Trivial oftalmológico: vigésima pregunta

La pregunta de abril, con una participación de 98 votos, decía así:

¿Qué alteración no puede ser compatible con una agudeza visual de 1.5?
a) Ambliopía (37%, 36 Votos)
b) Atrofia óptica (27%, 26 Votos)
c) Opacidad en el cristalino (15%, 15 Votos)
d) Opacidad en la córnea (12%, 12 Votos)
e) Glaucoma (9%, 9 Votos)

El enunciado habla de una agudeza visual de 1.5. Cuando hablamos de la agudeza visual explicamos que existen diferentes sistemas para medirla. El sistema anglosajón representa la agudeza visual mediante una fracción, pero el número expuesto corresponde a la escala decimal. En este sistema, un número próximo a cero indica una agudeza visual baja, y «1» la agudeza que consideramos que debe alcanzar un ojo sano. «1.5» es una agudeza visual llamativamente alta. Esto nos indica que la visión del campo visual central de ese ojo es muy buena. Eso es lo que estudia la agudeza visual: la «cantidad de visión» que tiene la parte central del campo de visión. No nos informa de la visión periférica.

Una atrofia óptica es el estado final en el que se encuentra el nervio óptico tras sufrir un daño. Se pierden fibras nerviosas (axones), y la cabeza del nervio óptico (papila), visible al examinar el fondo de ojo, cambia de color haciéndose más pálido. Esta pérdida de fibras nerviosas suele traducirse en un deterioro funcional: el ojo ve menos. Un ejemplo típico de atrofia óptica es la que se produce en el glaucoma. La pérdida de visión puede ser en el centro o en la periferia depende de cómo sea el daño, pero es muy habitual que las fibras que llevan la información del centro de la imagen no se afecten. Así, personas con atrofia óptica o glaucoma pueden conservar buenas agudezas visuales.

Lo mismo ocurre cuando hay opacidades en las lentes del ojo, que deben ser transparentes para dejar pasar la luz. Hablo principalmente de la córnea o el cristalino. Las opacidades que ocurren en las zonas periféricas suelen afectar poco o nada a nuestra visión. Incluso una opacidad leve en el centro de la córnea o el cristalino, puede mermar nuestra percepción de contraste o de colores pero conservando buena agudeza visual.

Por último, la ambliopía u ojo vago es una condición en la que se afecta el desarrollo visual durante la infancia, y los circuitos neuronales (tanto en el ojo como en el cerebro) son incapaces de procesar adecuadamente la información. La zona de visión más afectada es el centro, donde existe auténtica discriminación de perfiles y siluetas, donde tenemos la visión más fina. Aquí es donde se necesita mayor procesamiento neuronal, y donde más afecta la alteración del desarrollo que denominamos ambliopía. Y por definición, una ambliopía debe tener una agudeza visual por debajo de lo esperable. «1.5» no es sólo una agudeza de un ojo sano, sino que es llamativamente alta. Incompatible con una ambliopía. Es la respuesta correcta, que ha votado la mayoría simple de los participantes. Felicidades pues a los acertantes.

Está actualizado el ranking, cambiada la entrevista de la radio (este mes hablaremos de las condiciones visuales para conducir) y ya está disponible la pregunta de mayo. ¡A jugar!

Comparte el artículo Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

2 Comments

  1. Luigi
    3 mayo, 2011

    Hola, Ocularis. Sobre la respuesta de este trivial quería dar mi punto de vista. No contesté ambliopía porque consideré el sistema visual como un conjunto, y más para este caso, que es una cuestión cerebral. Es decir, aunque sé que puede haber los dos ojos afectados de una misma persona por ambliopía, caso de la catáratas congénitas, esto es un supuesto bastante menor considerando los casos de ambliopías. La inmensa mayoría de las ambliopías se dan en personas que tienen un solo ojo afectado. Por lo tanto, podría ser que una persona aquejada de ambliopía tuviera un 1.5 de agudeza visual. Por otra parte, me parecía bastante obvio a estas alturas del blog que una ambliopía considerada en un ojo, como haces, era claramente incompatible con semejante agudeza visual o que con una que fuera del 0.8, por tanto es que ni llegué a considerarla por demasiado fácil. No es que quiera discutirte la respuesta, tan sólo que vieras mi punto de vista. Saludos y gracias.

    Responder
    1. Ocularis
      8 mayo, 2011

      Me comentas que una persona de ambliopía puede ver 1.5 con el otro ojo. Así es, al igual que ocurre en la atrofia óptica, las opacidades de cristalino o córnea, y el glaucoma. Ninguna de las opciones implica bilateralidad. El glaucoma suele ser bilateral, y la ambliopía unilateral, por ejemplo, pero es relativamente habitual lo contrario. Y la atrofia óptica (si exceptuamos la glaucomatosa), suele ser unilateral. Si consideramos que vemos bien con el otro ojo, ninguna opción sería correcta. Pero si leemos más literalmente el enunciado, que habla de alteración y agudeza visual (sin especificar más, deberíamos considerar que hablamos del mismo órgano), entonces la correcta sólo es la ambliopía.

      La pregunta era fácil y por eso quizás te despisté.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *