Sindicando por categorías

Por fin llevo a cabo un asunto al que le estaba dando vueltas hace tiempo. He recibido mails y comentarios con algunas opiniones que me sorprendieron. Les gustaban más los (pocos) artículos que no van de oftalmología que los que son más técnicos. Me sorprendió porque al fin y al cabo, el blog va sobre el aparato visual, y desde que empecé a recibir ya un cierto número de visitas, la bitácora dejó de ser un blog personal para ser un proyecto más serio y coherente, con el fin de establecerse como un elemento de información y docencia (en eso estamos, el tiempo dirá si me acerco a esa meta).

El asunto hasta ahora

El caso es que me he esforzado en reducir al máximo los artículos que no hablaran de oftalmología. Quería limitarme a unas entradas para felicitar los comienzos de año, y algunas reflexiones sobre la medicina en general. No porque no me saliera escribir sobre otros temas fuera de los ojos, sino por dos razones:

– Me lee ya cierto número de personas de forma habitual, y creo que ya tengo un compromiso con ellas. Yo presupongo que me leen porque tienen cierto interés acerca del funcionamiento del aparato visual, y en calidad de tal me prestan su tiempo. No se trata de obtener público con la oftalmología y después que se “traguen” artículos que nada tienen que ver.

– Blogs hay muchos en internet, pero mi idea (ambiciosa, sin duda) es hacer un blog científico. No un blog para científicos, ni donde uno se ponga al día en la investigación oftalmológica, pero sí con el máximo rigor posible. Tengo obligatoriamente que simplificar y ceñirme a lo más frecuente y/o interesante, pero intento no expresar opiniones o teorías propias, no especular. La idea es exponer los conocimientos demostrados (sobre las premisas de medicina basada en la evidencia), y que están aceptados por la comunidad de oftalmólogos. No de sacar temas todavía controvertidos (que hay muchos) y dar mi opinión. Se trata de docencia y conocimientos muy generales.

Como decía, weblogs personales, sobre actualidad, opinión, etc hay muchísimos. Pero yo creo (y otros blogueros también) que una bitácora también es una buena herramienta para divulgar ciencia. Reuniéndonos varios blogueros con la misma forma de pensar, fundamos Hispaciencia, y en este proyecto tratamos de hacer llegar al internauta la información científica de forma accesible, amena y rigurosa. Sobre otros medios de divulgación científica (como la wikipedia, por poner un ejemplo), un blog tiene varias ventajas: ofrece la información dosificada, está actualizado, la forma de escribir está unificada, etc.

Pero para ello, un blog tiene que cumplir ciertos requisitos. Y mezclar mucho el contenido científico (de rigor, digamos) con otros temas no es una buena idea. Para que un blog forme parte de Hispaciencia, entre otras cosas se le exige un mínimo de un 70% de artículos de temática científica.

Estaría mal que uno de los que tuvieron la idea no cumplieran esos mismos principios que se exigen. Así que ha habido momentos que hubiera escrito artículos de temática no ocular, y he preferido no hacerlo (como decía, lo decido así por respeto a los lectores, por coherencia y para cumplir los requisitos de Hispaciencia).

Nuevos horizontes

Sin embargo hay una alternativa: Ofrecer la información de los diferentes contenidos por separado . En el marco izquierdo podemos ver las diferentes categorías del blog: Medicina general, Oftalmología, Personal y Proyecto Ocularis. Por supuesto, la categoría de Oftalmología es la más importante, y dentro hay nueve subcategorías propias. Haciendo clic en cada una de las categorías, sólo vemos los artículos incluidos en ésta, y tendríamos, por decirlo así, un “blog separado” de los demás artículos.

El problema que tenía era la sindicación. A través del RSS, los internautas se pueden suscribir a mi blog y estar al día sin acceder a la web como tal. No conocía la forma de ofrecer diferentes categorías a través de la sindicación, hasta que Remo acudió en mi ayuda. Ya puedo ofrecer la sindicación por categorías, y así cada internauta puede escoger (tanto en la web como por RSS) la parte del blog que le interese. Eso me da más libertad para escribir contenidos no oftalmológicos.

Y por otra parte, como la base de datos de Hispaciencia funciona por sindicación, al ofrecer la dirección RSS con artículos sólo de oftalmología, no tendré el problema de cumplir los criterios.

Las nuevas direcciones del blog

En resumen, pediría que cambiarais los marcadores/favoritos de vuestro navegador o la información de vuestro lector de feeds en función de vuestras preferencias:

Si visitas el blog con navegador:

Si estás sindicado:

Algunos lectores de feeds (como el Thunderbird, que es el que yo uso) permiten poner varias direcciones de sindicación en la misma carpeta, de forma que se pueden recibir artículos de varias categorías sin hacer carpetas diferentes.

Estos enlaces de sindicación estarán siempre disponibles y visibles en el marco derecho. Y por supuesto, la URL de las categorías está en el marco izquierdo.

Otros cambios

Ya que estaba retocando la plantilla he hecho algún cambio menor.

  • El apartado de normas del marco izquierdo lo he subido por encima del de últimos comentarios, para que sea más visible. Sigo recibiendo una mayoría de consultas particulares en los comentarios. A ver si poniendo el icono de “prohibido” más visible consigo que lo lea la gente.
  • También he puesto más visible la lista de artículos pendientes. Ahora está en la barra superior principal, de forma que siempre se puede ver el enlace. La barra queda más larga pero creo que cabe bien. Utilizo un ancho de pantalla de 1.200 puntos y queda un buen trecho todavía. Pero si alguien ve dos barras porque es demasiado grande (por menor resolución de pantalla, otros buscadores diferentes del Firefox, etc), le agradecería que me avisara.

Sumando todos los cambios, esta sería la versión 3.5 del Proyecto (aquí puedes ver las diferentes versiones en el histórico)

2 Comments

  1. Nagore
    23 enero, 2009

    Buenas,
    La prohibición en este blog de hacer consultas particulares la recalcas también con el símobolo de prohibido sobre la imagen del oftalmólogo graduando, o revisando, como tú explicas. Esta imagen está arriba y a la izquierda, había oido que nos fijamos más, o nos llama más la atención lo que está arriba y a la derecha, es eso cierto? o cada persona puede tener sus preferencias espaciales? o no nos fiajmso más en algo porque esté a la derecha o a la izquierda?
    Un saludo.
    Un saludo.

    Responder
  2. Ocularis
    25 enero, 2009

    Sí que he leído por ahí algunos consejos sobre qué posiciones en nuestra visión llaman más nuestra atención. Tanto a nivel de prensa tradicional (dónde colocar los anuncios o los artículos en una hoja de periódico) como en una pantalla de ordenador (para diseño web, principalmente), hay consejos y guías. Pero no he leído ningún estudio científico que pueda avalar las afirmaciones. O algún tipo de justificación fisiológica que tenga que dar preponderancia a unas posiciones u otras.
    Debo entender que lo que primero nos llama la atención es lo que está en el centro, lo que es más grande y tiene formas o colores llamativos. Aparte de eso, es fácil suponer que lo que está en la parte superior tiene más importancia, porque nuestra forma de lectura o de recorrer una pantalla es de arriba a abajo. En occidente leemos de izquierda a derecha, pero es más difícil de deducir a partir de aquí la preponderancia de uno u otro lado en nuestro “rastreo” de la pantalla.
    En conclusión, no sabría decir. Dudo que haya datos científicos sólidos a este respecto. Y en todo caso, no creo que dependa de el funcionamiento de nuestro sistema visual, sino de nuestras “costumbres visuales” aprendidas.
    Un saludo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *