Unos ojos de cine (II)

Retomamos una serie de artículos (aquí está el primero) en donde queremos hablar sobre peculiaridades relacionadas con la oftalmología en las películas. En esta ocasión nos referirnos a una incorrección, algo que no funciona como nos lo quieren presentar en el cine, un poco al estilo de Malaciencia. No lo llamo “error” o “gazapo”, sino simplemente incorrección, porque lo podemos considerar simplemente una licencia literaria para darle más dramatismo a una escena.

El concepto lo he visto en varias películas, pero ahora mismo sólo recuerdo esta escena de El Señor de los Anillos. Cuando Frodo contempla el anillo en el momento en el que en éste se iluminan unas letras en rojo, se pueden ver esas letras reflejadas en la cara del hobbit. Cierto que como decía antes, es un detalle menor que no afecta para nada al argumento. Pero es importante tener bien claro que eso jamás podría pasar. Si miramos unas letras (o cualquier objeto simple) que brille, por muy intensa que emita su luz, no va a reflejarse de esa forma tan fiel en donde se proyecta.
¿Por qué?. Un cuerpo que emite luz (hablo de una fuente convencional, no de algunas especiales como un láser), al margen de la intensidad de ésta, la luz se dirige a todas las direcciones. “Ilumina” de forma difusa todo el entorno que le rodea.

Fijémonos en la fotografía de arriba: podemos definir claramente el contorno de la letra roja, perfilada en la piel de la mejilla. Eso significa que una parte de la piel está bien iluminada por el resplandor rojizo: aquí llega perfectamente los rayos de luz de la letra. Y justo al lado, no está nada iluminado. Para que se perfile tan bien la silueta tiene que haber un cambio estricto de iluminación, en la piel de al lado no llega nada de luz roja. ¿Y por qué no va a llegar?. Cada zona brillante de cada una de las letras emite luz en todas las direcciones, por lo tanto llegará de forma difusa a toda la piel de la cara la iluminación roja de todos los puntos brillantes de las letras. Por lo tanto, su cara puede adquirir un tono rojizo, pero no podrá tener esa imagen reflejada.

También lo podemos considerar desde otro punto de vista: en esta escena, Frodo era incapaz de ver las letras. Para que las pudiera ver tiene que llegar la luz de todas las letras a cada uno de los ojos. Vemos que la luz roja queda en sus mejillas, por debajo de la línea de los ojos. Por tanto, las letras son invisibles en ese momento para él.

Para conseguir ese efecto, de que se proyecte algo similar a una imagen, no podemos recurrir a “objetos luminosos simples” como mencionaba antes. Una forma sencilla de evitar que se propague la luz en todas las direcciones es “encapsular” la fuente de luz de forma que le ofrecemos un rango estrecho por donde salgan los rayos. Sería como los faros de un coche, que pueden proyectar en una pared una figura luminosa más o menos delimitada.  Tampoco conseguimos contornos perfectamente nítidos porque la fuente de luz sigue siendo un emisor de rayos divergentes: los rayos de luz, dentro del rango que permita la la zona de salida, seguirán siendo divergentes y el contorno entre luz-oscuridad no será completamente nítido.
Entonces, para conseguir el efecto de la película probablemente recurrieron a un sistema de proyección con lentes, similar al utilizado en los proyectores de cine, que cambian la dirección de la luz.

Comparte el artículo Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

2 Comments

  1. Madelyn
    18 enero, 2011

    Hola, aunque se que la pregunta no esta directamente relacionada con lo expuesto, al ver la palabra cine me llegó a la mente.
    ¿Puede un ambliope ver las imagenes 3D?

    Responder
    1. Ocularis
      19 enero, 2011

      Algunos sí y otros no. En el blog hay varios artículos sobre la visión tridimensional, puedes encontrarlos buscando “visión tridimensional” en el buscador del marco derecho.
      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *