Feliz 2013

Dejamos atrás un año marcado por la crisis económica, en el que lejos de mostrar signos de mejora (llevamos 4 años apretándonos el cinturón), se están produciendo cambios graves en nuestra sociedad. Hablando en concreto de este país, lo que está sucediendo y está por suceder en el ámbito sanitario preocupa mucho, y con razón, a una gran parte de los españoles. Lo mismo podemos decir de otros pilares básicos del sistema como la educación, la investigación, ciencia, y las ayudas sociales.

No voy a dejarme llevar por el falso optimismo que suele rodear a estas fechas: el panorama es, cuanto menos, sombrío. Como es habitual en este blog, no voy a entrar en política ni opinar en sobre lo que deberíamos hacer como individuos o como sociedad. Pero lo que sí que es cierto es que de cualquier manera, a una gran parte de nosotros nos va a tocar luchar por nuestro futuro de diferentes maneras. Trabajando con ahínco para intentar sobrevivir en el panorama actual, enfrentándonos a aquello que no debamos tolerar, buscando un futuro fuera, etc.

Mirar con objetividad a la situación actual tampoco significa dejarse llevar por el pesimismo. Se avecina una época de cambios, y para muchos de nosotros significa decisiones, adaptación a nuevas situaciones. Es especialmente a estas personas a las que dedico mi felicitación de año. Les deseo lo mejor en los próximos meses.

 

Comparte el artículo Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

10 Comments

  1. Arthur
    2 enero, 2013

    Interesantes reflexiones.

    Sólo un breve comentario: no se trata de hablar de «política». Se trata de ser conscientes de lo que se está haciendo con la sanidad pública, con la excusa eterna de la crisis.

    Nos quitan en 1 año lo que se ha conseguido en 60.
    Ni es la única solución, ni se puede utilizar la «crisis» -con comillas- como justificante universal para todo tipo de salvajadas.

    Saludos cordiales, y Feliz 2013.

    Responder
  2. Ángel
    5 enero, 2013

    Otros creemos que la «sanidad pública» tal como la tenemos ahora es un despilfarro insostenible, es decir, que ya no podemos seguir pagando. La reforma que se plantea en Madrid no va a hacer que deje de ser pública ni gratuita aunque puede, eso sí, que algunos vagos vayan a tener que trabajar por primera vez.
    A ésos sí que les van a «quitar» algo. a la mayoría espero que nos quiten impuestos.

    Responder
  3. Arthur
    6 enero, 2013

    Buenas noches, Ángel:

    Como muy bien dices, me quedo con tus palabras: «tal como la tenemos ahora».

    La oportunidad perfecta para que deje de ser ese despilfarro insostenible es racionalizar la gestión, siendo estrictos en la gestión del gasto.

    Para eso no hace ninguna falta dejar esa gestión en manos privadas.
    Las soluciones en blanco y negro existen en el cine, no en la realidad; ni gastar sin límite «porque es público», ni privatizar para poner el beneficio empresarial por encima de cualquier otra cosa (incluyendo a los pacientes, por supuesto).

    ¿Una buena opción?: propiedad pública, gestión pública, planificación, gestión y ejecución del gasto con criterios estrictos, transparentes y rendición de cuentas.

    Responder
    1. Ángel
      9 enero, 2013

      Bellas palabras en consonancia con los buenos deseos para el nuevo año.
      Como no sería de buena educación iniciar una discusión con la escusa del nuevo año, no me enrollaré; con lo dicho hasta ahora ya es suficiente para saber por donde va cada uno.
      Pero, «tal como lo tenemos ahora» no lo podemos pagar.
      Feliz Año Nuevo.

      Responder
  4. Arthur
    10 enero, 2013

    ¿?

    ¿Contestar para no decir nada?
    No entiendo

    Responder
    1. Ángel
      22 enero, 2013

      Creo que lo entiendes sobradamente. Dije que no iniciaría una discusión y no lo he hecho.

      Responder
      1. Arthur
        5 febrero, 2013

        No, Ángel, no entiendo que te molestes en contestar -dos veces- para limitarte a etiquetar mis intervenciones y decir que no vas a iniciar una discusión.

        ¿Para qué crees que sirve hacer eso?

        ¿Qué tal un DEBATE?
        Con argumentos de las dos partes.
        Sin etiquetas, ni prejuicios.

        No es éste un foro para perder el tiempo con dialéctica.

        Si no te interesa, estás en tu derecho.
        De lo contrario, creo que estaremos encantados de valorar cosas importantes.

        Saludos

        Responder
  5. Ángel
    6 febrero, 2013

    Pues no, no me interesa.
    Yo busco aquí información sobre ojos, la encuentro -y muy buena- y, como yo no tengo ningún interés en el gasto público, paso de todo lo demás.
    Si tú pierdes algo «de lo conseguido en 60 años» es tu problema y no mío.
    Y sobre lo de «estaríamos encantados»… ¿ Estaríamos? ¿A cuántos representas, Arthur?
    Otro saludo.
    V.A.T.P.C.

    Responder
  6. Arthur
    6 febrero, 2013

    Buenas noches, Ángel:

    A ver si me consigo aclarar -aunque no confío en poder hacerlo- de una vez:

    No quieres discutir
    No quieres debatir

    Pero (en letras grandes)
    Opinas sobre lo que se dice

    Sería interesante que, si fuese verdad que no quieres discutir ni quieres debatir, permanecieses callado, y al margen.

    Pura lógica.

    Responder
    1. Ángel
      7 febrero, 2013

      Sssssssssssssssssss…

      Interpreta eso como puro silencio. ¿Vale?
      ¡Adios!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *