Trivial oftalmológico: trigesimotercera pregunta

La cuestión del mes de junio ha tenido una participación de 193 personas y decía así:

La pérdida funcional de cualquiera de las siguientes partes del ojo amenazan la función visual. ¿Cuál es la más difícil de solucionar?
a) Córnea (33%, 63 Votos)
b) Iris (7%, 15 Votos)
c) Cuerpo ciliar (19%, 37 Votos)
d) Cristalino (18%, 34 Votos)
e) Vítreo (23%, 44 Votes)

Se trataba de una pregunta difícil. La mayoría de los votos, con un tercio del total, ha ido a la respuesta “córnea”. Sabemos que es un tejido de vital importancia para nuestra visión. Es la lente más importante de nuestro ojo, y tiene que tener una transparencia completa, y ser muy regular y simétrica. Además debe tener una curvatura muy concreta, proporcionada para nuestro ojo en particular.
Sin embargo, si la córnea deja de funcionar correctamente, tenemos algunas estrategias para solucionar el problema. No significa que tengamos solución para todos los problemas corneales, ni mucho menos, pero hay cosas que se pueden hacer. Dependiendo de la causa, existen tratamientos en forma de colirio que pueden favorecer la resolución de una úlcera, la regresión de una opacidad, etc. En casos de córneas no viables, habitualmente hay una solución “final” que es el trasplante de córnea (queratoplastia), del que ya hemos hablado. Está el trasplante “clásico” donde se recambia la zona central de la córnea por completo, y técnicas más novedosas en las que sólo se cambian unas capas concretas de la córnea. Estas últimas cirugías están evolucionando y mejorando en pocos años, y tenemos varias modalidades: queratoplastia lamelar anterior profunda, trasplante de endotelio, etc. El caso es que, aunque se trata de procedimientos complejos y avanzados, con sus complicaciones y riesgos, tenemos opciones quirúrgicas. No es que sea fácil de solucionar, pero podemos hacer algo.

Me ha sorprendido que la segunda respuesta en número de votos sea el “vítreo”. Sabemos que el gel vítreo es es un tejido sin apenas células que ocupa la mayor parte de la cavidad ocular. Simplificando un poco, su función en el ojo formado es “ser transparente”. Cuando se vuelve opaco (si hay una inflamación, o se llena de sangre, por ejemplo), perdemos visión. Muchas veces estos problemas se resuelven solos (el vítreo se “limpia”, se va recambiando y aclarando), o tratando la causa. Si queda una opacidad permanente que afecta seriamente a la visión, tenemos la opción quirúrgica. Se trata de eliminar el vítreo. La operación se denomina vitrectomía, que significa la extracción del vítreo. Hemos hablado de ella varias veces, como por ejemplo cuando tratamos un desprendimiento de retina.El vítreo puede eliminarse del ojo y éste sigue funcionando bien. En comparación con otros problemas oculares, podemos considerarlo más fácil.

Del cristalino podríamos decir lo mismo, aunque con matices. El cristalino es la lente que tenemos detrás del iris, que cuando se opacifica hablamos de cataratas. De todos es sabido que las cataratas se solucionan bastante bien. Por lo menos, los que se operan de cataratas suelen estar muy satisfechos con esa cirugía. A esta operación le hemos dedicado numerosos artículos, como éste. Es cierto que “solucionamos” el problema,  el ojo recupera una buena función visual, pero con matices. El ojo de un joven enfoca bien a todas las distancias porque el cristalino se adapta, cambia su forma. Cuando quitamos el cristalino y ponemos una lente intraocular (un cristalino artificial, si lo queremos decir así), ésta no se adapta realmente a la distancia que queremos. Tenemos lentes multifocales, y lentes pseudoacomodativas; diferentes estrategias para intentar conseguir una buena visión a todas las distancias. Si bien se ha avanzado mucho en este campo, y hay mucha gente operada con estas lentes que está satisfecha con el resultado, la verdad es que todavía no hemos alcanzado la calidad visual que tiene un cristalino joven. [ Nota: a pesar de lo que podamos leer por ahí, todavía no solucionamos de verdad la vista cansada]. La cosa se complica si hablamos de cataratas en edades precoces, en especial en la infancia. Es todo un desafío la cirugía de catarata en el niño, y tan complicado o más es la rehabilitación visual posterior. Con lo cual no podemos decir que los problemas de cristalino siempre sean fáciles de solucionar. Pero tenemos una cirugía para ello.

El iris, aparte de hacer bonito, tiene una función importante. Es un filtro que regula la cantidad de luz que entra en el ojo, ajustando la iluminación y permitiendo que nuestra retina trabaje con intensidad luminosa que necesita. También hay algún post que habla sobre el tema. Menos conocida es la función del iris de aumentar la profundidad de foco. Son muchas las circunstancias que pueden afectar la función del iris, desde las más severas como la aniridia, a otros problemas adquiridos que alteran el movimiento o la integridad del iris. En estos casos perdemos nuestra adaptación luminosa, lo que puede llegar a ser altamente incapacitante. Por suerte, hay medios para controlar la luz que llega al ojo: gafas de sol, lentillas con filtros, incluso se puede intervenir para poner un “iris artificial”.

De todos los tejidos oculares que había en la pregunta, probablemente el menos conocido es el cuerpo ciliar. Se encuentra entre la retina y el iris, una parte poco conocida del ojo. Su función, aparte de “sujetar el cristalino” (los ligamentos que mantienen al cristalino en posición se anclan en el cuerpo ciliar), es la de producir el humor acuoso. Tengo un artículo bastante viejuno (de hace 6 años; este blog se está haciendo bastante mayor) en el que hablamos del humor acuoso: ese líquido que es agua con pocas cosas disueltas, que rellena la parte delantera del ojo. Baña la cornea por dentro, el iris, el cristalino. Y es el responsable de mantener la presión intraocular. Se produce en el cuerpo ciliar y drena por el trabeculum (una pequeña malla que hay en el ángulo que forma la córnea y el iris). Por suerte, el cuerpo ciliar (ese gran desconocido que está escondido detrás del iris, que no tiene tanta fama como la retina, la córnea o el nervio óptico) es muy fiable. Es muy raro que falle y deje de producir humor acuoso. Cuando lo hace habitualmente es debido a una complicación de una cirugía, a un traumatismo severo o a un deterioro grave del ojo. Cuando el ojo es funcional y su principal problema es que no funciona bien el cuerpo ciliar, lo que sucede es que no se produce adecuadamente el humor acuoso, con lo que baja la tensión de éste. Tener la tensión del ojo alta es muy frecuente: normalmente lo que falla es el drenaje (trabeculum). Para esto tenemos tratamientos en colirios, en comprimidos, láser, cirugía. Pero para la tensión baja no hay nada de eso. Decía que por suerte es un problema que nos enfrentamos pocas veces. Pero cuando el cuerpo ciliar falla (normalmente porque se desprende), tenemos muy pocas herramientas terapéuticas. Y las consecuencias son graves: un ojo !sobrevive! mucho tiempo con una tensión baja.

En resumen y generalizando mucho: una córnea podemos acceder a ella y tratarla con medicamentos de muchas maneras, y trasplantarla si la cosa va mal. Un iris podemos suplirlo con diferentes estrategias, incluida la cirugía. El cristalino lo podemos sustituir, el vítreo lo podemos quitar. Pero no podemos arreglar fácilmente un cuerpo ciliar que no funciona. Podemos poner antiinflamatorios, pero eso como mucho puede “ayudar” a que el problema se vaya solucionando por sí mismo. Se puede operar la causa (un desprendimiento coroideo que desprende el cuerpo ciliar), pero en realidad no podemos actuar directamente sobre el cuerpo ciliar. No lo podemos sustituir de ninguna manera. Lo que hacemos es intentar mantener el ojo, darle tiempo a que se vuelva a producir humor acuoso. Se puede inyectar gas dentro del ojo para mantener la presión, ganando unos días de tiempo. Pero si el cuerpo ciliar es incapaz de funcionar,  la oftalmología todavía no ha encontrado una solución.

Por tanto, la respuesta correcta es la “c”, que estaba en tercer lugar con 37 votos.

Esta vez no ha habido acertantes registrados, así que el ranking no se modifica. Ya he puesto la pregunta de julio, así que ¡a jugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *