Trivial oftalmológico: vigesimosexta pregunta

La cuestión de noviembre ha tenido una participación récord de 244 personas. La pregunta de mayor participación hasta el momento era la correspondiente a septiembre del 2009, la que sería la primera “pregunta trivial”. Como explicamos en el artículo de respuesta, participaron 202 personas. Este mes de noviembre hemos dejado el listón muy alto. Gracias a todos por participar  🙂

El texto decía así:

¿Cuántos músculos hay en el ser humano que participen directamente en la función visual?
a) de 7 a 11 (40%, 97 Votos)
b) de 13 a 16 (15%, 37 Votos)
c) de 19 a 21 (13%, 32 Votos)
d) de 22 a 26 (14%, 34 Votos)
e) de 27 a 32(18%, 44 Votos)

Pensaba que esta pregunta la había hecho fácil. Me equivoqué. Pero no nos adelantemos, vayamos a la pregunta. Tenemos que buscar los músculos que participan en la función visual. De los músculos del aparato visual he hablado mucho en el blog. Sobre el músculo ciliar tenemos muchos post. De hecho, siempre que hablo de la acomodación, el enfoque de cerca, la hipermetropía, la vista cansada, estamos hablando sobre él.

Por otra parte, tenemos que el iris es un tejido con capacidad de movimiento. Básicamente se “repliega” para aumentar el tamaño de la pupila, y se “cierra” para que la pupila se haga pequeña. Estos dos movimientos, que los he explicado por ejemplo aquí, se llevan a cabo por dos músculos, ambos contenidos en el propio iris. El esfínter del iris cierra la pupila y el dilatador del iris la abre. Por lo tanto, tenemos tres músculos dentro del ojo. En conjunto se denominan musculatura ocular intrínseca (Cuando en algún informe de oftalmología pone “MOI”, ya sabéis a qué se refiere).

Pero por fuera del ojo hay también músculos esenciales para la visión. En los diferentes artículos sobre el estrabismo hablo de ellos. Para cada ojo, son 6 en total: recto medio, recto lateral, recto superior, recto inferior, oblicuo superior y oblicuo inferior. Todos ellos están dentro de la órbita (la “cuenca del ojo”, la cavidad de hueso que contiene el ojo y sus anejos). Hay otro músculo más dentro de la órbita, que es el que se encarga de subir el párpado superior (vamos, “abrir los ojos”). Se llama elevador del párpado superior. Juntos, estos 7 músculos, conforman la musculatura óptica extrínseca (en un informe oftalmológico se abrevia como “MOE”).

Es fundamental que podamos abrir los ojos (separar los párpados), pero es igual de importante poderlos cerrar. El parpadeo es esencial para nuestro sistema visual, sin parpadeo no podríamos ver. Por lo tanto, tenemos que añadir un músculo más a la lista, el orbicular del párpado. No está ni dentro del ojo ni en la órbita, pero es vital para nuestra visión.

Haciendo las cuentas, nos salen un total de 11 músculos para cada ojo.

¿Puede haber alguno más?. Bueno, podría discutirse. Por ejemplo, hay una parte del elevador del párpado superior que se denomina músculo de Müller (la inervación no es voluntaria, sino dependiente el sistema simpático). Depende de libros, algunos lo consideran que forma parte del elevador, y otros lo ven como un músculo diferente. Por otra parte, existe un músculo auxiliar del orbicular, que le “ayuda” a abrir el párpado superior cuando el orbicular tiene dificultades. Es el músculo frontal. Que “participe directamente en la función visual”, que es lo que dice el enunciado, es muy discutible: sólo tiene un papel importante en casos en los que por cualquier causa el músculo elevador del párpado superior no hace correctamente su función. Y por último, el músculo ciliar tiene unas pocas fibras con una disposición diferente, que en global se denominan tensor de la coroides o músculo de Brucke-Wallace). Es más una curiosidad anatómica teórica, porque este músculo (si realmente lo queremos considerar como algo separado del músculo ciliar) no podemos decir que participe directamente en la función visual.

Así que de los 11 músculos que de verdad participan en la función visual, podemos añadir alguno más (quizás el músculo de Müller). Pero nos movemos en esas cifras: 11 ó 12. Por cada ojo. Y esto parece ser que ha sido la clave de la pregunta: por cada ojo. Pensaba que iba a ser una cuestión fácil, y la mayoría de los participantes ha caído en una trampa que no he puesto a propósito en la pregunta. De hecho, al poco de poner la pregunta y ver que la gente fallaba, aclaré el enunciado y avisé por Twitter, poniendo lo de “en el ser humano”, a ver si conseguía encarrilar mejor la pregunta. Si tenemos 11 ó 12 músculos por cada ojo, salen unos 22-24 en total. Y esa es la respuesta correcta, la “d) de 22 a 26”. Que es la que menos votos ha tenido. La mayoría ha votado la opción de 7 a 11, que correspondería a los músculos correspondientes a un ojo.

Queriendo hacer una pregunta sencilla me ha salido complicada, y el fallo debe ser mío porque preguntando en persona a un residente de oftalmología y a un oftalmólogo, ambos cayeron en la “trampa” de no pensar en binocular. Me tengo que esmerar en hacerme entender para las próximas preguntas.

El ranking no ha hecho falta actualizarlo (es la primera vez que no hay ningún usuario registrado que haya acertado). He puesto ya la cuestión de diciembre, la última de 2011. ¡A jugar!

4 Comments

  1. carmelo
    11 diciembre, 2011

    La verdad es que me parecia bastante claro que había que multiplicar por dos ya que al mencionar “en el ser humano” lo lleva implícito.

    Pero buscando por la web, en ningun sitio que describía los músculos del ojo, mencionaban los dos del iris. Y los dos de los párpados, dudé y no los puse por que pensé que no se consideraban.

    Yo creo que la pregunta estaba bien planteada y no tenia “trampa”.

    Responder
    1. Ocularis
      18 diciembre, 2011

      Yo también lo entiendo como bien planteada, de hecho no la he anulado, por decirlo así. Pero mucha gente ha caído en esa “trampa” que no he puesto a propósito y no era mi intención.

      Responder
  2. JJSC
    10 febrero, 2012

    Ocularis: en primer lugar enhorabuena por el Blog.

    Dos comentarios sobre el número de músculos del ojo.

    1.- Soy de la opinión de que el músculo de Müller se debe considerar como un músculo con entidad propia, y no sólo como un paquete de fibras que se separan del elevador del párpado. Por tres razones:
    – por su función: la contracción del elevador es la responsable de la apertura del párpado superior; mientras que, el músculo de Müller se encarga de mantener el “tono” de esa apertura, es decir, participa en la elevación del párpado pero regulando la posición de reposo con los ojos abiertos.
    – por la naturaleza de las fibras: el elevador es un músculo estriado, mientras que, el músculo de Müller está constituido por fibras lisas
    – por su inervación: como bien dices en tu artículo el músculo de Müller tiene inervación simpática; mientras que, el elevador está inervado por la rama superior del III par (el nervio motor ocular común)

    2.- Aunque con poca relevancia funcional, también deberíamos considerar el músculo retractor o tarsal inferior. Constituido fundamentalmente por fibras lisas originadas en la fascia del recto inferior que se insertan en el borde inferior del tarso.

    Un saludo.

    Responder
    1. Ocularis
      14 febrero, 2012

      Hola:
      Gracias por la aportación. Nada que objetar con el Müller, aparte de las diferencias histológicas, hay cuadros clínicos como el Horner que se entienden mejor cuando los consideramos dos músculos separados. Pero en los libros no se ponen muy de acuerdo, así que he dejado la cuestión abierta y en la respuesta he dejado un intervalo.
      En cuanto al músculo tarsal inferior hay más controversia. Aunque hay fibras lisas, realmente no tiene una actividad contráctil relevante. Cuando se exploran o se operan “los retractores” se consideran un sistema conectivo a modo de tendón o ligamento, que comunica las tracciones sin generar fuerza propia. Como tejido de sostén es importante, como son importantes los tendones cantales o los ligamentos cardinales. pero como músculo, bueno, poco hace, la verdad. De todas formas está muy bien especificar que hay más fibras musculares por ahí.

      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *