Ocularis en tu móvil. Consultorización de blogs médicos.

Aprovecho el artículo para hablar de un par de cosas (no oftalmológicas) y dar un aviso.

Ocularis en tu móvil

He añadido un plugin al WordPress que permite visualizar mejor el blog desde un dispositivo móvil. Desde una pantalla pequeña resulta más difícil leer los artículos y navegar por los menús. Ahora, si se entra a la misma dirección web (https://ocularis.es) desde el móvil aparece otro formato de presentación, eliminando los marcos laterales y el menú superior, y respetando los márgenes de la pantalla para leer las entradas. Se puede ir leyendo sucesivamente las entradas, y acceder al menú superior, no sólo mediante puntero de ratón (si lo hay), sino con el teclado numérico, con lo que se va más rápido.

Lo he probado en mi móvil y la verdad es que funciona bastante bien. Lo que ya no sé es si funciona desde otros dispositivos con pantalla pequeña como PDAs. Agradecería a quien tuviera oportunidad de probarlo, que me informara.

Esta pequeña modificación del blog constituye la versión 3.6 del proyecto (podéis ver aquí el histórico)

Consultorización de blogs médicos

No puedo dejar de citar este artículo de mi colega Shora, autora de Medtempus. Se titula la irremediable consultorización de los blogs médicos, retrata no sólo su experiencia personal, sino el día día de mi blog. Me uno al 100% al análisis que realiza, y apoyo el neologismo empleado. Citando unas líneas del artículo:

[…] al final todos los blogs médicos acaban sufriendo el mismo proceso: La utilización de los comentarios de los distintos artículos médicos por parte de los visitantes para hacer preguntas sobre un diagnóstico y tratamiento de una enfermedad que padezcan y que esté relacionada (o a veces sin relacionar) con los susodichos artículos. Algunas veces, la cosa va a más y, en lugar de utilizar los comentarios, se recurre directamente a un email al autor, a modo de consulta médica virtual más “privadaâ€? e “íntimaâ€?

Este asunto afecta en general a los médicos o estudiantes de medicina que tenemos un blog para la divulgación general, y entendemos que no puede mezclarse un medio masivo e impersonal de informar con una consulta médica. Ya he asumido que es imposible que una buena parte de los lectores entiendan o acepten nuestro punto de vista. Como dice Shora más abajo en su entrada:

La utilización explícita de carteles con la indicación de “Prohibido consultas particulares y Segundas Opinionesâ€? no resuelve completamente el problema. […] La razón es muy sencilla, la mayoría de visitantes de los buscadores NO leen el blog. Si acaso, y con suerte, habrán leído todo el artículo. Pero lo más probable es que simplemente lean el título e inmediatamente después pongan un comentario

A fecha de hoy, bastante más de la mitad de los comentarios que me escriben no los autorizo para publicación porque son consultas particulares. Todos los días son varios los que he de rechazar, y no me da tiempo para escribirles un mail personalizado explicando los motivos del rechazo. El poner en la portada del blog (a ambos lados y con ayudado de un dibujo) los avisos, me permite tranquilizar mi conciencia a la hora de borrar tanto comentario sin ofrecer la respuesta estándar (no casos particulares) a cada uno.
Curiosamente, en algunos casos sí que leen los avisos y me cuentan su caso concreto, avisándome que no es una consulta particular, que sería interesante para todos y que sólo es curiosidad general.

Aviso de líquido de lentillas

Un amable internauta (gracias, Pere), me ha avisado por e-mail de que están retirando del mercado una solución de limpieza de lentes de contacto: Complete Moisture Plus, de AMO. Las están retirando del mercado porque se han asociado a casos de queratitis por Acanthamoeba, que es una infección grave de la córnea por un parásito muy difícil de eliminar. El aviso me llegó hace 11 días, pero he tenido el buzón bastante descuidado en esta semana.

Así que si alguien utiliza estos líquidos para sus lentillas, se le recomienda encarecidamente que los deje de usar y consulte en su óptica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *