Poniendo nombre a la cirugía de la catarata

No solo es la operación más frecuente, con mucho, de la especialidad, también es una de las cirugías más frecuentes de toda la medicina. En el blog le hemos dedicado tres artículos (uno, dos y tres), así que no voy a volver a explicar en qué consiste. Me voy a centrar en cómo denominamos la cirugía en la actualidad. Y le quiero dedicar un artículo a un tema aparentemente tan nimio porque realmente no hay un consenso en la terminología. Una cirugía tan frecuente y tan asentada no tiene un nombre ampliamente admitido.

Un breve recuerdo

Para el que no se quiera mirar los enlaces que he puesto arriba, va un rápido resumen de lo que estamos hablando. La catarata es una opacidad del cristalino, que es una lente que tenemos en el interior del ojo. Este cristalino está metido en una especie de estuche transparente que está sujeto por unos pequeños ligamentos. Este estuche lo denominamos “cápsula”.
La raíz “Facos” significa cristalino. Una persona que tiene cristalino, decimos que es “fáquica”. Si se ha quitado el cristalino (y no lleva lente dentro del ojo), se denomina “afáquica” (el prefijo a-, significa negación, “sin cristalino”). Y a una persona que además de quitarle el cristalino se le pone una lente que lo sustituye, se le denomina “pseudofáquica”, donde pseudo- significa “falso”, es como si llevara un falso cristalino, una lente que lo sustituye.

La cirugía de la catarata ha ido evolucionando bastante. A grandes rasgos:
* En la antigüedad la catarata no se extraía del ojo, se desplazaba de donde estaba para que no estuviera en el eje visual.
* Más cercanos a la actualidad, el procedimiento habitual de hace no tantos años era la extracción completa de la cápsula y el cristalino. Había que hacer una incisión grande, se atrapaba el cristalino y su cápsula con un aparatito que lo congelaba (como un pequeño tubo muy frío), se arrancaba de los ligamentos y se sacaba del ojo. Era la “extracción intracapsular”. Porque el cristalino se extrae dentro de la cápsula, se sacan las dos cosas juntas, en bloque. Normalmente no se ponían lentes intraoculares, porque al principio no existían. Si nos planteamos poner una lente cuando realizamos esta extracción intracapsular, no podemos colocar la lente en el lugar donde estaba el cristalino, porque ya no queda cápsula donde se sujete. Deberíamos poner la lente en una posición más anterior, delante del iris.
* Posteriormente la técnica cambió. Después de realizar la incisión, abrimos la parte anterior de la cápsula, y sacamos el cristalino del ojo, pero dejando la cápsula dentro. Es la “extracción extracapsular”, y presenta muchas ventajas. Entre ellas, podemos colocar la lente en un sitio mejor, detrás del iris porque se queda sujeta por la cápsula.
* Y por último está la técnica actual. Se realiza una incisión pequeña, y también abrimos la cápsula. En vez de sacar el cristalino completamente (no podríamos porque hemos hecho una incisión muy pequeña), lo que hacemos es trocearlo dentro del ojo con un sistema de ultrasonidos, y después lo aspiramos. Luego colocamos la lente dentro de la cápsula. Sería la “facoemulsificación”.

Y ahora, ¿cómo lo llamamos?

La técnica que utilizamos casi siempre es la facoemulsificación. Entonces, ¿así denominamos la cirugía en los informes?. Pues habitualmente no, a pesar de que es un término relativamente exacto. Realmente en la cirugía hacemos más, porque no se trata sólo de quitar el cristalino, es muy importante poner la lente. El nombre largo sería “facoemulsificación más implante de lente intraocular”. Un poco largo, ¿no?. A veces en la historia clínica o en algunos papeles burocráticos se utilizan términos coloquiales dentro de la especialidad, y hablamos de “FACO + LIO”, y a veces simplemente “FACO”, entendiendo que la lente intraocular (LIO) se pone de rutina.

Por otra parte, cuando lo tenemos que escribir como antecedentes quirúrgicos en un informe, muchos oftalmólogos optamos directamente por el nombre sencillo de “cirugía de catarata”. ¿Por qué?:

  • Lo entiende todo el mundo. No se trata de describir una cirugía con una terminología técnica para que el paciente no se entere.
  • No hay otra cirugía de catarata que no esté encaminada a eliminarla, y si podemos, siempre ponemos lente intraocular. Por lo tanto estás siendo bastante concretos.
  • Puede parecer que este término es más ambiguo que “facoemulsificación más implante de lente intraocular”. Pero es que siempre vamos a ser ambiguos. Aunque digamos esto último, hay muchas cosas que quedan por decir de la cirugía. ¿Dónde está la lente: en saco capsular, en sulcus, en cámara anterior?. ¿Qué tamaño de incisiones hay?. ¿Se han necesitado suturas?. ¿Qué técnica hemos utilizado en la facoemulsificación?. Por lo tanto, si de todas formas no vas a poder resumir la cirugía en unas pocas palabras, con decir “cirugía de catarata” es suficiente.

Para los que son muy puntillosos, “facoemulsificación” implica una técnica concreta de eliminación de la catarata. Que no siempre utilizamos, y llamar a todo “facoemulsificación” sería inexacto. Cuando utilizamos ultrasonidos, emulsificamos la catarata. Pero a veces la utilización de ultrasonidos es mínima y rompemos la catarata aprovechando la succión y elementos mecánicos, y deberíamos hablar de “facofragmentación”. E incluso a veces la propia aspiración es suficiente para desestructurar la catarata, y no usamos ultrasonidos en absoluto: sería una “facoaspiración”.

Otros nombres inexactos

En algunos informes describen la cirugía de la catarata como “pseudofaquia”. Tampoco sería totalmente exacto. Pseudofaquia es la situación del ojo tras la cirugía, no la cirugía en sí.
Y en otros informes, normalmente no de oftalmólogos sino de otros especialistas, hablan de “faquectomía”. Es un término que personalmente no me gusta nada. El sufijo -ectomía hace referencia a las cirugías que consisten en extirpar algún órgano o tejido. Pancreatectomía cuando se extrae el páncreas, polipectomía cuando se extirpa un pólipo, etc. Por similitud, y visto desde fuera, otros compañeros se refieren a nuestra cirugía como faquectomía. Aparte de que el término suena fatal (esto es una apreciación personal), no lo veo conveniente. Primero porque no estamos extirpando la catarata de la misma manera que otros cirujanos hacen sus -ectomías. En las modalidades antiguas de cirugía sí, pero ahora no. Se emulsifica o fragmenta dentro del ojo. Supongo que desde fuera puede parecer lo mismo, pero no lo es. Pondré un ejemplo: cuando se trata por endoscopia una variz sangrante en el tracto digestivo, hay diferentes medios de hacerlo (por estrangulamiento, inyectando un fármaco, etc). El tejido de la variz queda destruido, y sin embargo no hablamos de “varicectomía”. Ese tejido se destruye, pero no lo sacamos en bloque. Nosotros no sacamos sin más la catarata fuera del ojo. La destruimos dentro del ojo.
La segunda causa por la que el término “faquectomía” no me convence es porque sólo nos referimos (de forma además inexacta) a la eliminación de la catarata, no al implante de la lente intraocular. Hemos puesto una prótesis dentro de un ojo, al fin y al cabo. No es muy coherente utilizar terminología muy técnica y hasta cierto punto “oscura” para ser muy descriptivos, y luego dejarnos una parte de la cirugía casi tan importante como lo que describimos. Si de todas formas no vamos a describir técnicamente bien la cirugía, con hacer referencia a que hemos operado la catarata es suficiente, y así el informe queda más claro.

6 Comments

  1. Quelverd
    29 agosto, 2010

    Muy claro, comprensible, explicito. ¡Felicitaciones!

    Responder
  2. Meli
    26 julio, 2011

    Si la cirugia es por extracción extracapsular como se llamaria?

    Responder
    1. Ocularis
      26 julio, 2011

      Extracción extracapsular de catarata 🙂

      Responder
  3. Marco Juárez
    23 agosto, 2013

    Me fue de gran utilidad. Gracias.

    Responder
  4. Estrella Garro Medrano
    21 noviembre, 2014

    MUUUUCHAS GRACIASSSSSSSSSS, ENTENDI

    Responder
  5. Julieta
    25 enero, 2015

    me gustaría saber más sobre la historia del facoemulsificador ( instrumento que ayuda a realizar dicha operación) y su evolución; creo que es importante ya que gracias a esto la operación se ha facilitado.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *