Trivial oftalmológico: decimocuarta pregunta

La pregunta de octubre tuvo una participación de 106 votos, y los resultados fueron así:

¿Cuál sería el mejor indicio de que podemos ver las tres dimensiones de una película 3D?
a) Buena agudeza visual en ambos ojos (34 votos)
b) Campos visuales sanos en ambos ojos (33 votos)
c) Nunca haberse notado estrabismo (15 votos)
d) Demostrar buena coordinación ojo-mano (12 votos)
e) Haber visto doble tras un golpe o por alcohol (12 votos)

Esta pregunta era difícil. Hacía tiempo que las preguntas estaban tocando fáciles y he decidido lanzar una para «discriminar», una de esas que es difícil encontrar navegando por internet, una que exige, no muchos conocimientos de oftalmología, sino un par de conceptos claros. Pero al parecer me he pasado de dificultad; me he dado cuenta de ello cuando le he pedido que contestaran a un par de residentes de oftalmología y la han fallado (residentes que todavía no habían rotado por infantil/estrabismo, pero «proyectos de oftalmólogos», al fin y al cabo).

Como no podía ser de otra manera, la respuesta correcta es una de las dos que menos votos ha tenido. Pero vayamos por partes. Para entender bien cómo vemos en tres dimensiones y el tema de la visión binocular, tenemos tres artículos en este blog: aquí, aquí y aquí. Recuerdo que el término «estereopsis» hace referencia a la capacidad de colaboración de los dos ojos a nivel sensorial, de manera que el cerebro es capaz de utilizar la información dispar de ambos ojos para crear la sensación tridimensional.

  • La respuesta a y b son las que más votos han acumulado. Nos hablan de tener buena agudeza visual y buenos campos visuales. Se trata de parámetros que evalúan la función visual de cada ojo por separado. Es decir, estudian la función monocular. Evidentemente, una agudeza visual pésima o un campo visual muy afectado en alguno de los dos ojos afectarán negativamente en la posibilidad de ver en tres dimensiones. Pero con agudezas visuales relativamente bajas (en torno a 0.2) podemos encontrar estereopsis aceptables. Con el campo visual es lo mismo: para la estereopsis fina utilizamos una pequeña zona central del campo visual, de forma que grandes daños de campo visual permiten buena estereopsis. Y al contrario: podemos tener buenas agudezas y campos, pero si no hay una buena binocularidad, no habrá estereopsis.
  • La respuesta c va mejor encaminada: una de las principales causas de la pérdida de binocularidad (y por tanto, de estereopsis) es el estrabismo que apareció en la infancia. Si uno nunca se ha notado estrabismo, es bastante probable que tenga buena estereopsis. Pero existen los llamados microestrabismos, que pueden pasar desapercibidos porque estéticamente no se aprecian, pero sí afectan a la binocularidad. Además, hay otras causas de pérdida de binocularidad que no son estrabismos.
  • La respuesta d es en teoría la más fácil de descartar. No tiene nada que ver la coordinación ojo-mano con la visión en relieve.
  • Si uno ve doble tras un golpe o al beber alcohol, estamos desencadenando un estrabismo agudo (estuvimos hablando aquí del tema). La visión doble es un síntoma binocular, sucede cuando los dos ojos trabajan simultáneamente, y el cerebro tiene en cuenta la imagen de ambos ojos. Si se desalinean, el cerebro es incapaz de fusionar las dos imágenes en una. Una persona con estrabismo desde la infancia no ve doble, porque su cerebro aprendió a «ignorar» una de las dos imágenes (fenómeno de supresión), con lo cual no ve doble, pero tampoco tiene binocularidad (los ojos no colaboran entre sí, uno queda ignorado). Por lo tanto, y hablando en grandes rasgos (realmente es más complicado), si uno ve doble de forma puntual significa que ninguno de los ojos está suprimido, por lo que esperamos buena binocularidad, y por tanto buena estereopsis. Una personal con mala binocularidad raramente verá doble aunque se de desencadene un estrabismo agudo.

Es un poco lioso: por una parte están las funciones monoculares (agudeza visual, campo visual) y por otro las binoculares (estereopsis, visión doble, supresión). Pueden estar relacionadas, pero son cosas diferentes. Por ejemplo, un ojo «suprimido» suele ser además vago, y tener peor agudeza visual. Pero no siempre es así. Si por ejemplo se ha tratado con parches en la infancia, podemos solucionar el ojo vago y conseguir buenas visiones, y a pesar de ello el ojo suele suprimirse y no tenemos buena estereopsis.

Y seguimos. El ranking no ha hecho falta actualizarlo, porque ningún usuario registrado ha contestado la respuesta correcta (decididamente, me he pasado de dificultad, lo siento). Ya está puesta la pregunta de noviembre, así que ¡a jugar!. Ah, y no me he olvidado de la entrevista de radio, ya está puesta: este mes toca hablar del orzuelo.

Actualización 3-11-10: Me han escrito para preguntarme cuál era la correcta, parece que no lo he dejado claro; la opción correcta era la «e) Haber visto doble tras un golpe o por alcohol»

Comparte el artículo Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

6 Comments

  1. Diomedes
    3 noviembre, 2010

    Muy buenas,

    He de admitir que me ha parecido muy interesante la pregunta, y es por ello que querría que se me aclararan un par de puntos.

    No entiendo por qué se descarta tan a la ligera la opción «d». Una mala coordinación ojo-mano implicaría la carencia de estereopsis bruta (1.000 a 3.000 segundos de arco). El hecho de que un niño de pequeño reciba muchos pelotazos en la cara puede no ser sólo signo de torpeza, sino de ausencia de estereopsis. Probemos si no a prepararnos el desayuno con un ojo tapado; posiblemente acabemos barriendo la cocina.

    Por otro lado, la opción «e» (acertada), el ver doble tras un porrazo o durante una cogorza, es indicativo de que existe fusión, el segundo grado de la visión binocular, pero no necesariamente estereopsis. De hecho, la diplopía estando morado puede hacernos sospechar de una foria, que nuestra musculatura extrínseca ocular es incapaz de tolerar en esas condiciones. Es decir, que puede que incluso esa persona sea más propensa a tener una pobre estereopsis que una persona que de ninguna manera desalinee sus ejes visuales.

    Es todo. Espero impaciente una aclaración.

    Responder
    1. Ocularis
      3 noviembre, 2010

      Hola Diomedes:
      Lo que planteas tiene su fundamento desde el punto de vista teórico, aunque se puede refutar 🙂

      * La mala coordinación ojo-mano puede ser un problema de estereopsis …. si el paciente tenía espereopsis y la pierde bruscamente. La mayor parte de las pérdidas de estereopsis son crónicas, y habitualmente de la infancia. Una pérdida de estereopsis acompaña a una gran parte de ambliopías, y la ambliopía tiene una alta penetrancia en la población. Al igual que la ambliopía, tenemos estudios que demuestran que la frecuencia de mala estereopsis es alta, sobre el 1-2% de la población. Todas estas personas no tienen dificultades para coordinar el ojo y la mano. Esto es así porque la estereopsis es una de las herramientas que tenemos para calcular las tres dimensiones, pero no la única. El que no tiene estereopsis se maneja muy bien con los demás elementos, y no la necesita para las tareas habituales de visión cercana. La pérdida de estereopsis se manifiesta en momentos puntuales, en objetos que se mueven a gran velocidad sin referencias visuales adyacentes, como los juegos de pelota. Como ejemplo, todos los estrabismos constantes de la infancia no tienen estereopsis, y realizan tareas manuales de alta complejidad sin problemas. Así que sería tener buena coordinación ojo-mano no nos habla mucho de estereopsis.

      * Efectivamente, la diplopia de causa traumática o tóxica no implica estereopsis obligatoriamente, pero es el mejor indicativo de las cinco opciones propuestas. Lo que comentas de la foria es justo al revés: tiene una foria (como todo el mundo, que eso es normal), cuya musculatura extrínseca controla excepto en situaciones patológicas (intoxicación alcohólica, o un traumatismo que produzca una parálisis transitoria). Que uno necesite condicionantes «serios» para perder la fusión es un buen indicativo de que ésta va bien. La mayoría de personas con diplopia en esas circunstancias tiene una sensorialidad sana. Evidentemente, si hay una foria grande que exige mucho del mecanismo fusional, se descompensará antes. Pero una mala binocularidad la sospecharemos cuando la diplopia se desencadena ante mínimas alteraciones: con la fatiga o los nervios, no necesita un traumatismo o intoxicación para desencadenarse. Y ni aun así: una foria sintomática de ángulo alto normalmente tienen una aplitud fusional mayor que la media, digamos que tiene más fusión motora.

      Pero bueno, admito que este tema es complicado 😉

      Responder
  2. Diomedes
    3 noviembre, 2010

    Humm… Lo siento, soy contumaz.

    Los rasgos monoculares pueden valernos como sustitutos de la visión tridimensional, pero nunca al mismo nivel. Es cierto que el movimiento relativo de los objetos, el paralaje de movimiento, la interposición, el sombreado, la perspectiva, el tamaño relativo y la textura nos bastan para desenvolvernos con total diligencia en tareas cotidianas. Vale. Por otro lado, a partir de cierta distancia la estereopsis carece de importancia, pues la diferencia angular es mínima y ambas imágenes apenas se complementan.

    Ahora bien, es en las distancias cortas donde la estereopsis te la juega. Una persona carente de estereopsis difícilmente podrá, por ejemplo, desempeñar el oficio de relojero o practicar cirugía ocular (y mantengo que tendrá que barrer la cocina más frecuentemente que yo). Si la carencia es total, sostengo que experimentará dificultades en tareas no más alejadas que sus manos. Todo esto no implica que la calidad de vida de estas personas se halle mermada, a pesar de que la coordinación ojo-mano no sea óptima.

    Volviendo a la borrachera… No digo nada al revés. Tienen que ser muy grandes para que aparezca la visión doble. De hecho sólo me he topado con una persona a la que le haya ocurrido. Esta misma persona se ve afectada de diplopía también con la fatiga y, en efecto, su binocularidad es pésima. Es decir, considero el efecto de la doplipía por alcohol indicativo de fragilidad binocular.

    En cualquier caso, yo veo clara una cosa: la diplopía ocasional, como dije, puede ser significativa de fusión, pero no de estereopsis. Y por contra, una mala coordinación ojo-mano necesariamente implica una deficiente estereopsis (entiendo que nos movemos dentro del campo de la visión y no entramos a otras áreas cerebrales).

    Aparte de todo esto, no tengo tan claro que una foria sintomática de ángulo alto normalmente tenga una amplitud fusional mayor que la media. Otra cosa es que su vergencia fusional sea alta (pero no más alta de lo normar) y la tolere. En cualquier caso, una foria puede estar perfectamente detrás de una ambliopía, y ésta con supresión, con lo que ello implica.

    Nada nada, que yo voto por que «d» sea correcto. 😀
    Un saludo de un exóforico alto con una estereoagudeza de envidia.

    Responder
    1. Ocularis
      4 noviembre, 2010

      Me temo que no estás realizando una aproximación teórica correcta. Realizas varios «saltos de fe», varias conclusiones que te parecen lógicas pero no lo son. Por otra parte te he puesto ejemplos prácticos que contradicen tus conclusiones, que has pasado por alto.

      Los elementos monoculares no son sustitutos de la visión tridimensional. La visión tridimensional es producto de la integración cerebral de la información visual, y para ello nos servimos de elementos monoculares y elementos binoculares. Los monoculares no son «sustitutos». Cierto es que el que tiene todos los elementos tendrá una percepción tridimensional más completa, que se puede demostrar en la práctica en algunas circunstancias. En algunas. En este momento realizas el «salto al vacío»: dices que en las distancias cortas te la juegas, y una persona sin estereopsis no podrá ser relojero o cirujano oftalmólogo. ¿En base a qué?. Precisamente los objetos del tamaño que manipulamos con una mano, a distancia de brazo, son relativamente grandes para nuestra percepción, las velocidades son reducidas, y las pistas monoculares hacen muy bien su papel. Conozco relojeros y cirujanos oftalmólogos sin estereopis. Y otros cirujanos también. Y ahí están. Ten en cuenta que todos los estrabismos constantes tienen en principio estereopsis nula. Y tener estrabismo no supone limitación para casi ningún trabajo o función.

      A la borrachera: no estás aportando ningún dato. Conoces a una persona que …. con un ejemplo no puedes extrapolar nada, no es una forma de pensar nada científica. No hay que perder de vista cómo está redactada la pregunta. La gran mayoría de las personas que ven doble por una borrachera o un traumatismo tienen buena binocularidad. Sí que es cierto que si se emborracha una persona con mala fusión y otra con buena fusión, se descompensará la foria en el que tenga mala fusión motora. Pero que eso da igual, no mezclemos fusión motora con fusión sensorial, porque la sensorial está más relacionada con la estereopsis. Si uno tiene mala fusión motora pero tiene estereopsis, verá doble, pero ve doble precisamente porque no suprime, y si no suprime probablemente tiene buena estereopsis. Si alguien tiene mala estereopsis habitualmente es porque tiene buena capacidad de supresión, con lo cual al desencadenarse la foria, un ojo suprime y no ve doble. Por lo tanto, si hay diplopia, nos indica mala supresión y buena estereopsis.

      Por otra parte, la amplitud fusional es mayor en los casos de forias de ángulo grande, está en los libros y en los estudios de estrabismo, no hay mucho que discutir ahí.

      Sé que es complicado, me doy cuenta que has leído algo del tema pero no tienes bien asentados los conceptos de sensorialidad. Te aconsejo comenzar por lo básico porque detecto lagunas 🙂

      Saludos.

      Responder
  3. anonimo
    7 diciembre, 2010

    En primer lugar felicitarte por el blog Ocularis.

    Quería responder a este comentario en concreto:

    «Una persona carente de estereopsis difícilmente podrá, por ejemplo, desempeñar el oficio de relojero o practicar cirugía ocular (y mantengo que tendrá que barrer la cocina más frecuentemente que yo). Si la carencia es total, sostengo que experimentará dificultades en tareas no más alejadas que sus manos. Todo esto no implica que la calidad de vida de estas personas se halle mermada, a pesar de que la coordinación ojo-mano no sea óptima.»

    Tengo visión monocular por pérdita total de visión en un ojo en la infancia y te aseguro que no tengo ningún problema en la cocina.

    No soy relojero pero trabajo mucho con eléctronica y de torpe no tengo nada. Practico deportes relacionados con la velocidad en los que destaco sobre la media y también conduzco perfectamente. El único punto donde ando algo torpe es si me lanzan un objeto pequeño frontalmente y en deportes en el tenis y similares.

    Entiendo que alguien que con 30 años pierde la visión de un ojo tenga problemas de coordinación, pero alguien que en su vida se ha valido de la esteropsis no ha de tenerlos.

    En mi caso diría que me sirvo de las sombras de los objetos para calcular la distancia, pero no sabría explicarlo.

    Un saludo.

    Responder
    1. Ocularis
      9 diciembre, 2010

      Gracias por tu aporte. Efectivamente, y eso lo vemos en la práctica clínica, la pérdida de estereopsis apenas produce limitaciones prácticas.
      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *