Trivial oftalmológico: cuarta pregunta

Participación y respuestas

La última pregunta del año, correspondiente a diciembre de 2009, ha tenido una participación de 118 votos. El texto es el siguiente:

Señale la opción correcta en relación al desprendimiento de vítreo posterior.
a) La visión de “moscas volantes” es debida a la tracción del vítreo a la retina
b) Habitualmente se asocia a trastornos retinianos que comprometen el pronóstico visual
c) Existen tratamientos directos sobre las opacidades (mediante láser o cirugía) que son favorables en balance eficacia/riesgo
d) Algunos tratamientos orales (suplementos dietéticos) han demostrado su eficacia.
e) El desprendimiento, como tal, nunca duele

El tema es uno de los más importantes de este blog, por lo menos en cuanto a visitas recibidas. Hablamos de las moscas volantes o miodesopsias. El proceso ocular responsable de la gran mayoría de estas moscas volantes es el desprendimiento de vítreo posterior.

La votación se ha repartido de la siguiente manera:

  • Opción “e”, con 49 votos, obtiene una mayoría simple. Es la respuesta más votada, aunque no llega a la mitad de las votaciones
  • Opción “a”, con 41 votos, es la segunda opción, que se ha quedado a pocos votos de alcanzar la mayoría.
  • El resto de respuestas son claramente minoritarias: la “b” queda con 11 votos, la “c” con 10 votos y la “d” con 7 votos.

trivial4

Solución

Para contestar la pregunta podemos utilizar los artículos del blog, concretamente el de las moscas volantes (históricamente, el artículo más popular del blog), y su continuación. Como en algunas opciones habla de trastornos retinianos, de posible mal pronóstico visual y de tracción retiniana, posiblemente también nos ayude echar un vistazo a esta entrada sobre las roturas retinianas.

  • La respuesta “a” hace referencia a la causa de la visión de “moscas volantes”. Se debe a opacidades en el vítreo, no a la tracción de la retina. Habitualmente un desprendimiento de vítreo no produce síntomas de tracción retiniana, y cuando lo hace, estos síntomas son como “destellos” o “relámpagos” (técnicamente llamados fosfenos o fotopsias), las moscas volantes. Respuesta errónea. Curiosamente, mucha gente ha contestado esta opción, al parecer los conceptos de desprendimiento de vítreo, tracción de la retina, opacidades del vítreo y agujeros de retina no están muy claros.
  • La opción “b” habla de trastornos retinianos asociados que comprometan el pronóstico visual (es decir, que a la larga acaben en pérdida visual importante e irrecuperable). En el contexto de un desprendimiento de vítreo posterior, la complicación que puede hacer perder visión de forma irrecuperable es un desprendimiento de retina. Que efectivamente puede estar asociado: el vítreo se desprende, tracciona de la retina, produce una rotura en la retina, y a partir de esta rotura la retina se desprende. Y esto pasa, pero por suerte es relativamente infrecuente: la mayor parte de los desprendimientos de vítreo no implican mayores consecuencias para la visión. Respuesta incorrecta.
  • La opción “c” habla de la indicación de cirugía o láser para tratar las moscas volantes. Es algo que he insistido bastante en el blog: para un desprendimiento de vítreo posterior “normal” no debe asumirse este tipo de riesgos. La respuesta es incorrecta, y estoy contento de que haya salido tan minoritaria.
  • La respuesta “d” habla de tratamientos en pastillas o comprimidos que intentan frenar o mejorar la situación de las moscas volantes. Ya decía en las entradas enlazadas que ningún tratamiento de este tipo ha demostrado su eficacia. Respuesta incorrecta. Este tema ahora está de mayor actualidad porque hace relativamente poco ha salido al mercado un “nuevo tratamiento” en pastillas para las miodesopsias. Es más de lo mismo, no ha demostrado que funciona. Con lo cual, debemos entender que “cuando funciona” se trata de efecto placebo, o de una mejoría clínica sin relación con el tratamiento (recordemos que las miodesopsias mejoran espontáneamente en un alto porcentaje de los casos). ¿Por qué autorizan la venta de este “complejo vitamínico” (y otros más antiguos) con la indicación de las moscas volantes, y por qué dan a entender en el prospecto que pueden mejorar la situación, cuando realmente, con la evidencia en la mano, no sirven para nada?. No tengo una respuesta satisfactoria, si alguien me lo puede explicar para que yo lo entienda, se lo agradeceré.
  • La respuesta “e” dice que el desprendimiento de vítreo no duele. Al desprenderse el vítreo, habitualmente se forman opacidades que pueden percibirse en la visión, a modo de moscas, hilitos, sábana, etc. En el vítreo no hay terminaciones nerviosas, por lo tanto no puede doler. A veces el vítreo produce tracción de la retina, incluso una rotura. Pero la retina tampoco tiene terminaciones nerviosas para el dolor, por lo que tampoco dolerá. En la propia respuesta hablo del desprendimiento “como tal”, dando a entender que no hay que hacer especulaciones de lo que puede desencadenar el desprendimiento vítreo para que pueda doler. Ésta es la respuesta correcta.

Y seguimos

La siguiente pregunta (la primera de 2010) está ya puesta, y el ranking actualizado. ¡A jugar!   😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *