es de cambios. El 2007 también lo fue para mí (cambio de trabajo, de ciudad, etc), y toca continuar. Ahora mismo estoy bastante ocupado organizando la consulta particular. Es por eso que llevo casi un mes con el blog parado. A comienzos de año empecé a buscar un local adecuado, y me ha costado tiempo encontrarlo. Ahora que ya lo tengo, no puedo demorar los trámites. Pedir créditos (no sé si os hacéis a la idea lo caro que es el equipamiento médico), subvenciones (una cantidad infernal de papeleo), autorizaciones del ayuntamiento y Sanidad (más papeleo todavía), infraestructura (reformas del local, instalación eléctrica y de datos, equipos informáticos, mobiliario, etc).
Todavía queda mucho por hacer, y agosto es mal mes para tantas tareas, pero intentaré ponerme las pilas para que a mediados de septiembre pueda abrirla.
Además de todo esto, me he liado la manta a la cabeza y me he puesto a programar mi propia aplicación para utilizar en la consulta. Conozco varios programas de gestión clínica (tanto de ámbito sanitario general como específico de oftalmología), y ninguno me convence o suficiente. Tengo claro algunas cosas que quiero que haga el programa, y no encuentro ninguno que lo haga. Además, la mayoría de los programas te hacen perder mucho tiempo. Tienes que hacer muchos clics y moverte entre ventanas para apuntar o leer algo que harías más rápidamente si funcionaras con papel y bolígrafo.
Así que me he propuesto crear una aplicación que reúna la potencia, ventajas y seguridad de trabajar con una base de datos informatizada, pero que tenga un interfaz lo suficientemente eficiente como para que sea tan rápido como utilizar unos pocos folios de historia clínica. En ello estoy, el programa está bastante avanzado y estoy muy contento con lo que va saliendo. Bien es cierto que todavía queda una buena parte, y estoy metiendo muchas horas porque no soy programador profesional, pero no me importa (al fin y al cabo, es para mi consulta 🙂 )

A nivel emocional las cosas han mejorado bastante desde enero que hablé del tema. Las aguas han vuelto a su cauce, y estoy contento. Todavía queda camino por delante, por supuesto, pero soy optimista.

¿Y el futuro?

En el Proyecto Ocularis, tengo que escribir más artículos de la Oftalmopedia. Mientras algunas áreas como el segmento anterior y párpados están bastante cubiertas, algunas como el glaucoma o los defectos de graduación están a medias, y otras áreas como la retina no tienen casi artículos. Por otra parte, cuando pase el verano, intentaré dar un empujoncito al foro. Ahora está lógicamente bastante parado porque es agosto, a la vuelta de vacaciones habrá que ir sugiriendo temas, aportando casos, etc. Es cierto que la dinamización del foro no depende sólo de mí, sino del grado de participación de los usuarios. De todas formas, quiero plantearlo como una herramienta a disposición de los profesionales. Puede convertirse en una comunidad numerosa y activa, o bien ser un centro de consulta con poco movimiento. Que al final se convierta en esto último tampoco no significa que no haya funcionado; como el resto de actividades del proyecto, depende de los usuarios.

En cualquier caso, el tiempo de dedicación al proyecto va a estar supeditado a la consulta: lo primero es terminar con todas las reformas y la burocracia, y finalizar el programa. Cuando ya esté la consulta operativa, podré volver a una frecuencia de publicación más normal en el blog, y a hacer todo esto que me propongo en la Oftalmopedia y el foro.

Y seguimos

Pero esto no se para. La lista de artículos pendientes sigue bien surtida, la gente sigue entrando y yo procuro sacar un rato para escribir. Creo que todavía hay mucho que contar sobre un tema tan reducido. Mientras haya algún internauta que me siga leyendo, ya tengo motivación para seguir.
Quería agradeceros que estéis ahí, leyendo las entradas y algunos escribiendo comentarios. Vuestras palabras y críticas constructivas me animan a seguir. Y quería dar un agradecimiento más especial a los lectores más antiguos, los que siguen este humilde blog desde hace tiempo, que no me han abandonado y aguantan fieles tras largos y densos artículos.

Yo me voy una semana larga de vacaciones, en las que no me conectaré. Por tanto, no podré contestar e-mails y vuestros comentarios no se publicarán y quedarán pendientes hasta la vuelta.

Aprovecho para desearos un feliz verano 😀

8 Comments

  1. OS_C
    7 agosto, 2008

    ¡Muchas felicidades por ese tercer año de blog! No todos lo consiguen, algunos los cogen con muchas ganas al principio y luego lo van dejando (ejem, como un servidorejemmmmmm) 🙂

    Y ánimo con todo lo demás, burocracia uncluída, que yo también me estoy pegando con el Sistema aunque por razones distintas.

    Saludos y a ¡cumplir otro año en la blogosfera!

    Responder
  2. Eugenio Manuel
    8 agosto, 2008

    Feliz tercecumpleaños.

    Responder
  3. Ocularis
    14 agosto, 2008

    ¡Muchas gracias!

    😀

    Responder
  4. ml
    16 agosto, 2008

    ¡¡Feliz tercer aniversario!!
    La temática de este post se está convirtiendo en algo tradicional en el blog, cosa que me encanta, así que muchos ánimos para seguir escribiendo y poder cumplirla muchos años más.
    🙂

    Responder
  5. Ocularis
    16 agosto, 2008

    Muchas gracias, Ml. Yo también espero cumplir más años con el proyecto.
    🙂

    Responder
  6. Ermengol
    23 agosto, 2008

    Aunque un poco tarde también me uno a las felicitaciones!!!

    Responder
  7. Ocularis
    24 agosto, 2008

    Nada de tarde, Ermengol. Muchas gracias 😀

    Responder
  8. Ocularis » Blog Archive »
    16 noviembre, 2008

    […] Son tres semanas sin escribir, mucho tiempo que he dejado el blog algo descuidado. Y mucho más esta semana, en la que se me está acumulando los correos electrónicos y los comentarios esperando aprobación. Debo pedir por ello disculpas a los lectores habituales. El motivo: la apertura de mi consulta propia. Lo comentaba en agosto, en el artículo de mi “cumpleblog”. Pensaba que podría tener todo preparado para finales de septiembre, pero se ha retrasado mes y medio. No os quiero aburrir con todas las peripecias que he tenido que pasar, baste con que ya está todo superado y por fin he inagurado la consulta pasando visita. Tengo que decir que me hace mucha ilusión; ya he trabajado anteriormente, durante años, en la medicina privada (siempre compaginando con la pública, como ahora). Pero ahora es diferente, porque es algo que estoy montando yo. Poder hacer las cosas a tu gusto, dedicar el tiempo que tú consideras necesario a atender al paciente, tener la flexibilidad (en el tiempo, medios y recursos) que quieras, atender al tipo de pacientes que deseas, etc. El material médico todo nuevecito y sólo lo uso yo (esto es como los coches, cuando sólo lo usa una persona sufre menos el paso del tiempo), espacios amplios, la organización que uno quiere. En fin, que le veo muchas ventajas. […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *