El Proyecto Ocularis premiado en el concurso "los favoritos en la red"

Espero que mis queridos lectores me permitan este artículo de autobombo. Diariomedico.com (la versión digital del periódico sanitario de mayor difusión en España), en colaboración con Correofarmacéutico.com, convocaron hace unos meses un concurso para galardonar las mejores webs españolas de ámbito sanitario. Había multitud de categorías, y una de ellas era la de «Mejor web log». Además, había tres ámbitos: páginas orientadas para pacientes (público general, me gusta decir a mí), para médicos y para farmacéuticos.
Yo no me había enterado de ese concurso, y la semana pasada me avisaron desde la redacción de Diariomedico.com que me habían premiado como el mejor blog de divulgación para pacientes.

Resulta que no era necesario que el autor se apuntara al concurso, los propios internautas podían proponer candidatos, aparte de votar. Mi sorpresa fue doble, ya que no conocía la existencia del concurso, y además considero que mi blog es demasiado específico para que gane ningún premio de divulgación de ámbito general. Sólo hablo de oftalmología, que, admitámoslo, es una pequeña parte de la medicina. Mi agradecimiento, por tanto, es doble:
– Gracias al internauta que propuso este blog para el concurso.
– Y gracias a todos los que lo han votado.

El acto de entrega de premios estuvo bien organizado, el lugar era bastante agradable, y nos hicieron las fotos de rigor. Además de que recoger un premio es una buena excusa para escaparme a Madrid (espero que me perdonen los amigos y ex-compañeros por no avisar de que iba, fue una visita relámpago), los redactores de Diario Médico estuvieron muy atentos con nosotros, nos hicieron una pequeña entrevista en vídeo y luego nos enseñaron la redacción. Además de los redactores, nos quedamos los dos autores de bitácoras premiadas que éramos médicos: el doctor Julio Bonis (autor de cocido madrileño con gofio, blog que ya he recomendado en otra ocasión) y yo. Compartimos impresiones, intercambiamos ideas, y los redactores nos contaron una serie de proyectos que están preparando, porque quieren contar con nuestra colaboración. Si los proyectos siguen adelante, creo que va a ser muy positivo para la comunidad sanitaria bloguera. Y hasta ahí puedo leer 🙂

Con quien más tiempo estuve fue con Julio, muy agradable y cercano. Es una buena idea que de vez en cuando nos reunamos los que escribimos blogs en el ámbito médico.

En fin, quería agradecer de nuevo a todos los que han votado esta humilde bitácora para el premio.
Gracias a todos.

Comparte el artículo Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

21 Comments

  1. Naan
    26 marzo, 2008

    ¡Enhorabuena! Te lo mereces muchísimo.

    Responder
  2. MJ
    26 marzo, 2008

    ¡Felicidades! De verdad que un reconocimiento más que merecido. Los blogs se han convertido en un instrumento muy útil para llevar educación, en este caso médica, a los pacientes. Tu blog no solo tiene el mérito de educar, sino de hacerlo de una manera muy didáctica y visualmente muy atractiva. 🙂

    Saludos y sigue adelante.

    MJ

    Responder
  3. OS_C
    26 marzo, 2008

    ¡Felicidades! Un premio bien merecido, sin duda alguna 🙂

    Responder
  4. Joaquim
    26 marzo, 2008

    ¡Enhorabuena!

    Y absolutamente merecido. Desde que encontré tu blog buscando información previa a mi intervención de miopía te tengo en favoritos. Y la «culpa» es tuya por hacer tan amena e inteligible a un profano (y absolutamenmte ajeno al mundo de la medicina o ciencia en general) la lectura de los artículos.

    Salu2

    Responder
  5. Sophie
    26 marzo, 2008

    Felicidades 😀 aunque tu blog sea muy específico, es muy divulgativo y de bastante calidad y eso es lo que cuenta y tiene mérito.

    Responder
  6. Manuel
    26 marzo, 2008

    Enhorabuena
    Te lo mereces sin duda.
    Un abrazo

    Responder
  7. Dr F
    26 marzo, 2008

    Nunca un premio fue tan merecido, y el Dr Bonis es en efecto un tipo próximo y amable que esconde un server en la cabeza… Hubiese sido bonito estar. Un saludo desde el Proyecto Doctoralia.

    Responder
  8. Ocularis
    26 marzo, 2008

    Gracias a todos, de verdad.
    Estaría fantástico un encuentro de bloggers de temas sanitarios, ¿verdad?

    Responder
  9. PLSEGOVIA
    27 marzo, 2008

    Felicidades.
    Un saludo

    Responder
  10. renata
    28 marzo, 2008

    Enhorabuena¡ Es admirable que profesionales como tú dediquéis tiempo de ocio a divulgar y compartir vuestros conocimientos. Gracias.
    PD: Julio Bonis es Bonis de bonus-bona-bonum (de los buenos en latin clásico) no con acento (Bonís)

    Responder
  11. Ocularis
    29 marzo, 2008

    Plsegovia: Muchas gracias 🙂

    Renata: Gracias por la corrección, ya lo he cambiado.

    Responder
  12. Adama
    31 marzo, 2008

    Enhorabuena!!!

    Ya sabes que no suelo leer mucho de medicina pero el tuyo me ha enseñado lo que es tratar un tema de una manera profesional, explicado de manera que alguién como yo lo pueda entender y eso no es fácil. 😀

    Un abrazo!!!

    Responder
  13. Héctor
    31 marzo, 2008

    ¡Felicidades! La verdad es que no es para menos. Hay artículos muy interesantes en este blog.
    Saludos

    Responder
  14. Héctor
    31 marzo, 2008

    Por cierto, un encuentro de bloggers se va a hacer, aunque no de temas sanitarios. Hay un resúmen en la última entrada de Museo de la ciencia sobre el tema, por si quieres echarle un vistazo.
    Saludos

    Responder
  15. luigi
    31 marzo, 2008

    Hola, Ocularis! Voy a intentar dar respuesta a la reacción de sorpresa que manifiestas por el merecido éxito de tu blog, será mi punto de vista, sólo eso. Hablaré de ti en tercera persona, me será más cómodo. Para mí, hay diversas razones que explican el éxito del blog, ya sea en el concurso «los favoritos en la red» o en general, ya hace casi tres años:

    1.- El blog se presenta como científico, pero al alcance de todos, y lo consigue. Se explican conceptos complejos, con rigor, pero se hace el esfuerzo constante de hacerlo de forma dosificada y en palabras e imágenes entendedoras para todos. Esto no suele ser muy habitual en otros sitios. Normalmente los libros o webs sobre oftalmología u optometría suelen estar repletos de términos y conceptos muy complejos e incluso de fórmulas matemáticas, que invitan muy poco a su lectura. La prueba de que lo que digo está en que el blog lo visitan usuarios ajenos al mundo de la medicina, pero también en muchas ocasiones estudiantes de medicina, residentes, o profesionales de la optometría, profesores,esto indica que el nivel de lo tratado es bastante alto.

    2. El blog dedica una buena parte de los artículos a aspectos digamos que secundarios de la oftalmología, pongo por ejemplo entre otros muchos: los ojos rojos en las fotos, la visión en los animales, la inteligencia y los miopes, el deporte y la visión, viendo estrellitas, el ojo durante el sueño, la sensibilidad de los ojos claros, ver la tele a obscuras, eclipse de sol y vista, eye training, ilusiones ópticas, etc…. que difícilmente encontrarían un espacio propio en un libro de texto de oftalmología, y sí a veces en revistas de divulgación; aquí tenemos la suerte de que lo hace un oftalmólogo, y que lo hace recogiendo la opinión general de su especialidad. Es uno de los aspectos más interesantes del blog.

    3. El blog lo hace un médico-oculista que se aviene a dialogar con sus visitantes a través de los comentarios. Es presumible que muchos de los usuarios legos en la materia sean personas afectadas por problemas oculares y que quizás en ocasiones no estén muy satisfechas por el tratamiento médico recibido o por el trato con su médico. Aquí siempre reciben un trato correcto, -y eso que ha habido ocasiones en que los comentarios de los usuarios no lo eran- y siempre obtienen respuestas, más o menos extensa, a sus dudas, con la lógica salvedad de que ello no implique un diagnóstico o una segunda opinión. De hecho, otros de los motivos del éxito es haber seguido desde el principio una misma línea: la de la divulgación y punto, otro camino habría llevado presumiblemente al desastre, pienso yo.

    4. El hecho de que en el blog haya pinceladas personales de su autor lo hace más interesante, le alivia de la densidad de los temas tratados, y establece una relación más complice con el usuario, por lo que es más fácil su fidelización.

    5. La especificidad bien marcada del tema del blog, más que una desventaja es una ventaja y no pequeña, en mi opinión. Los ojos son nuestra ventana al mundo, y cuando recordamos o visualizamos a alguien basicamente lo hacemos por sus ojos . La concepción que tenemos de la realidad es básicamente a partir de ellos, creo que esto ya se ha comentado en otras partes del blog. Por otra parte, me da la impresión de que la oftalmología es un subsistema bastante autónomo dentro de la ciencia médica. Siempre me he preguntado porqué la odontología se estudia en carrera a parte de la de medicina, y supongo desde la ignorancia que será por su especificidad y autonomía, pues yo creo que con la oftalmología debe pasar tres cuartos de lo mismo. Esto permitiría que gente con pocos conocimientos de medicina en general, puedan tener conocimientos superficiales, pero a la vez amplios, en este campo, sin al mismo tiempo verse obligados a estudiar en profundidad campos generales de la medicina.

    No hay que olvidar además que la oftalmología se relaciona con campos no propiamente médicos, como por ejemplo, la física, en concreto la óptica, o la fotografía lo que la hace más interesante.

    Es por todas estas razones, Ocularis, por lo que creo que tiene éxito tu blog. Por último, me gustaría leer unas reflexiones tuyas respecto a lo que digo en el apartado quinto, aunque ya sé que has esbozado algo en alguna ocasión. Saludos y felicidades.

    Responder
  16. Ocularis
    31 marzo, 2008

    Gracias por tu comentario, Luigi. No es pecar de modesto decir que tus halagos son inmerecidos 🙂

    Voy a comentar el punto 5. Sé que la apreciación desde fuera es que la oftalmología funciona bastante autónoma del resto de la medicina. Tenemos un lenguaje y unas técnicas muy propias, y en la práctica los médicos generales (tanto de atención primaria como los internistas en el ámbito hospitalario) manejan menos la patología ocular que en otras áreas.
    Sin embargo, visto desde dentro no tendría sentido separar la oftalmología de la medicina. Voy a enumerar varias causas que se me ocurren ahora (seguro que me dejaré bastantes):
    – Somos cirujanos. Por poner mi ejemplo, el 40% de mi actividad profesional transcurre en el quirófano. No hay otra manera de ser cirujano que además ser médico, no sólo en España sino en todos los países. La formación en cirugía general es el paso previo, hay que saber manejar el bisturí, drenar una cavidad, colocar un drenaje, coser el tejido vivo, etc, antes de entrar en el complejo mundo de la microcirugía ocular.
    – Los conocimientos recibidos durante la carrera no sobran. Para saber «de qué va» una enfermedad sirve un conocimiento general de los procesos biológicos, pero para poder manejar correcta y profundamente una enfermedad ocular, tienes que pasarte años mirando al microscopio, aprendiendo en qué consiste exactamente la inflamación, el flujo sanguíneo, la vida celular, etc. Muchas veces, cuando uno piensa en los trastornos de los ojos, le viene a la cabeza lo de usar gafas. Esa es una parte muy pequeña de la oftalmología, y cada vez más pequeña porque la vamos delegando (yo personalmente, con gusto) en los optometristas. Los oftalmólogos diagnosticamos y tratamos sobre tejidos: músculos, vasos sanguíneos, neuronas, tejido conectivo, cicatrices, etc. Sé que desde fuera, el aspecto del ojo es tan diferente de otros órganos que uno puede considerar que la medicina y la oftalmología podrían separarse. Sin embargo, desde dentro y a una escala más microscópica, no hay diferencia. Es más, La anatomía microscópica que estudiamos en la carrera tiene aplicación más directa para el oftalmólogo que para cualquier otro clínico, ya que nosotros «vemos» de verdad el flujo sanguíneo, las inflamaciones a nivel celular, etc.
    – La interacción entre oftalmología y otras especialidades es estrecha. Por ejemplo, es bastante habitual que en mi consulta roten médicos residentes de familia, que se están formando para atender la patología ocular. Muchas enfermedades como el ojo seco o las conjuntivitis puede llevarlas en médico de cabecera. Algunas áreas grandes de la oftalmología, como son las uveítis o la neurooftalmología, implican una gran interacción con otros especialistas (el internista, neurólogo y reumatólogo principalmente). Tenemos que colaborar estrechamente en esos casos.

    En mi caso, que trabajo en un medio hospitalario, y que por mi subespecialización trabajo mucho con médicos de otra especialidad, sería impensable que fuéramos profesionales diferentes. Realizamos los diagnósticos y planeamos los tratamientos juntos.

    Espero que con eso haya contestado tu duda.

    Gracias de nuevo por el comentario.
    Saludos.

    Responder
  17. Dr Bonis
    5 abril, 2008

    Amigo Ocularis,

    No estoy muy de acuerdo contigo. Y sí lo estoy.

    Las razones que pones para no separar la oftalmología del resto de la medicina podrían aplicarse perfectísimamente a la odontología. De hecho la odontología no existía en España hasta creo 1992 (o por ahí). Antes de esa fecha los dentistas formados en España eran médicos, que luego hacían la especialidad de Estomatología médico-quirúrgica.

    Un odontólogo:

    – es un «cirujano». Pasa, no el 40% sino el 90% de su tiempo operando. Sutura, drena…
    – recibe conocimientos sobre biología durante su carrera (quizá menos que en medicina, pero probablemente suficientes)
    – tiene interacción con otras especialidades médicas (o debería tenerla). Los problemas dentales son una causa importantísima de desnutrición en el anciano. El cáncer de boca (que es manejado por los cirujanos maxilofaciales) es diagnosticado muchas veces por dentistas. La «boca diabética» es un tema en sí mismo. La «boca postradioterapia» otro tanto…
    – como los oftalmólogos, tampoco saben leer electros :-).

    Entonces, ¿cuál es la razón por la que la odontología se separó de la medicina y la oftalmología no?.

    La razón es como en muchas cosas: la pasta.

    ¿Son necesarios tantos oftalmólogos como para montar una carrera «a parte» con facultades propias y todo el tinglado? Probablemente no.

    Yo creo que podrías tener a un oftalmólogo muy bien formado en 6 años: 1 de básicas (con énfasis en el ojo), 1 de clínicas generales (diabetes, HTA, neuro) y luego 4 años de «residencia». Te ahorras 4 años de estudiarte el origen-inserción de los músculos de la mano y la interpretación de un TAC abdominal.

    Responder
  18. Ocularis
    6 abril, 2008

    Hola Julio:
    Gracias por participar en mi blog. La verdad es que me sorprende un poco tu punto de vista. Supongo que se debe a dos cosas principales:
    – La oftalmología sigue siendo «la gran desconocida». En la carrera de medicina se da muy poco, y en medicina de familia la rotación en ojo no es obligatoria
    – La visión «centrista» de las especialidades más generales (familia, interna, hasta cierto punto pediatría, geriatría).

    * Comentas que el oftalmólogo se podría ahorrar algunos contenidos teóricos de la carrera que no va a necesitar (como la anatomía de la mano). Eso es cierto, pero podría aplicarse a cualquier especialidad de la medicina, como por ejemplo medicina familiar. TAC y RM tengo que ver con bastante frecuencia, y no me sirve sólo leer el informe del radiólogo, tengo que saber leer una RM para estudiar un abordaje quirúrgico. Un médico dedicado a atención primaria no necesita estudiar en profundidad los métodos diagnósticos que son exclusivos de la atención hospitalaria. De la misma manera, muchas enfermedades son de manejo preferente del especialista, y el médico general no necesita un estudio muy profundo en la carrera, ya que sólo va a tener que sospecharla para derivarla al especialista. Así, se podría hacer una carrera más «resumida» para el médico general, y dejar los conocimientos profundos de histología para los que realmente estudiemos de forma microscópica los tejidos, o el manejo de enfermedades raras para los que realmente las vamos a tratar.

    * En cuanto a la cirugía, hay que entender que el odontólogo sutura, drena, e incluso hace implantes óseos, pero son procedimientos comparativamente muy diferentes a los del oftalmólogo. Para los procedimientos mayores en la boca está el cirujano maxilofacial, que sí es médico. Aunque muchas cirugías nuestras son cortas en el tiempo y se realizan con anestesia local, no son cirugías que pueda realizarlas una persona que no es médico. Para ilustrarlo un poco: la parte más compleja de todas las cirugías posiblemente sea la microcirugía. Y dentro de estas está oftalmología, neurocirugía, otorrino, y algunas áreas de la cirugía vascular, cirugía plástica, cirugía pediátrica y si me apuras algo de traumatología. De todos, los más «microcirujanos» somos nosotros. Exceptuando la cirugía menor de párpados, nuestras operaciones hay que hacerlas siempre con anestesista, y muchas (la retina, que es quizás la segunda cirugía en importancia) precisan ingreso y con frecuencia anestesia general. Y pueden ser operaciones de 3-4 horas tranquilamente. Para hacernos una idea, de residente de primer año estuve haciendo guardias de cirugía general. En esas, los de especialidades quirúrgicas también subíamos a quirófano y ayudábamos en la cirugía abdominal (hernias, peritonitis, etc). Pues en esas pocas guardias en seguida podías hacer más cosas que en el quirófano de oftalmología, que tardas bastante más tiempo hasta que coges la destreza suficiente como para meter los instrumentos en un ojo.

    * Somos una especialidad hospitalaria. Ingresamos pacientes, tenemos que manejarlos nosotros en planta. ¿Te imaginas a alguien que no sea médico con 8 pacientes en planta a su cargo, a uno con el bolo de corticoides, a otro poniendo inmunomoduladores y leyendo la resonancia de un tercero?. Ten en cuenta que nosotros manejamos isquemias crónicas, infartos, vasculitis, inflamaciones granulomatosas, etc. El manejo abarca no sólo una cirugía muy compleja, sino un abordaje farmacológico que sólo puede afrontar un facultativo.

    * Aunque la interacción entre el odontólogo y el médico debe ser más estrecha, creo que se mueve en órdenes de magnitud diferentes a la interacción entre el oftalmólogo y otros médicos. Quizá el médico de familia lo percibe menos porque la mayoría de nuestra relación de colaboración es con otros especialistas. Piensa si no en una subespecialidad entera dentro de los oculistas: la neurooftalmología. Los neurooftalmólogos colaboran estrechamente con el neurólogo para el manejo de las neuritis ópticas, de las diplopias, etc.

    * Los oftalmólogos no saben leer electros, pero lo tienen más fácil ya que nos suenan más las cosas (al fin y al cabo, lo dimos en la carrera). Sin embargo, para conseguir que cualquier otro médico vea un edema macular, se necesitaría casi un milagro 🙂 (y eso que se supone que el oftalmoscopio directo es una herramienta que muchos médicos deben manejar)

    En resumen, si partimos de la base de que en España se da mucho conocimiento teórico durante la carrera de medicina, siempre se podría imaginar una «medicina resumida» para quitar lo que no vaya a interesar al oftalmólogo. Pero creo que esa reducción será antes aplicable a otras especialidades médicas, sobre todo las que no son hospitalarias. Que no quiere decir que crea que el médico de familia no deba estudiar esos 6 años. Pero para ser oftalmólogo, aunque tenga que estudiarme las inserciones tendinosas de la mano, lo prefiero así, pero que me den por ejemplo una histología en condiciones, y una anatomía patológica profunda. Así cuando vea un infiltrado perivascular, un granuloma o un edema intracelular, sepa exactamente qué es, no sólo me suene. Cuando vea un coágulo en la retina sepa porqué tengo que derivarlo al cardiólogo. Etc.

    Responder
  19. Kina de la Paz
    29 abril, 2008

    Sin duda, te lo mereces. Enhorabuena!!
    Un beso

    Responder
  20. Ocularis
    4 mayo, 2008

    Gracias 🙂
    Un saludo.

    Responder
  21. […] En el penúltimo artículo celebraba el tercer cumpleblog de esta humilde bitácora. Fue un artículo corto, principalmente porque estos últimos meses he estado escribiendo varios artículos sobre el Proyecto Ocularis, y no quiero acumular demasiadas entradas de autobombo (lo del premio, la charla en Barcelona, etc). Pero ahora me arrepiento un poco. Cuando en un artículo hablo del devenir de todo esto (principalmente el blog, pero también la wiki y el foro), suelo recibir comentarios o correos en los que la gente opina y sugiere cosas. Y eso me gusta, porque son ideas nuevas. Algunas propuestas no se pueden llevar a cabo (falta de tiempo, o que se sale de las finalidades del proyecto), pero otras sí y ayudan a mejorar. Hace que el Proyecto Ocularis sea más interactivo, más adaptado a lo que quiere el internauta. […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *