El embarazo y los ojos

By | 5 abril, 2009

http://barabasilab.com/?er=clitoris-hard-using-viagra clitoris hard using viagra

El embarazo y los cambios hormonales

http://barabasilab.com/?er=viagra-find-viagra-sites-search-buy viagra find viagra sites search buy Pueden producir una progresión de la miopía. Quizás sea la única causa bien establecida de aumento “primario” de una miopía que no es progresiva.

viagra and hemmroids

http://barabasilab.com/?er=cialis-viagra-sale cialis viagra sale Se debe a los cambios hormonales, que estimulan una pequeña “remodelación”, un cambio en las proporciones del ojo, remedando los que se producen en las miopías primarias. Es fácil de entender si tenemos en cuenta que la miopía aparece o progresa principalmente durante el crecimiento (adolescencia, pubertad), por el efecto trófico (de crecimiento) de las hormonas. En todo el cambio hormonal de la mujer embarazada aparecen también ciertos efectos tróficos, que implican cambios anatómicos, aumentos de tamaño o de proporción. Si bien el que crece realmente es el feto, la futura madre también puede notar sutiles cambios.
La miopía que acontece durante el embarazo puede retroceder en las semanas o meses posteriores al parto, y quedarse la paciente con la misma miopía que antes. O bien quedarse como algo estable, y ser un aumento permanente. También hay que tener en cuenta que es sólo una posibilidad, no todas las embarazadas miopes van a sufrir una progresión. En cualquier caso, cuando una gestante quiere graduarse, muchas veces le aconsejamos que aguante con sus gafas hasta después de dar a luz, porque la graduación puede no ser estable en ese momento, y posiblemente haya que volver a cambiar los cristales poco tiempo después. De la misma manera, es habitual que cuando una mujer en edad fértil va al oftalmólogo para valorar cirugía refractiva (operarse la miopía), éste le pregunte si piensa quedarse embarazada próximamente. En caso afirmativo es aconsejable retrasar la cirugía para después. Y en cualquier caso, hay que informar de que tras la operación la miopía puede volver a aparecer debido al embarazo.

http://barabasilab.com/?er=viagra-trial-pack viagra trial pack

viagra and blood preddure

http://barabasilab.com/?er=playboy-viagra playboy viagra

El parto

http://barabasilab.com/?er=flomax-viagra-interaction flomax viagra interaction

canadian viagra costs

http://barabasilab.com/?er=generic-viagra-sales generic viagra sales

15 thoughts on “El embarazo y los ojos

  1. Nagore

    http://barabasilab.com/?er=viagra-online-generic viagra online generic Me quedan algunas dudas en el tintero. Por ejemplo, a parte de la propia aparición de esta miopia del embarazo, me parece más sorprendente aún que se corrija por sí misma, que desaparezca, no sé de cuántas diotrias máximo estamos hablando, me gustaria que concretases un poco más que es lo que sucede.
    También me llamaba la atención cuando oia hablar de la posible descalcificación que le puede ocurrir a una embarezada si no esta bien alimentada, es como si las necesidades de formación del bebé estuvieran por encima de las de la madre, claro que las consecuencias de falta de calcio para uno y otra no serían las mismas. Y echándole imaginación al asunto,más que otra cosa, me preguntaba si podría pasar algo parecido a esa descalcificación con los pigmentos que se acumulan en el fondo del ojo creo, y sólo ahí, y que no los podemos sintetizar, me parece, es así? Supongo que será una cantidad muy pequeña de pigmentos, pero ya deben pasar de la madre al bebé durante la gestación?
    Un saludo.

    Reply
  2. Nagore

    Hola,
    En el comentario anterior había hecho, por una parte, unas preguntas sobre la miopia en el embarazo, que has contestado, pero luego hice otras sobre los pigmentos, que nada tenían que ver con las primeras. En ningún momento he “asimilado” la progresión de la miopia con la descalcificación durante el embarazo, que era sólo un ejemplo. Creo que los pigmentos a los que me referia se llaman luteina y zeoxantina, y te preguntaba si podrían pasar de los que acumula la propia madre al hijo, caso que la madre no los incorpore suficientemente en su dieta. Era una suposión simplemente. No sé precisamente cuáles son las necesidades que tenemos de estas sustancias, en un adulto, en una embarazada o en el feto.
    Un saludo.

    Reply
  3. Ocularis

    Hay que tener cuidado en el terreno de los pigmentos oculares, no nos dejemos llevar por las conclusiones a las que nos quieren llevar ciertas farmacéuticas con un interés marcadamente comercial.
    Está claro que la descalcificación es un factor fundamental en la aparición de la osteoporosis. Sin embargo, no está nada claro el papel que juegan los pigmentos retinianos en las enfermedades maculares. Nos quieren hacer pensar que una pérdida de esos pigmentos producen la enfermedad, para que así tomemos los aportes vitamínicos que venden. Y el caso es que no han demostrado beneficio. Es perfectamente plausible suponer que lo que sucede es una muerte celular progresiva. Y ese hecho implica que baje el pigmento en la retina. Pero esa pérdida de pigmento es consecuencia de la enfermedad, no su causa.
    Un saludo.

    Reply
  4. victor

    hola ocularis

    a las mujeres que tienen desprendiemiento de vitreo posterior severo se les recomienda parto por cesarea??

    Saludos

    Reply
  5. Ocularis

    Las recomendaciones concretas deben individualizarse y realizarse en la consulta médica.
    Un saludo.

    Reply
  6. Cris

    Enhorabuena por el blog, ante todo.
    Soy matrona y me gustaría saber, a raíz de esto, si las miopías magnas operadas por láser (o la implantación de lentes intraoculares) también están expuestas a estos riesgos durante el embarazo y parto.
    Un saludo :)

    Reply
  7. Curioso

    Cito algo sobre el artículo que me ha llamado la atención y, con ello, creado algunas dudas.

    En otro artículo ya explicamos que este tipo de esfuerzos constituyen una maniobra de Valsalva, en donde se aumenta la presión de los tejidos del abdomen y del tórax, y esa presión se tranmite por los vasos sanguíneos hasta el ojo. Normalmente un ojo sano aguanta bien estos aumentos transitorios de tensión. Pero existen algunas retinas de riesgo, en las que hay lesiones que pueden desembocar en desprendimiento de retina.

    Si no he entendido mal tras leer el ‘otro artículo’ que mencionas, la maniobra de Valsalva consiste en aumentar la presión intraabdominal. Esto se consigue básicamente mediante la respiración, y aunque normalmente se hace de manera inconsciente, también es algo que se puede aprender a hacer, pues es de hecho práctica habitual de buceadores, practicantes de artes marciales, etc.

    En el otro artículo también mencionas que esto es causa de derrames en el ojo. Sin embargo, tras su lectura creí que era algo que solo afectaba a la parte anterior y externa del ojo. Sin embargo, aqui mencionas que también puede desprender la retina si ésta está predispuesta. (ej: miopía alta).

    Partiendo de que todo lo anterior sea correcto: ¿Es por tanto la maniobra de Mansalva un factor que desprende la retina, como lo es por ejemplo la tracción vítrea?, si es así, ¿de qué manera lo hace?

    Gracias de antemano.

    Reply
    1. Ocularis Post author

      No es un factor totalmente separado de la tracción vítrea. Las maniobras de Valsalva aumentan la presión en las venas del cuello y la cabeza. Los tejidos blandos de la órbita (la cuenca del ojo) son sensibles a los cambios de presión de las venas que drenan su sangre. Cambios más o menos bruscos en la presión que rodea al ojo pueden comprimir y descomprimir la esclera, haciendo varias su forma y volumen. Si una zona de la retina está anclada al vítreo y a la vez a la coroides y la esclera, si movilizamos la esclera desde el exterior también podría ser un factor para que aparezca una rotura.

      Reply
  8. cristina

    Me gustaría que dejases referencia de artículos en los que se hable de evidencia científica a la hora de asegurar que tras el embarazo o a lo largo de él puede aumentar esta miopía.

    Reply
    1. Ocularis Post author

      Perdón por el retraso:
      – Manifestaciones oftalmológicas de las enfermedades generales. LXXVI Ponencia oficial de la Sociedad Española de Oftalmología 2001, pág 397
      – The effect of pregnancy on corneal curvature, Park SB. CLAO J 1992; 18: 256-259
      – The pregnant woman’s eye, Sunness Js. Surv Ophthalmol 1991; 98: 1667-1673

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *